Samsung Galaxy A5 2016

El Samsung Galaxy A5 (2016) es uno de los componentes de la nueva gama media de Samsung. Un equipo que combina un conjunto de caracterí­sticas notables con un diseño a la altura del Samsung Galaxy S6. Laterales metálicos, carcasa de cristal y un cuerpo muy fino se unen para conseguir uno de los terminales más elegantes del mercado. Y todo ello con la ventaja de no tener que pagar el mismo precio que por un smartphone tope de gama, ya que lo puedes encontrar en el mercado por 430 euros. Hemos reunido en este artí­culo las cinco novedades más importantes con los que nos llega este equipo respecto al Samsung Galaxy A5 de 2015. Aquí­ las tienes.

1.Baterí­a de 2.900 miliamperios

Parece que este año, por fin, las baterí­as darán un salto clave respecto a los años anteriores. Y el Samsung Galaxy A5 de 2016 es el equipo que abre la veda, con una baterí­a que llega hasta los 2.900 miliamperios. Esta es una capacidad superior a la de un equipo de primera lí­nea con tamaño cercano como es el Samsung Galaxy S6 Edge (2.600 miliamperios). Este salto le permite al Galaxy A5 de 2016 marcar unos tiempos de hasta 14 horas de reproducción de ví­deo o 16 horas de navegación WiFi. Toda una garantí­a para llevarnos el equipo en viajes largos o desplazamientos sin tener que estar pendientes de un enchufe cercano.

2. Pantalla Full HD de 5,2 pulgadas

Otra de las novedades importantes de este modelo es su panel. La compañí­a coreana vuelve a apostar por la tecnologí­a Super AMOLED, pero introduce dos mejoras. Por un lado, el tamaño de pantalla crece desde las 5 pulgadas a las 5,2 pulgadas. Pero sobre todo, la caracterí­stica más interesante es su resolución Full HD de 1.920 x 1.080 pí­xeles, frente a la resolución HD del año anterior. Gracias a eso, podremos ver los contenidos del teléfono con un mayor nivel de detalle.

3. Estabilizador óptico de imagen en la cámara

La cámara trasera del Samsung Galaxy A5 (2016) mantiene la misma resolución de 13 megapí­xeles, pero incorpora una apertura más competitiva de f/1.9 y un estabilizador óptico de imagen. En el primer caso, tendremos un sensor que tomar mejores fotos en condiciones de poca luz, mientras que el estabilizador óptico de imagen nos permite tomar fotos y grabar ví­deos más estables. Si quieres ver cómo se graban los ví­deos en este teléfono puedes ver el ví­deo justo por debajo de este párrafo.

4. Procesador de ocho núcleos 

Otro de los puntos que nos han gustado mucho en este terminal. Frente al chip de cuatro núcleos del año pasado, la compañí­a coreana se ha decidido por un procesador de ocho núcleos con velocidad de 1,6 GHz. Se trata de un paso adelante en el rendimiento y una garantí­a para correr con buena fluidez juegos potentes como el Asphalt 8: Airborne. 

5. Interfaz menos cargada

Esta es una novedad que el Samsung Galaxy A5 (2016) comparte con los lanzamientos de los últimos meses de la firma, pero sigue siendo un punto que merece la pena destacar. Y es que Samsung ha decidido aligerar bastante su cupo de apps preinstaladas, dejando a la elección de los usuarios la descarga de muchas de ellas. De esta forma se consigue un rendimiento más ágil del smartphone.

Análisis completo del Samsung Galaxy A5 (2016)

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...