Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung desveló sus nuevos buque insignia el pasado 1 de marzo. Sí­, en plural, porque el Samsung Galaxy S6 no llega sólo, lo hace de la mano del Samsung Galaxy S6 edge, la versión con pantalla curva. Ambos se pusieron a la venta en España el pasado viernes y hemos tenido la oportunidad de probar y analizar el modelo de panel curvo. La diferencia entre éste y el de pantalla plana es básicamente esa, pero no es la única.  Samsung incluye algunas funciones especiales, pero lo que de verdad marca la diferencia es el precio. El modelo con 32 Gb de capacidad cuesta 850 euros, frente a los 700 euros del Samsung Galaxy S6 en el modelo de la misma capacidad. No hay duda de que el Samsung Galaxy S6 edge es un smartphone caro, pero no sólo para el usuario, también es el móvil más caro de Samsung en términos de fabricación.

samsung galaxy s6 edge

La pantalla curva del Samsung Galaxy S6 edge es la principal responsable de que su coste de fabricación sea el más alto de Samsung hasta la fecha. El blog Recode.net ha desglosado los precios del dispositivo por componentes, estimando que la versión de 64 Gb le cuesta a Samsung unos 290 dólares. Para hacernos una idea, lo comparan con el coste de fabricación de otros móviles como los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, que le cuestan a Apple 247 y 263 dólares respectivamente. Estas cifras solamente contemplan los materiales y el coste de montaje, pero deja fuera otros aspectos como el software, la campaña de marketing o los costes de distribución, por lo que el Galaxy S6 edge le cuesta todaví­a más a Samsung.

Si lo enfrentamos al Samsung Galaxy S5 (256 $), el nuevo smartphone de pantalla curva de la marca coreana cuesta 34 dólares más de fabricar y en el caso del Galaxy S4 (244 $) la diferencia aumenta a 46 dólares. Además, en Recode.net también han desglosado los precios por piezas. No sorprende que la pantalla sea la más cara de todas, con un precio aproximado de 85 dólares. Le sigue el procesador Samsung Exynos 7420 con un coste de 29,50 dólares y la memoria RAM (3GB DDR3) y memoria flash (64 Gb), que valen 27 y 25 dólares respectivamente.

El Samsung Galaxy S6 edge es un terminal pensado para los usuarios que buscan un diseño más sofisticado y, sobre todo, exclusivo, pero que también estén dispuestos a pagar los 850 euros que cuesta la versión más económica. El modelo de 64 Gb sube a 950 euros y el de 128 Gb se dispara a 1.050 euros. Como decí­amos, también integra algunas funciones especiales como People Edge, que nos permite añadir cinco contactos favoritos o el reloj nocturno. Por lo demás, tanto el Samsung Galaxy S6 como el Samsung Galaxy S6 edge, cuentan con el mismo perfil técnico. Sus prestaciones más importantes son la pantalla Super AMOLED HD de 5,1 pulgadas, el procesador Exynos y también su cámara, que ha mejorado de forma notable.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...