samsung galaxy s7 resistente agua

Hasta hace bien poco solo las habí­amos visto en algunos dispositivos muy especiales: versiones súper resistentes de los Samsung Galaxy S y gran parte de los terminales de Sony, pero lo cierto es que hoy las certificaciones IP contra el agua y el polvo ya están presentes en una gran mayorí­a de smartphones, incluyendo los más punteros. El Samsung Galaxy S5 fue el primer miembro de la saga Galaxy que la incorporó, pero hoy ya está presente en los Samsung Galaxy S7 y en los iPhone 7 en diferentes grados. Lógicamente, todos los rumores apuntan a que los Samsung Galaxy S8, Samsung Galaxy S8 Plus y iPhone 8 que vendrán serán totalmente resistentes a estos elementos, aunque se espera que el dispositivo de Apple incremente su protección para equipararse a la que ostentan los smartphones de Samsung. Pero, ¿sabes exactamente qué significa que un teléfono tenga protección IP? ¿Conoces los diferentes grados y requerimientos técnicos? Hoy te contamos qué significa la protección IP contra agua y polvo para el móvil. Entérate de todo, a continuación.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

 

sony resistencia agua

¿Qué es la protección IP?

Empecemos por el principio: veamos qué es el grado de protección IP. Cuando un teléfono es resistente al agua, bastará con que miremos su ficha técnica para comprobar si efectivamente, cuenta con una certificación de estas caracterí­sticas. Esta etiqueta es la que hace referencia a la norma internacional IEC 60528 Degrees of Protection y no solo se usa para los teléfonos móviles, sino también para otros muchos tipos de dispositivos electrónicos. El grado que tiene cada equipo nos indica qué tipo de resistencia nos ofrece, de modo que a través de una sencilla denominación alfanumérica, podemos saber qué grado de protección tiene el equipo con respecto a elementos tan dañinos para un móvil como pueden ser el agua y el polvo.

La certificación IP se indica del siguiente modo: en primer lugar están las letras IP, que son las siglas de Ingress Protection. A continuación, se especifican unos valores numéricos. El primero es el que nos anuncia el grado de resistencia que tiene el dispositivo al polvo. Si parte del número 6, podremos deducir que el dispositivo está completamente sellado para que no entre polvo, un elemento especí­ficamente perjudicial para los componentes internos cualquier dispositivo electrónico. Acto seguido se incluirí­a un segundo número que es el que nos indica el tipo de protección que tiene el equipo frente a los lí­quidos, habitualmente el agua dulce, porque el resto de lí­quidos pueden ser corrosivos. En el caso de este tipo de protecciones, para que un teléfono sea resistente al agua, el último valor debe ser de 7.

El primer dí­gito

Ya te hemos indicado que el primer dí­gito nos indica el grado de protección del equipo contra sólidos. Según la norma internacional, los grados admitidos son los siguientes:

  • 0: que significarí­a sin protección
  • 1: <50 mm
  • 2: <12.5 mm
  • 3: <2.5 mm
  • 4: <1 mm
  • 5: protección contra el polvo
  • 6: fuerte protección contra el polvo

Verás que la mayorí­a de equipos que cuentan con una mí­nima resistencia al agua también ofrecen la protección más fuerte contra el polvo, de modo que incluyen el número 6. De este modo, los usuarios que trabajen habitualmente en entornos con mucho polvo o en exteriores tendrán garantizado el buen funcionamiento del dispositivo, muy a pesar de que en principio el entorno no acompañe.

resistencia agua móvil

El segundo dí­gito

Ya te hemos indicado que la certificación suele incluir un segundo dí­gito, que señala el grado de tolerancia que puede tener el teléfono frente a los lí­quidos. Se recomienda a los usuarios, eso sí­, tener en cuenta que la resistencia a los estos hace referencia especí­fica al agua dulce. Si un teléfono certificado con esta etiqueta sea cae al agua salada o en cualquier otro depósito con un lí­quido que no sea agua, el buen funcionamiento del equipo no estarí­a garantizado y de hecho, lo más probable es que sufriera daños importantes tanto en la parte externa como interna. Y dejarí­a de funcionar.

  • 0: la protección es nula
  • 1: goteo de agua
  • 2: goteo de agua
  • 3: agua nebulizada o en spray
  • 4: chorros de agua
  • 5: chorros de agua
  • 6: chorros muy potentes de agua
  • 7: inmersión completa en agua a 1 metro durante 30 minutos
  • 8: inmersión completa y continua en agua a 1,5 metros durante 30 minutos
  • 9K: chorros de agua a alta presión y temperatura

Los grados más corrientes

Si has tenido alguna vez en tus manos un teléfono resistente al agua o has consultado de manera exhaustiva cuáles son las certificaciones que habitualmente se incluyen en los dispositivos actuales, te darás cuenta que la más común es la IP67. De este modo, los smartphones que llegan protegidos de serie con esta certificación pueden resistir de manera correcta al agua y al polvo. Esto no significa que los propietarios del teléfono puedan y deban sumergirlo continuamente en el agua. Se trata de una certificación que, tal como te hemos indicado en los apartados anteriores, nos permitirá usar el teléfono en la bañera, mientras nos duchamos, caminando por la calle mientras llueve, etcétera. Esta etiqueta también nos protegerá si el equipo se sumerge por completo en la piscina o en la bañera, pero no por más de 30 minutos y a más de un metro de profundidad. De este modo, si lo que buscas es un teléfono con el que bucear y grabar contenidos debajo del agua, quizá deberí­as buscar un equipo con un nivel de protección superior.

La certificación IP67 es la que hasta ahora habí­amos encontrado en la mayorí­a de equipos y que hoy, por ejemplo, también está indicada para los iPhone 7 y iPhone 7 Plus. El Samsung Galaxy S7, en cambio, disfrutarí­a de una certificación más elevada: IP68, que ayudarí­a a cualquier smartphone que cuente con ella a resistir a un metro y medio de profundidad durante 30 minutos. Es probable, por otra parte, porque así­ nos lo indican los rumores, que el iPhone 8 que vendrá llegue directamente con una certificación IP68 más avanzada.

samsung certificación IP67

IP69K, el grado máximo de certificación y resistencia

Si te fijas en la tabla de dí­gitos que representan la resistencia al agua, te habrás dado cuenta de que la más poderosa serí­a la IP69K. Ya te hemos indicado que la mayorí­a de teléfonos cuenta con grados de certificación básicos, de modo que hay muy pocos que disfruten del máximo. Conocemos equipos, como por ejemplo el Sonim XP6, que se postula como una de las alternativas más resistentes del mercado, aunque dadas sus caracterí­sticas y prestaciones, se tratarí­a de un dispositivo especialmente pensado para todos aquellos que trabajan en condiciones extremas o suelen practicar deportes de aventura u otras actividades de riesgo. La resistencia ofrecerí­a a los usuarios la posibilidad de usar el teléfono con chorros de agua potentes y a temperaturas elevadas, una circunstancia en la que la mayorí­a de mortales no solemos encontrarnos a menudo. Veremos, en cualquier caso, si esta etiqueta empieza a popularizarse entre la mayorí­a de smartphones o, si por lo contrario, los fabricantes deciden detenerse en la IP68.