como_elegir_tarjeta_microsd_para_android_01

Con la vuelta de la ranura para tarjetas microSD a los terminales de gama alta, como el Samsung Galaxy S7, muchos usuarios han vuelto a interesarse por las tarjetas microSD. Cuando parecí­a que poco a poco iban a desaparecer, la llegada del ví­deo 4K y de los smartphones cada vez más potentes han hecho que las tarjetas microSD vuelvan a ser muy necesarias. Vamos a repasar en qué caracterí­sticas debemos fijarnos para elegir la tarjeta microSD que mejor se adapte a nuestras necesidades.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Ya tenemos nuestro nuevo y flamante smartphone. Comenzamos a descargar aplicaciones para probar y a realizar fotos y ví­deos con su potente cámara. Y, casi sin darnos cuenta, nos estamos quedando sin espacio de almacenamiento. Es hora de recurrir a una tarjeta microSD. Vamos a la tienda y resulta que hay cientos de modelos disponibles, con precios muy dispares entre ellas. ¿Por qué tanto  lí­o?.

Antes de entrar en detalles técnicos, lo primero que tenemos que hacer es revisar qué tipo de tarjetas microSD son compatibles con nuestro terminal. Si nuestro smartphone admite una capacidad máxima de 32 GB mediante tarjeta microSD, comprar una tarjeta de 64 GB de capacidad será tirar el dinero.

como_elegir_tarjeta_microsd_para_android_04

Una vez tengamos claro qué tipo de tarjetas acepta nuestro terminal, ya podemos revisar las opciones que tenemos en el mercado. Lo primero que debemos saber es que los dos tipos de tarjeta microSD más comunes son: SDHC y SDXC. La diferencia entre ellas es la capacidad máxima de almacenaje que pueden ofrecer. Las tarjetas SDHC tienen una capacidad máxima de 32 GB. Utilizan un sistema de archivos FAT32, lo que significa que el tamaño máximo de los archivos que se pueden almacenar es de 4 GB. Por otro lado, tenemos las tarjetas SDXC. Este tipo de tarjetas alcanzan una capacidad de hasta 200 GB en su formato microSD. Además utilizan un sistema de archivos exFAT, así­ que los archivos almacenados no tendrán el lí­mite de los 4 GB.

Teniendo esto en cuenta, lo próximo en lo que debemos fijarnos es en los “sí­mbolos raros” que vemos serigrafiados en las tarjetas. Estos marcan la velocidad de escritura y lectura que puede alcanzar la tarjeta. La velocidad a la que la tarjeta es capaz de gestionar los datos es crucial, casi más importante que la capacidad de almacenamiento.

Así­ pues, tenemos un indicativo claro en las tarjetas microSD que marcan su velocidad de funcionamiento. Tenemos que revisar la Clase de la tarjeta. Existen tarjetas de Clase 2, Clase 4, Clase 6, Clase 8 y Clase 10. A mayor número más velocidad. Las tarjetas de Clase 2 ofrecen una velocidad mí­nima de transferencia de 2 MB por segundo. Las tarjetas de Clase 4 una velocidad mí­nima de 4 MB por segundo. Y así­ sucesivamente. Es decir, si queremos aprovechar al máximo las opciones del terminal, deberí­amos elegir una tarjeta microSD de Clase 10.

como_elegir_tarjeta_microsd_para_android_05

Es posible que en lugar de Clase 2 hasta Clase 10, veamos en las tarjetas Clase UHS. La Clase UHS o Clase U marca una velocidad de transferencia superior a la Clase 10. Hay dos tipos: U1 y U3. La Clase U1 ofrece una velocidad mí­nima de transmisión de 10 MB por segundo. La Clase U3 ofrece una velocidad mí­nima de transmisión de 30 MB por segundo. Recordemos que este dato marca la velocidad mí­nima de transferencia, no la máxima. Es decir, dentro de la Clase U3, por ejemplo, tendremos unas tarjetas con mayor velocidad que otras.

Ahora que ya sabemos diferenciar los diferentes tipos de tarjeta microSD, podemos realizar la mejor elección para nuestro dispositivo. Teniendo en cuenta las capacidades técnicas de la mayorí­a de smartphones actuales, es recomendable elegir una tarjeta Clase 10 o U1. No tendremos ningún problema con la grabación de ví­deo en Full HD y con las fotos en ráfaga. Sin embargo, si vamos a grabar ví­deo con resolución 4K o 2K, lo recomendable serí­a adquirir una tarjeta con la mayor velocidad posible, es decir, de la Clase U3.

Cómo ocurre en casi todos los productos, según el precio de la tarjeta tendremos más o menos prestaciones. Además de la velocidad de lectura, debemos considerar también otros aspectos como la resistencia a temperaturas altas, el agua o los golpes. Por supuesto también es muy importante la garantí­a que nos ofrece el fabricante. Algunos como Kingston y Sandisk ofrecen garantí­a de por vida. Y vosotros, ¿qué tarjeta microSD utilizáis para vuestro dispositivo Android?.

Otras noticias sobre...