Samsung_Galaxy_S7_agua

Durante la presentación del Galaxy S7, Samsung insistió en que su último smartphone insignia era capaz de sobrevivir sumergido en el agua a una profundidad de 1,5 metros durante aproximadamente media hora. Esto ha sido posible porque el nuevo dispositivo cuenta con certificación IP68, una caracterí­stica con la que no contaba su anterior teléfono estrella. Sin embargo, un optimista youtuber, que opera bajo el apodo de Unbox Therapy, ha querido demostrar que la compañí­a surcoreana se ha quedado corta en el tiempo y que el dispositivo puede pasar aún más tiempo bajo el agua.

El youtuber ha llevado más allá al terminal estrella de la compañí­a coreana, y se ha atrevido a demostrar que el Galaxy S7 es un buen buceador. Para ello, ha sumergido el dispositivo en un tarro de cristal y lo ha dejado dentro durante la friolera de dieciséis horas. Para sorpresa de todos, lejos de salir del agua sin funcionar, el buque insignia de Samsung seguí­a trabajando a las mil maravillas. A pesar de que el experimento ha sido muy positivo, nosotros os recomendamos no hacer esto en casa y ceñiros a lo establecido por la compañí­a.

La Comisión Electrotécnica Internacional es la encargada de medir el grado de protección proporcionado por un Código IP. Concretamente, IP68 viene a significar que un dispositivo está completamente protegido frente a agresiones externas y es totalmente resistente al polvo. Con este añadido, el Samsung Galaxy S7 está obligado a sobrevivir en el agua sumergido a 1,5 metros durante al menos 30 minutos. Lógicamente, si pasara más tiempo, como en el caso de la prueba que acabamos de ver, la compañí­a no se harí­a responsable.

Para que esta resistencia al agua sea perfecta, Samsung ha tenido que cambiar en este modelo los materiales empleados en las conexiones externas. Tanto la toma de auriculares como el puerto USB cuentan con materiales anticorrosivos, entre los que se encuentran el niquel o platino. Además, la compañí­a ha logrado conseguir un diseño sin tapa y hacer uso de un nuevo tipo de tecnologí­a que impide que haya espacios vací­os o huecos en el chasis del dispositivo.

Es así­ como el nuevo Galaxy S7 es totalmente hermético. Se ha protegido, no solo la parte exterior, más expuesta a salpicaduras y polvo, también toda la estructura del smartphone, tal y como exige la certificación IP68. Incluso, el conector del cable de alimentación se ha fabricado para evitar que las fugas de agua puedan causar un cortocircuito en el momento en el que se conecte el USB. El nuevo modelo cuenta con un mecanismo que identifica esta situación y corta la energí­a de raí­z. Gracias a estas caracterí­sticas y a otras muchas, no exageramos si decimos que el Galaxy S7 es uno de los grandes dispositivos de este año. Ya sabéis, que tanto este modelo como su versión con pantalla curva ya se encuentran a la venta en nuestro paí­s.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...