iPhone, Marcas|13 septiembre 2017 12:47 am

Las 5 claves más importantes del iPhone X


Las 5 claves más importantes del iPhone X

Tras muchas semanas de filtraciones y rumores, hoy se ha hecho realidad. Apple nos ha presentado hace solo unas horas el nuevo iPhone X. Un iPhone completamente nuevo que rompe con el diseño que conocíamos hasta ahora, y que sí conservan sus compañeros de presentación: el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. El iPhone X (leído iPhone Diez) luce un frontal todo pantalla y un diseño en cristal. Además sustituye el lector de huellas por el nuevo sistema Face ID e incluye una nueva cámara frontal muy especial. Todo es nuevo en este terminal, así que hemos querido repasar con vosotros las 5 características más importantes del iPhone X.

Ficha técnica iPhone X

Pantalla Panel OLED de 5,8 pulgadas con resolución de 2.436 x 1.125 píxeles, HDR10 y Dolby Vision, Contraste de 1.000.000:1, Tecnología True Tone, Pantalla con gama cromática amplia (P3), 3D Touch, Brillo máximo de 625 cd/m2
Cámara principal Cámara dual de 12 MP con gran angular y teleobjetivo, Apertura f/1.8 para el gran angular y f/2.4 para el teleobjetivo, Zoom óptico, Modo Retrato, Iluminación de Retratos (beta), Doble estabilización óptica de imagen
Cámara para selfies 7 MP con apertura f/2.2, Modo Retrato, Iluminación de Retratos (beta), Animoji, Grabación de vídeo en 1080p HD, Retina Flash, Estabilización automática de imagen
Memoria interna 64 GB y 256 GB
Ampliación No
Procesador y memoria RAM Chip A11 Bionic con arquitectura de 64 bits, Motor neuronal, Coprocesador de movimiento M11 integrado
Batería Hasta 2 horas más de autonomía que en el iPhone 7 (Hasta 12 horas de navegación)
Sistema operativo iOS 11
Conexiones Wi‑Fi 802.11ac con MIMO, Bluetooth 5.0, NFC, 4G
SIM Nano SIM
Diseño Aluminio y Cristal en la parte trasera
Dimensiones 143,6 x 70,9 x 7,7 mm, 174 gramos
Funciones destacadas Calificación IP67, Reconocimiento facial mediante la cámara TrueDepth (Face ID), Carga inalámbrica
Fecha de lanzamiento 27 de octubre (reservas) – 3 de noviembre (lanzamiento)
Precio 64 GB: 1.160 euros
256 GB: 1.330 euros

 

Un iPhone que es todo pantalla

5 claves más importantes del iPhone X todo pantalla

La característica estrella del nuevo iPhone X es, sin duda, su pantalla. Apple ha cedido a las exigencias del mercado y ha creado un iPhone sin marcos. Un diseño realmente bonito en el que toda la parte frontal es pantalla.

Apple ha utilizado un panel OLED de 5,8 pulgadas con una resolución de 2.436 x 1.125 píxeles. La nueva pantalla Super Retina HD, así la ha llamado Apple, ofrece un contraste de 1.000.000:1, un brillo de 625 cd/m2 y compatibilidad con una gama cromática amplia.

Pero no solo eso, la pantalla del iPhone X cuenta también con tecnología True Tone. Esta tecnología utiliza un avanzado sensor de luz ambiental de seis canales para ajustar el balance de blancos de la pantalla y adaptarlo a la temperatura de color de la luz que nos rodea. Así se consiguen unas imágenes más naturales y reducir la fatiga visual.

5 claves más importantes del iPhone X pantalla HDR

Y para rematar, la pantalla del iPhone X es compatible con imágenes de alto rango dinámico (HDR). Concretamente soporta tanto HDR10 como Dolby Vision. Ahora podremos ver Netflix con la mayor calidad posible, así como los nuevos títulos HDR que llegarán a iTunes junto con el Apple TV 4K.

Diseño que mezcla acero y cristal

Aunque el diseño final del iPhone X es muy diferente al del iPhone 8, sí comparten algunas características. La parte delantera y la parte trasera son de vidrio. Apple ha utilizado el que, según ellos, es el vidrio más resistente utilizado en un smartphone. Para garantizar esa resistencia se ha rematado con una capa de refuerzo un 50 % más profunda.

Por otro lado, un proceso de coloración de siete capas permite ajustar al detalle la tonalidad y la opacidad, y una capa óptica reflectiva acentúa los colores. Además se ha dotado al terminal de un acabado oleófugo para intentar evitar las manchas y huellas.

Las dos capas de cristal están unidas mediante un borde de acero inoxidable. En realidad se trata de una aleación especial desarrollada por Apple, que ofrece resistencia sin perder elegancia. A pesar de ello, se ha mantenido la resistencia al agua y al polvo con certificación IP67.

La eliminación del botón de inicio de la parte delantera ha obligado a Apple a buscarle un sustituto a través de software. Finalmente estas acciones se llevan a cabo mediante gestos. Por ejemplo, para ir a la pantalla de inicio solo tendremos que deslizar el dedo de abajo a arriba. O para abrir la multitarea tendremos que deslizar hacia arriba y mantener el dedo.

También se han dado nuevas funcionalidades al botón lateral, con el que podremos llamar a Siri o lanzar Apple Pay.

