JAQ cargador de agua y sal

La duración de la baterí­a es el eterno dolor de cabeza de los usuarios de dispositivos móviles. ¿Cuántas veces te has visto desesperado buscando un enchufe para recargar tu terminal? Si bien es cierto que hay en el mercado gran variedad de modelos de baterí­as portátiles, éstas más que una solución son un apaño al problema que representa el hecho de que prácticamente ningún móvil es capaz de acompañarnos la jornada completa con una única carga. Los fabricantes, por su parte, se las ingenian cada dí­a para crear baterí­as externas que sean capaces de dotar a los móviles de la autonomí­a añorada, como JAQ, un cargador para móvil que funciona con agua y sal. 

JAQ es una propuesta innovadora de la empresa sueca MyFC, capaz de cargar la baterí­a del móvil gracias a una reacción quí­mica que genera energí­a al mezclar el agua con la sal. Así­, el cargador está integrado por un dispositivo hueco al que hay que introducirle una tarjeta, que denominan PowerCard, dentro de la cual va la solución de agua salada responsable de causar la reacción quí­mica que conlleva a la producción de electricidad para cargar la baterí­a del terminal móvil. Es decir que la PowerCard es una especie de combustible que alimenta al cargador.

Luego el cargador se conecta al teléfono móvil a través de un cable USB, como se hace con el resto de las baterí­as portátiles que existen en el mercado, y proporciona hasta 1.800 mAh al dispositivo, lo suficiente para dar algunas horas de autonomí­a a un teléfono móvil o tablet. Ahora bien, merece la pena destacar que cada ‘PowerCard‘ es de un solo uso, es decir, que cada una de estas tarjetas produce la reacción quí­mica capaz de generar la energí­a eléctrica para una recarga de baterí­a, y luego debe ser desechada, y sustituida por una nueva PowerCard.

 

JAQ cargador 2

¿Cuánto cuesta recargar el móvil con JAQ? Si bien esta opción para cargar la baterí­a de tu móvil no impactará en la factura de la luz, tampoco se trata de una solución gratuita, y no vale que mezcles agua y sal en el cargador para conseguir la energí­a, sino que debes comprar tantas PowerCard como recargas quieras hacer. Así­, el fabricante ofrece en su sitio de Internet la opción de suscribirse a un plan de una recarga diaria durante dos años: enví­an las PowerCard necesarias para tal fin a un precio promocional de 4,90 euros al mes. Aunque JAQ aún no está en venta, ya puede hacerse su reserva a través de la Web.

La duración de la baterí­a es uno de los principales aspectos en los que trabajan los distintos fabricantes de teléfonos móviles. Actualmente se investiga el uso de nuevos materiales que permitan la construcción de baterí­as ligeras y más duraderas. De momento, tenemos que conformarnos con mejoras como la carga rápida que poco a poco se va convirtiendo en un elemento clave de la gama alta y que si bien no soluciona de raí­z el problema, sí­ que resulta un apaño.

En este contexto, propuestas como esta de JAQ destacan en el mercado de la movilidad, además, por aspectos medioambientales: por un lado implica el uso de otras fuentes de energí­a, además de que tanto el cargador como las tarjetas de recarga están hechas con materiales reciclados, y una vez utilizadas pueden desecharse como un residuo menos contaminante que las baterí­as tradicionales. 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,