Samsung Galaxy S9+, experiencia de uso

Es la culminación de una época. El Samsung Galaxy S9+ recoge lo último en tecnología de Samsung, con mejoras en apartados clave como la cámara o la potencia. Claro que, a estas alturas, puede dar la impresión de que los nuevos lanzamientos son solo retoques y una puesta a punto de móviles anteriores. ¿Suficiente para compensar el pago de 950 euros que cuesta en tiendas oficiales? Hemos tenido la suerte de probar durante unos días el móvil candidato a ser la referencia de 2018, estas son nuestras opiniones.

Samsung Galaxy S9+

Pantalla 6,2 pulgadas, QuadHD Super AMOLED curvada de 18,5:9
Cámara principal Gran angular: 12 megapí­xeles AF f/1,5-2,4 Estabilizador de imagen
Teleobjetivo: 12 megapí­xeles AF f/1,5
Cámara para selfies 8 megapí­xeles AF, f/1.7, ví­deo Full HD
Memoria interna 64/128/256 GB
Ampliación microSD de hasta 400 GB
Procesador y memoria RAM Exynos 9810 de 10 nm, 64-bit de ocho núcleos, 6 GB de RAM
Baterí­a 3.500 mAh con carga rápida y carga inalámbrica rápida
Sistema operativo Android 8 Oreo/ Samsung Touchwiz
Conexiones BT , GPS, USB de tipo C, NFC
SIM nanoSIM
Diseño Metal y cristal, certificado IP68, lector de huellas dactilares. Colores: negro, azul y morado.
Dimensiones 158 mm x 73,8 mm x 8,5 mm (183 gramos)
Funciones destacadas Escáner inteligente (reconocimiento facial y lector de iris simultáneo), AR Emoji, fotografí­a con reducción de ruido, super cámara lenta, Bixby visión para calcular calorí­as en comida
Fecha de lanzamiento Marzo 2018
Precio 950 euros

 

Samsung Galaxy S9+ purple lilac

Cuando te conocen de lejos

¿Sabes esos actores famosos que ves a lo lejos y ya puedes reconocer su nombre? Así es purple lilac, el nuevo color del Samsung Galaxy S9+. La versión en morado es todo un éxito de imagen de marca, y estamos seguros de que será uno de los colores de moda de 2018. No te extrañe si te miran por la calle cuando lleves este móvil encima, porque la verdad es que llama la atención y mucho. Además, una de las cosas que más nos ha gustado es que cambia de tonalidad según la luz del entorno. Si estás en un día soleado, te parecerá que el móvil se acerca más al rosa, mientras que en un día nuboso o en una habitación oscura verás el móvil más cercano al morado oscuro. Eso sí, siempre con un toque metalizado brillante.

Se trata de un color que trasciende el género y que seguramente gustará tanto a hombres como a mujeres. Eso sí, nuestra impresión es que tendrá más éxito entre estas últimas. Por lo demás, los usuarios que ya han tenido un Samsung Galaxy S8+ no tendrán muchos problemas en reconocer el terminal. El Samsung Galaxy S9+ usa las mismas curvas tanto en la pantalla como en los laterales del equipo, con un perfil muy elegante. La pantalla vuelve a ocupar casi todo el frontal -pantalla infinita de 18,5:9-. Lo que llama la atención es que el S9+ es ligeramente más grueso y pesado (de 8,1 milímetros a 8,5 milímetros y de 173 gramos a 185 gramos). No es una diferencia que vayas a notar mucho en el uso del día a día, pero sorprende porque se ha mantenido la misma capacidad de batería.

Samsung Galaxy S9+ camara

La cámara de móvil por excelencia

Al margen del diseño, lo primero que hacemos de forma instintiva al coger un móvil es mirar si hace buenas fotos. Samsung lo sabe bien y ha puesto toda la carne en el asador en este punto. Frente al año pasado, el Samsung Galaxy S9+ incorpora una doble cámara en la parte trasera. Nos hemos quedado con las ganas de verlo también en el S9 normal, pero parece que la coreana quiere poner el acento en esta versión vitaminada

¿Y qué tiene de novedoso hablar de una doble cámara a estas alturas? Uno de los aspectos en los que más ha incidido Samsung es la apertura dual de esta cámara. Los usuarios pueden variar entre la apertura clásica de f/2.4 y la de f/1.5. El primer tipo de apertura está pensado para conseguir fotos detalladas en escenas con buena iluminación. Mientras que la segunda está pensada para entornos oscuros. Y los resultados son, sin lugar a dudas, de una enorme calidad. El trabajo para reducir el ruido es sorprendente y la cámara se maneja muy bien en todo tipo de escenas. Los resultados se acercan mucho a la fotografía profesional.

 

Eso sí, a veces las fotos nocturnas salen algo quemadas para seguir mostrando todos los detalles. Eso puede ser un aspecto en contra para los más puristas de la foto que buscan unos colores más naturales. También influye en ello la propia experiencia de la pantalla Super AMOLED, que muestra unos colores más saturados y brillantes.

Súper cámara lenta y animojis

Además de la apertura dual, el Samsung Galaxy S9+ estrena dos funciones que nos pueden dar juego. La súper cámara lenta la hemos visto ya en modelos como el Sony Xperia XZ1. La cámara del S9+ es capaz de grabar a 960fps, cuando lo normal es moverse entre los 30fps y los 60fps. Con esta diferencia, se aprecian hasta los detalles más

Es un modo realmente espectacular, sobre todo si grabamos los vídeos con buena luz. En entornos más oscuros este modo pierde parte de su vistosidad, ya que es habitual que haya mucho ruido. El problema principal que le vemos a este modo es que el tiempo de cámara súper lenta resulta muy corto en distintas situaciones (poco más de un segundo de acción real). Además, echamos en falta un mayor control de la grabación.

