Baterí­a en móviles Android

2016 parece que será, por fin, el año de las baterí­as. El Samsung Galaxy A5 2016 ya ha abierto la veda con un importante salto en la autonomí­a, pero parece que sólo será el primero de muchos. Mientras tanto, la batalla para mejorar la baterí­a del móvil sigue siendo una de las grandes cuentas pendientes de estos gadgets. Los llevamos a todas partes, y muchas veces no tenemos un enchufe a mano para mantenerlos con vida el tiempo suficiente. Hemos reunido una serie de cinco consejos o trucos sencillos para que puedas prolongar la vida útil de tu smartphone o tablet Android.

1.Utilizar una herramienta para limpiar las apps

Uno de los problemas de la plataforma Android es la gestión de las aplicaciones. Muchas de las apps que usamos siguen abiertas incluso cuando dejamos de usarlas, ya que la acción de volver atrás no basta para cerrarlas. Estas herramientas ocupan memoria RAM y recursos del móvil, y suponen un gasto adicional de baterí­a. Para hacer frente a este gasto extra, contamos con un buen número de apps gratuitas en Android. Un par de propuestas para liberar memoria RAM son Clean Master o Advanced Task Killer. Además, cada vez son más los fabricantes que incluyen un limpiador de memoria RAM entre sus apps preinstaladas.

2. Analizar el gasto de baterí­a de las apps

Aunque existen aplicaciones dedicadas para realizar esta tarea, siempre podemos analizar de forma manual el gasto de baterí­a de las apps a través del menú de Android. Para ello, hay que ir al menú de ajustes del teléfono, general y después buscar la baterí­a. Este menú puede ser diferente según el fabricante, pero en todos deberí­a aparecer un botón de “Uso de baterí­a”. Desde aquí­ veremos los porcentajes de baterí­a utilizados por cada app. Lo normal serí­a que los primeros puestos se los llevará el sistema operativo Android y la pantalla. En caso de que veamos una app que tiene un porcentaje más alto (sin que la hayamos usado tanto como para justificar la subida) deberí­amos pensar seriamente en desinstalarla.

3. Desactivar las conexiones que no estemos usando

WiFi, Bluetooth, GPS, NFC… Son muchas las conexiones que incorpora el teléfono (y cada vez más). Estas conexiones pueden gastar una importante cantidad de energí­a sin que las estemos aprovechando. Para mejorar la baterí­a del móvil, te recomendamos desactivar aquellas conexiones que no estén usando. Por ejemplo, si tenemos activada la WiFi fuera de casa el móvil estará buscando constantemente redes disponibles y drenando la baterí­a. Y lo mismo ocurre con el GPS (que aparece como “Ubicación”), que requiere un importante gasto de energí­a.

Baterí­a de Android

4. Desactivar la vibración

Parece mentira, pero la vibración de tu teléfono móvil consume más energí­a que si utilizamos un tono normal. Tampoco es recomendable utilizar la respuesta vibratoria cuando estamos usando el teclado.

5. Conseguir refuerzos

Si estos consejos no han dado resultado (o no el suficiente), siempre te queda la opción de pedir refuerzos para mejorar la baterí­a del móvil. Si cuentas con un terminal con la baterí­a extraible, tienes la posibilidad de comprar una nueva baterí­a (se recomienda que sea original para asegurar el rendimiento). Una excelente manera de mantener más tiempo tu teléfono. Eso sí­, son muchos los terminales que no cuentan con esta opción. En este caso, se puede apostar por baterí­as externas o incluso por carcasas con baterí­a, que nos ayuden a mantener el tipo cuando no tenemos cerca un enchufe para recargar el teléfono.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.