Samsung|15 Julio 2017 12:00 pm

5 razones por las que comprar ahora el Samsung Galaxy S7 Edge


5 razones por las que comprar ahora el Samsung Galaxy S7 Edge

Tras la salida del todopoderoso Samsung Galaxy S8, puede que parezca que los días de su antecesor, el Galaxy S7 Edge, están contados. Sin embargo, este dispositivo se sigue manteniendo como una gran propuesta en el mercado actual, con elementos de su hardware que le permiten competir con teléfonos de gama alta más actuales. Vamos a analizar las cinco características principales que hacen del Galaxy S7 Edge, todavía, una apuesta por la calidad.

Precio

Uno de los efectos inmediatos de la aparición de un nuevo miembro en la familia es la depreciación del modelo anterior. Y eso se ha notado en el Galaxy S7 Edge, que ahora se puede encontrar por precios muy atractivos, lejanos a los 700 euros por los que originalmente se puso a la venta. Por ejemplo, Ebay está vendiéndolo, en color negro, por 400 euros.  Sin duda un precio muy asequible para un terminal de esta altura. En Amazon lo podéis encontrar un poco más caro, por 500 euros, siendo aún así un precio bastante económico.

Cámara

Pese a no tener una cámara doble, como las últimas propuestas de LG, Huawei o incluso Apple, la cámara del Galaxy S7 Edge sigue siendo de las mejores del mercado. Con una apertura de f/1.7 y 12 megapíxeles de resolución, tiene el sensor Dual Pixel como principal baluarte. Los resultados con esta cámara son óptimos incluso con la luz más baja.

El enfoque automático por detección de fase está realmente logrado, y además permite grabar vídeo en 4K para luego retransmitirlo en directo a plataformas como YouTube. En resumen, un lujo de cámara. Tanto, que el Samsung Galaxy S8 sigue llevando la misma.

Samsung Galaxy S7 Edge

Potencia

El chip que consigue hacer funcionar al Samsung Galaxy S7 Edge es un Samsung Exynos 8890 de ocho núcleos. Cuatro de ellos funcionan a 2,3 GHz, y otros cuatro a 1,6 GHz. Todo esto combinado con 4 GB de memoria RAM y 32 GB de memoria ROM nos dejan un terminal con un rendimiento a la altura de otros gama alta actuales.

Además, desde su actualización a Android 7 Nougat, el sistema aprovecha al máximo funciones como la pantalla partida, la app de contraseñas Samsung Pass o un nuevo filtro de luz azul. Con el Galaxy S7 Edge, todavía teneis teléfono para rato.

Diseño

El Samsung Galaxy S8 nos ha dejado a todos con la boca abierta al haber aprovechado espacio de los marcos superiores, dejando un ratio de pantalla del 84%. Sin embargo, la falta de marcos laterales ya no era ninguna sorpresa, pues la pudimos encontrar en este Galaxy S7 Edge.

Esta pantalla curva a los lados hace que el agarre sea mucho más fácil, además de dar un aspecto premium estético y bonito. La parte de atrás, en cristal brillante y con distintos colores, sigue siendo ofreciendo un estilo atractivo y nada pasado de moda.

galaxy s7 edge camara

Resistencia al agua

Tras eliminar la función en el Galaxy S6, Samsung volvió a ofrecerla en los Galaxy S7 y S7 Edge, y de ahí al resto de nuevos modelos. Se trata del certificado IP68, que permite que el dispositivo se pueda sumergir en hasta un metro y medio de agua durante un máximo de media hora.

Este tipo de garantías no buscan tanto hacer del móvil un dispositivo sumergible, como protegerlo de posibles accidentes. Con el Galaxy S7 Edge, no te tienes que preocupar de que se ponga a llover, o de que el teléfono se nos resbale de las manos y caiga en la pila, un charco o (por qué no) el retrete.

Con todas estas características, queda bastante claro que el Galaxy S7 Edge todavía tiene una vida útil bastante larga y, aunque no puede hacerle sombra al nuevo Galaxy S8, sí puede enfrentarse a otros teléfonos actuales de la competencia.

 

Etiquetas:

Dejar un Comentario