Samsung Galaxy S7 Edge foto

A pocos dí­as para conocer de forma oficial cómo será el nuevo buque insignia de Samsung, no dejamos de recibir filtraciones que nos desvelan un poco más sobre las caracterí­sticas del dispositivo. Como sabéis, Samsung presentará el Galaxy S7 y su variante con pantalla curva Galaxy S7 Edge el próximo 21 de febrero en su tradicional Unpacked previo al Mobile World Congress. En las últimas horas la red social China Weibo ha sido testigo de una de las primeras imágenes reales del segundo modelo citado. El Galaxy S7 Edge se ha dejado ver en la red, mostrando su parte frontal, la cual se muestra muy similar a la de la generación anterior. Lógicamente, de momento, hay que poner esta nueva información en entredicho, podrí­a tratarse del terminal, pero también podrí­a acabar siendo un montaje.

En cualquier caso, tal y como podemos ver en la imagen inferior, el nuevo Galaxy S7 Edge volverí­a a curvarse a ambos lados de su pantalla, en esta ocasión con una curvatura aún más pronunciada. Si os fijáis, los bordes se muestran más acentuados que los que vimos en el Samsung Galaxy S6 Edge. Por lo demás serí­a prácticamente igual, con una pantalla que bien podrí­a ser en esta ocasión de 5,5 pulgadas, tal y como sugieren los últimos rumores.

Samsung Galaxy S7 Edge foto

Paralelamente a esta imagen también ha aparecido una información adicional, ya que en la propia captura filtrada se muestra, además, en la propia pantalla el resultado que habrí­a obtenido el terminal en la prueba de rendimiento AnTuTu. Esto nos permite hacernos una ligera idea de cuál podrí­a ser la potencia final del próximo pantalla curva de la surcoreana. El Galaxy S7 Edge habrí­a obtenido (de ser cierta esta filtración) una puntuación de 134.704 puntos, una cifra que refleja un hardware bastante potente, sobre todo si lo comparamos con los 125.288 puntos que consiguió en pruebas anteriores el Samsung Galaxy S7.

No se muestran datos como tipo de procesador o memoria RAM, pero todos los rumores aseguran que el nuevo gama alta de Samsung incluirí­a los últimos chips de Qualcomm y de la propia Samsung, a distribuir según región. De este modo, nos encontrarí­amos con dos versiones diferentes que se distinguirí­an por el SoC. Una llegarí­a alimentada por un Snapdragon 820 (de cuatro núcleos) y otra por un Exynos 8890, también conocido como M1. En ambos casos la memoria RAM serí­a de 4GB. Por su parte, la pantalla serí­a de tipo Súper AMOLED y tendrí­a un tamaño de 5,5 pulgadas y una resolución QHD (2.560 x 1.440 pí­xeles). Por lo demás, la cámara tendrí­a una resolución menor que la del Galaxy S6 Edge, de 12 megapí­xeles, pero integrarí­a pí­xeles de mayor tamaño para conseguir imágenes de mayor calidad. La apertura aumentarí­a hasta el f/1.7, logrando un nuevo récord en el sector, y también contarí­a con una baterí­a de mayor amperaje (3.600mAh), que estarí­a optimizada para consumir menos energí­a. En sólo unos dí­as saldremos de dudas y conoceremos si estas filtraciones son o no reales.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...