ZTE Grand S Flex

La firma china ZTE no es exactamente un fabricante aspiracional. No se encuentra entre las grandes compañí­as que han conseguido hacerse con un lugar de excepción entre los principales vendedores de móviles y smartphones, pero tampoco es una completa desconocida dentro del mercado. Entre los lanzamientos más destacados con los que se ha prodigado este año destaca el ZTE Grand S Flex. Estamos ante un terminal con el que comprenderí­amos un concepto a medio camino entre el móvil de gama media-alta y el buque insignia. Le faltan algunas prestaciones para poder hacerse con el cetro del catálogo del fabricante, pero en contrapartida se presenta con un precio, en formato libre, muy sugestivo: unos 350 euros.

ZTE Grand S Flex

No obstante, la operadora española Yoigo nos pone por delante la oportunidad de conseguir este equipo con pantalla táctil de cinco pulgadas y conectividad 4G por 270 euros. Al menos, ese es el precio que tendrí­amos que pagar si abonásemos la totalidad de lo que se nos pide al contado, ya sea cursando una portabilidad o una nueva alta. De hecho, con los cambios de operador para irnos con Yoigo, siendo nuestra relación con la compañí­a saliente de prepago, o solicitando un nuevo número, sólo podrí­amos acceder a la oferta pagando de una vez esos 270 euros. Cosa distinta serí­a si decidiésemos cursar una portabilidad de contrato a contrato. Siendo así­, las combinaciones se abren en cuatro posibilidades.

ZTE Grand S Flex

Para empezar, si contratamos la tarifa Infinita 15, deberí­amos pagar el ZTE Grand S Flex en dos partes. Por un lado, desembolsarí­amos 30 euros en un primer abono, entregando otros 240 euros, que se repartirí­an en 24 plazos de diez euros mes a mes. En total llegarí­amos a los mismos 270 euros que costarí­a el terminal costeándolos de una sola vez. Otra opción nos llevarí­a a suscribir la tarifa del cero, con lo que entregarí­amos 120 euros por el ZTE Grand S Flex en el momento de la compra, trasladando el pago de otros 120 euros en plazos de cinco euros durante dos años. Ahora el precio baja hasta los 240 euros, por lo tanto.

Seguimos y ahora comprobamos que si nos hacemos clientes de Yoigo con la tarifa Infinita 20 tenemos a nuestra disposición la posibilidad de conseguir el ZTE Grand S Flex por 120 euros. Pero no pagándolos de una vez, sino dándole a la operadora 48 euros en una primera entrega inicial, repartiendo el resto en cuotas de tres euros, de nuevo, durante 24 meses. Con esto, pasarí­amos a la opción más llevadera y económica. Este escenario se ciñe sobre las tarifas Infinita 25 e Infinita 35, que nos libran de hacer cualquier tipo de pago inicial para abonar la totalidad del ZTE Grand S Flex en plazos que se distribuyan durante dos años. Como en el caso anterior, pagarí­amos tres euros todos los meses que, al final, nos llevarí­an a desembolsar en total 72 euros. Siendo así­, el ahorro respecto al precio libre del ZTE Grand S Flex es más que sustancial, aunque ello nos lleve a firmar un compromiso de permanencia de dos años.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,