Candy Crush Saga

“Varón. 29 años. Rotura de tendón por abuso de Candy CrushSi los hospitales fueran como en la serie Hospital Central, esto es lo que hubiera dicho el médico del Samur al llegar a Urgencias. Suena a chiste, pero ha sucedido en Estados Unidos y lo publican en JAMA, una publicación médica internacional. Parecí­a que el Candy Crush se estaba pasando de moda, pero hay quien sigue de lo más enganchado, hasta el punto de llegar a romperse el tendón de su pulgar izquierdo. Tanto deslizar y pulsar para romper los caramelos de este adictivo juego hizo que la mano de este individuo se rindiera y tuviera que acudir a urgencias, donde se le practicó una cirugí­a para reconstruir el tendón dañado. Una lesión de este tipo es bastante grave y suele producirse por caí­das o golpes fuertes, no por pegarle a un juego durante mucho tiempo, claro que si te pasas dos meses jugando al Candy Crush la cosa cambia.

Candy Crush Saga

El paciente aseguró que el juego era una especie de actividad secundaria, pero continuada durante un periodo de entre seis y ocho semanas, que se dice pronto. Usaba su mano izquierda para jugar, mientras que  con la otra iba haciendo otras cosas. Además afirmó no ser adicto al juego, sino que lo usó como distracción en una época de transición entre trabajos. No notó ningún dolor previo mientras estaba jugando, únicamente cuando el tendón se rompió y tuvo que acudir a urgencias. El informe de JAMA destaca que los videojuegos pueden llegar a calmar el dolor al requerir un alto nivel de concentración, algo así­ como un calmante digital. Tan concentrado estaba, que cuando se dio cuenta del problema, el dolor era muy intenso y lógicamente no podí­a mover el pulgar. El Candy Crush no nos obliga a hacer gestos complicados sobre la pantalla, todo lo que hay que hacer es deslizar ligeramente los caramelos para crear combinaciones. En este sentido, juegos como Fruit Ninja parecen mucho más peligrosos. La moraleja es que si abusamos de algo, al final acaba pasándonos factura.

El Candy Crush ya no está tan de moda, principalmente porque muchos de los jugadores más acérrimos ya se han cansado de intentar superar esos niveles tan complicados. El juego de romper caramelos causó furor en todo el mundo y no era raro encontrar gente dándole en el metro, esperando el autobús e incluso en la oficina. Sin embargo, no conocí­amos ningún caso tan extremo en el que la afición a este juego haya acabado en el hospital. Sí­ que se han publicado casos de usuarios que gastaron miles de dólares en compras integradas de la aplicación. El informe de JAMA apunta al uso de videojuegos como calmantes, pero destacando los peligros que pueden desembocar en un abuso y adicción de los mismos, y a veces hasta en una visita a urgencias.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.