Reconocimiento facial Face ID

5 claves más importantes del iPhone X Face ID

La eliminación del botón de inicio ha tenido como daño colateral la eliminación del lector de huellas dactilares. Apple ha preferido sustituirlo por otro sistema en lugar de reubicarlo. El sistema elegido ha sido el reconocimiento facial, al que ha llamado Face ID.

Así pues, Face ID se ha convertido en la nueva forma de desbloquear el iPhone X, identificarnos y pagar con Apple Pay. ¿Cómo lo hace? Apple se ha inventado un sistema al que ha llamado TrueDepth. Este agrupa varias tecnologías para conseguir reconocernos al instante. En concreto incluye:

  • Proyector de puntos, que proyecta más de 30.000 puntos sobre nuestra cara para crear el mapa facial.
  • Cámara de infrarrojos, que analiza el patrón de puntos, captura la imagen y envía los datos al Secure Enclave del chip A11 Bionic para confirmar que coinciden.
  • Iluminador IR, una luz infrarroja invisible permite identificar tu cara incluso a oscuras.

5 claves más importantes del iPhone X TrueDepth

Toda esta tecnología lo que consigue es que el iPhone X solo se desbloquea cuando lo miremos. La idea es evitar que alguien pueda usar una foto o una máscara para suplantarnos. Nuestro mapa facial está cifrado y protegido por el Secure Enclave. Y la autenticación se hace al momento desde el dispositivo, no en la nube.

Además, el chip A11 Bionic usa el aprendizaje automático para reconocer nuestros cambios de aspecto. Así pues, podremos ponernos gafas, complementos, dejarnos barba o el pelo más largo, pero el iPhone X seguirá reconociéndonos.

Pero este impresionante sistema delantero no podía quedarse solo en la autenticación. Apple ha querido aprovecharlo para conseguir una cámara delantera capaz de hacer selfies con el modo Retrato. E incluso con el nuevo modo Iluminación de Retratos.

5 claves más importantes del iPhone X Animoji

Y también podremos utilizar la cámara TrueDepth para crear los nuevos Animoji. Estos son emojis en 3D y animados que hablan con nuestra voz e imitan los gestos de nuestra cara. Para ello la cámara TrueDepth captura más de 50 movimientos musculares y los pasa a uno de los 12 Animoji que incluye el sistema.

Cámara dual en la parte trasera

El iPhone X cuenta con una cámara dual en su parte trasera. Por un lado incluye una lente de seis elementos con apertura de f/1.8, doble estabilización óptica de imagen y un sensor de 12 megapíxeles más grande y rápido.

Por otro lado, incluye una segunda cámara con teleobjetivo y apertura f/2.4. Esta cámara, gracias a una novedosa solución de siete imanes, también incluye un segundo sistema de estabilización óptica de imagen. Si juntamos las dos cámaras conseguimos un zoom óptico muy potente y el conocido modo Retrato. Por supuesto también tendremos disponibles la nueva prestación Iluminación de Retratos.

5 claves más importantes del iPhone X cámaras traseras

En cuanto al vídeo, el iPhone X incluye un codificador de vídeo diseñado por Apple que procesa las imágenes en tiempo real para conseguir una gran calidad. A esto debemos añadirle la compresión HEVC, con la que se consigue que los vídeos ocupen la mitad de espacio.

Así pues, el iPhone X es capaz de grabar vídeo con resolución 4K a 60 fps. Además, también es capaz de grabar vídeos en 1080p hasta 240 fps. Incluso tendremos una estabilización avanzada de vídeo, gracias al sensor más grande y un ISP más potente. Y con la estabilización óptica de imagen los vídeos con poca luz ganarán en nitidez.

Más potencia y carga inalámbrica

5 claves más importantes del iPhone X procesador

En su interior el iPhone X guarda el mismo procesador que los nuevos iPhone 8. El nuevo chip A11 Bionic tiene cuatro núcleos de eficiencia, que son hasta un 70 % más rápidos que en el chip A10 Fusion, y dos núcleos de rendimiento, que son hasta un 25 % más rápidos.

Este aumento de potencia, junto con una nueva GPU de tres núcleos desarrollada por Apple, hacen que el iPhone X pueda trabajar con la realidad aumentada sin problemas.

Por otro lado, el iPhone X también incluye el esperado sistema de carga inalámbrica. Aunque funciona con cualquier cargador inalámbricos Qi, Apple lanzará el próximo año la base de carga AirPower. Con ella podremos cargar de forma simultánea el iPhone, el Apple Watch y los AirPods.

5 claves más importantes del iPhone X iOS 11

Por último, al igual que sus compañeros de presentación, el iPhone X llegará al mercado con iOS 11. La nueva versión del sistema operativo móvil de Apple incluirá algunas novedades muy interesantes. Tendremos, por ejemplo, un nuevo Centro de control, mucho más intuitivo. Siri ampliará sus capacidades y también tendremos mejoras en iMessage, entre las que se encuentras los Animoji del iPhone X. La aplicación de cámara se mejorará y por fin se incluirán todas las opciones de la realidad virtual. En definitiva, un rediseño necesario para acompañar al nuevo iPhone X.

Resumiendo, un iPhone rompedor que llega para hacer las delicias de todos los que esperaban una revolución. Un iPhone cargado de tecnología que, como imaginaréis, no será precisamente económico. El iPhone X se podrá reservar a partir del 27 de octubre y se pondrá a la venta el 3 de noviembre. Su precio partirá desde los 1.160 euros.

Etiquetas: , , ,

Dejar un Comentario