Hacer buenos selfies

Llega la Navidad, y con ella se acercan las reuniones familiares en las que, sin lugar a dudas, una de las palabras más repetidas será “selfie“. Pero, para hacer un buen selfie, resulta imprescindible tener unos mí­nimos conocimientos de fotografí­a aplicada a la telefoní­a móvil. Por mucho que la cámara frontal de nuestro móvil presuma de términos como los megapí­xeles, el gran angular o la apertura, somos nosotros los que marcamos la calidad final de la auto-fotografí­a. Por ello, en esta ocasión traemos cinco consejos para hacer un selfie perfecto.

Hacer buenos selfies1. La iluminación, siempre dirigida hacia ti

La luz ayuda a resaltar los rasgos de la cara, y a la hora de hacer un selfie resulta fundamental que nos aseguremos de que tenemos la iluminación apuntando hacia nuestro rostro, y no al contrario. Si estamos al aire libre, tenemos que posicionarnos de tal forma que el sol nos ilumine la cara; si estamos de dí­a en interiores, debemos asegurarnos de no hacer el selfie teniendo detrás una ventana o una puerta de cristal, porque la luz que entre por detrás estropeará la imagen y hará que el brillo de nuestro rostro se reduzca al cero; y, si estamos de noche en interiores, de lo que tenemos que asegurarnos es de que las fuentes de iluminación artificial más luminosas (una lámpara, por ejemplo) queden delante de nosotros a la hora de hacer la auto-fotografí­a.

2. Regla de los terciosHacer buenos selfies

La regla de los tercios también se puede aplicar en los selfies, y se trata de una buena forma de asegurarnos de que la imagen queda proporcionada respecto al espacio que ocupa nuestro rostro en la fotografí­a. En lugar de colocar nuestro rostro en el centro de la imagen, según esta regla es recomendable que nos coloquemos en un lado de la imagen, para así­ ayudar a crear un mayor impacto del escenario que tengamos detrás. Para ayudarnos a conseguir este resultado, no está de más que activemos la opción de la cuadrí­cula en nuestro móvil, una opción que podremos encontrar tanto en los móviles Android como en los iPhone.

3. Algún que otro filtro no viene mal

Dí­cese que la vida serí­a mucho más atractiva si tuviera filtros de Instagram, y lo cierto es que esta afirmación tiene su razón de ser. No es mala idea utilizar filtros en un selfie, aunque de hacerlo debemos huir de los filtros que traen por defecto las aplicaciones de las cámaras, y en lugar de ello hemos de recurrir a aplicaciones profesionales tales como FX Photo Studio, Filterra o FACIE, siendo esta última especialmente recomendada a la hora de hacer selfies.

4. Cuidado con el Modo Belleza

En los últimos años, muchos teléfonos inteligentes han comenzado a incorporar una opción que responde al nombre de “Modo Belleza“. Esta opción se encarga de corregir en tiempo real los rasgos de la cara, ofreciendo un aspecto mucho más liso y uniforme en el rostro. Eso sí­, debemos tener mucho cuidado a la hora de utilizar el Modo Belleza en un selfie, ya que si nos pasamos con el filtro podemos acabar pareciendo seres extraterrestres traí­dos de otro planeta.

5. El palo selfie, para cuando la mano no da más de sí­

Puede que su popularidad no esté acompañada de una buena reputación, pero lo cierto es que el palo selfie puede ser un gran aliado a la hora de hacer fotografí­as de auto-perfil en grupo. A la hora de inmortalizar una fotografí­a de auto-perfil con varias personas, lo más recomendable para que nadie salga cortado en la imagen es utilizar un palo para selfies. Y para ello no hace falta que nos gastemos el dinero en un palo con control remoto, ya que cualquier teléfono inteligente incorpora una opción de temporizador en la cámara que permite hacer la fotografí­a pasados algunos segundos de la activación.

Imágenes publicadas originalmente por samsung.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.