BlackBerry

Nos ha dado muchí­simas alegrí­as, pero a estas alturas de la pelí­cula toca despedirse: las pantallas táctiles le han ganado la batalla. Hablamos del legendario teclado de BlackBerry, el QWERTY fí­sico que todos asociábamos al fabricante canadiense, pero que ahora, ha tocado a su fin. Si tuviste uno sabrás que eran muy prácticos para escribir mensajes de texto, correos largos o incluso para chatear con la mayor agilidad posible. Pero la era de los teclados BlackBerry ha terminado. Así­ lo ha anunciado Ralph Pini, responsable de dispositivos de BlackBerry, quien ha confirmado a través del blog de la compañí­a que el modelo BlackBerry Classic será el último de la saga. Con la desaparición del último modelo equipado con este tipo de teclado y el abordaje progresivo a Android como sistema operativo, BlackBerry cierra una era y se despide de la que habí­a sido su seña de identidad.

Y, ¿qué hará a partir de ahora el fabricante? La compañí­a tiene previsto seguir fabricando teléfonos, pero ya no serán como los de antes. De hecho, resultarán mucho más parecidos a los modelos que ahora presentan firmas como Samsung, Huawei o Motorola, lo que significa que llevarán pantalla táctil y probablemente funcionen a través de sistemas operativos como Android o incluso BlackBerry 10.

BlackBerry

Los modelos a los que los usuarios tendrán acceso serán únicamente tres: Priv, cuya principal novedad es la de ser el primer teléfono BlackBerry que funciona con Android; y Leap y Passport, ambos dotados con BlackBerry 10, el sistema operativo propio. Si el modelo Classic desaparece y más adelante lo hace Passport, que también cuenta con un teclado fí­sico, la era de los teléfonos con teclado habrá terminado definitivamente y ya no habrá nada que hacer para remediarlo. Es la crónica de una extinción anunciada.

Con respecto a su futuro, BlackBerry es clara. La canadiense quiere seguir fabricando teléfonos que funcionen a través de Android y que además, estén centrados en el ámbito empresarial y en el de la seguridad, esos por los que la firma siempre habí­a sido valorada de manera especí­fica. De hecho, muy a pesar de la aparición del primer iPhone (allá por 2007) y de la proliferación de nuevos equipos inteligentes, BlackBerry supo mantenerse en el candelero: ofrecí­a ventas estables – nada estacionales – porque se centraba en proporcionar sus servicios al público empresarial. Era un referente de profesionalidad y seguridad. Sin embargo, allá por 2010, la proliferación de los smartphones hizo que BlackBerry se lanzara con otras propuestas. Inició un desembarco en muchos paí­ses y en España, por ejemplo, consiguió que a finales de 2012 el 64 % de los jóvenes tuvieran una BlackBerry en sus manos. WhatsApp no habí­a asomado la cabeza todaví­a y BlackBerry Messenger les permití­a chatear sin tener que depender de los incómodos SMS.

Pero luego llegaron los smartphones de bajo coste y con Android, junto con sus fabricantes de cabecera, se puso la corona para dejar a BlackBerry hecha trizas. Hoy apenas cuenta con el 0,2 % de la cuota de mercado global y la mayorí­a de empresas y corporaciones también están abandonando el barco para pasarse a soluciones con el sistema operativo de Google.

Y tú, ¿también formabas parte del colectivo BlackBerry? ¡Cuéntanos tus recuerdos de antaño en los comentarios!

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...