Sony Xperia M

Quienes anden a la búsqueda de un móvil inteligente que tenga de todo en lí­neas generales aunque sin tener que realizar un importante desembolso tienen en el Sony Xperia M una opción muy apropiada. Este teléfono combina las posibilidades de una pantalla táctil de cuatro pulgadas con la presencia de una cámara de fotos de cinco megapí­xeles (capaz de filmar ví­deos con calidad FullHD) y la potencia de un procesador de doble núcleo a un GHz. Además, se puede conseguir por un precio realmente competitivo dentro del mercado de dispositivos libres: unos 190 euros que resultan muy apropiados en relación a sus prestaciones.

No obstante, quienes no tengan reparos en conseguir el teléfono con la ayuda de Vodafone, teniendo en cuenta las condiciones que la operadora de origen británica impone, podrí­an acceder a interesantes ofertas. No obstante, como decimos, para ello, habrí­a de aceptar un compromiso de permanencia de dos años con la compañí­a, algo que quizás pueda verse compensado por el precio final a pagar por el Sony Xperia M y, sobre todo, por la flexibilidad en los pagos.

Sony Xperia M

Una vez aceptado esto, hay que tener en cuenta que en todas las tarifas vinculadas al dispositivo, e independientemente de si cursamos una portabilidad, una migración o una nueva alta, se incluye un extra mensual de 6,05 euros que considerarí­amos parte de la financiación de los 145,2 euros que nos acabarí­a por costar el Sony Xperia M de base cuando pasaran los 24 meses de compromiso con Vodafone. La cuestión es si queremos pagar sólo esa cantidad o si no nos importa añadir una cantidad adicional en concepto de abono inicial.

Lo más conveniente para que el Sony Xperia M nos salga por el menor dinero posible es realizar una portabilidad de contrato a contrato o una migración de nuestra lí­nea prepago con Vodafone a una de contrato. Siendo así­, sólo tendrí­amos que asumir las 24 cuotas de 6,05 euros a las que hemos hecho alusión, y ello sin importar la tarifa que elijamos. Así­ de sencillo. La cosa cambia cuando lo que solicitamos es una portabilidad de prepago a contrato desde otra operadora. En este caso, de nuevo, la tarifa que seleccionemos no condicionará el precio a pagar: cualquiera de ellas (Vodafone Base GB, las tres opciones Vodafone Smart, las cuatro variables Vodafone RED o la Vodafone YU) nos llevará a pagar casi 50 euros por el Sony Xperia M. Esto, sumado a los poco más 145 euros repartidos en 24 plazos, nos darí­a un total de casi 200 euros (194,2 euros, para ser exactos).

La situación es similar, aunque algo más elevada en precio, si el cliente solicita una nueva alta con Vodafone durante la compra del Sony Xperia M. En este caso, habrí­a que desembolsar al contado casi 70 euros en el momento de la compra. Y, de nuevo, pagarí­amos cuotas mensuales de 6,05 euros durante dos años, resultando en suma un precio de casi 215 euros por el dispositivo cuando terminara el compromiso de permanencia suscrito.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,