Por otra parte, los animojis son la respuesta de Samsung a Apple con su iPhone X. Básicamente, son avatares animados que se mueven con nosotros cuando miramos a la cámara. Entre las opciones disponibles encontramos diferentes personajes como osos panda o incluso Mickey Mouse. No obstante, hay que decir que no nos ha terminado de convencer su rendimiento, ya que las expresiones del avatar son bastante limitadas y no nos hemos llegado a reconocer en nuestro alter ego.

Samsung Galaxy S9+ potencia

Muchas funciones extra y rendimiento sobresaliente

Móvil premium y años de experiencia detrás. Samsung ha creado todo un ecosistema de apps y funciones propias de primer nivel. Y eso se nota desde el primer momento. La experiencia Touchwiz ha mejorado mucho con el paso de los años, sobre todo desde que la coreana decidió aligerar su capa de apps innecesarias (ahora solo se ofrecen como una descarga opcional). Todo está cuidado al detalle para que resulte cómodo usar el teléfono.

Partiendo del modo en el que se desbloquea el móvil. Una de las sorpresas más agradables ha sido el sistema de escáner de iris. Este modo combina el uso del reconocimiento de iris y de reconocimiento facial. El resultado es francamente espectacular. La inmensa mayoría de veces funciona casi al instante, incluso en una habitación en penumbra. Al principio pensábamos que probaríamos esta función y luego la abandonaríamos por el lector de huellas. Pero lo cierto es que tras probarla se ha convertido en el método principal de desbloqueo, por comodidad y rapidez.

 

Y ojo, que otro de los grandes cambios que se agradecen (y mucho) es la posición del lector de huellas. Seguramente recordarás la polémica del año pasado por el lector, que se encontraba en una misma línea con la cámara trasera. Samsung ha recapacitado y este año lo encontramos por debajo de la cámara. Gracias a ello, resulta mucho más cómodo y se evita dejar las huellas en el objetivo. Además, su propio rendimiento está a un gran nivel.

Hablamos de un gran móvil de 6,2 pulgadas. Un tamaño que hace que la multitarea sea una función muy útil en determinados momentos. La potencia del procesador Exynos y los 6 GB de RAM del Samsung Galaxy S9+ se hacen notar desde el primer instante. Las apps abren de forma casi instantánea y el manejo de dos aplicaciones a la vez resulta ágil y sin parones. También se nota mucho esta potencia en aplicaciones con mucho contenido como Instagram o en juegos pesados.

Samsung Galaxy S9+ de lado con caja

Bixby, todavía no es nuestro momento

Bixby es como el erasmus que se te pega en la universidad pero no sabe hablar bien tu idioma. Es inteligente y está lleno de potencial. Con el tiempo, incluso puede que se convierta en tu mejor amigo. Solo que ahora mismo no sabes muy bien que hacer con él.

El asistente inteligente de Samsung cada vez cuenta con más funciones. Pero todavía nos falta lo básico: que hable en español. Puedes hablar con el en inglés, si te manejas bien en este idioma. Está muy integrado en la interfaz del móvil, también a través de un botón físico para activarlo. Sinceramente, nos parece uno de los puntos más polémicos de Touchwiz (la interfaz de Samsung), ya que no termina de quedar claro por qué la coreana le ha dado tanto peso en el diseño y la interfaz del móvil. Como decíamos, habrá que esperar a que la compañía nos traiga la versión en español para conocer su potencial real.

Samsung Galaxy S9 con caja

Pantalla muy brillante y todavía más panorámica

Que las pantallas infinitas han venido para quedarse parece evidente a estas alturas. Y no solo para la gama top, muchos fabricantes están llevando estas pantallas a móviles de gama media o incluso gama de entrada. Samsung fue uno de los grandes precursores y sigue avanzando en este camino. La pantalla del S9+ ocupa casi todo el frontal con un aspecto de 18,5:9. Es decir, es un poco más alargada que la del Samsung Galaxy S8+. En cuanto a su tecnología, no hay variaciones. Un panel Super AMOLED con resolución QuadHD. A pesar de que algunos critican la saturación de colores de estas pantallas, para mí no hay rival. El brillo que alcanzan, los negros más profundos o el menor gasto de energía son sus grandes puntos a favor.

Samsung Galaxy S9+ bateria

Batería justa

Si hay algún punto en el que el S9+ nos genera más dudas, ese es el de la batería. Sus 3.500 miliamperios son una buena cifra, pero lo cierto es que cuesta que el móvil termine toda la jornada sin necesidad de buscar un enchufe. Sobre todo, si tienes la intención de usar constantemente el móvil para revisar mensajes, mirar Instagram, jugar a distintos juegos y navegar por la red.

Este problema se reduce en parte gracias a la carga rápida. Unos pocos minutos enchufado a la red se traduce en varias horas de uso. Es decir, si no vas a irte de viaje o estar fuera de casa durante todo el día podrás usarlo sin preocuparte del porcentaje de batería. Pero si eres un hard user como se suele llamar, es probable que tengas más quebraderos de cabeza.

Samsung Galaxy S9+ vision general

Precio y opiniones

El Samsung Galaxy S9+ tiene un precio oficial de 950 euros. En definitiva, estamos ante uno de los grandes “pepinos” de 2018, de eso no hay duda. Un móvil que roza la excelencia en la mayoría de los apartados, sobre todo el de la cámara. El primer contacto ha sido impresionante. Nos han encantado las fotos en condiciones de poca luz, que alcanzan un nivel de detalle sorprendente. Y también el modo de cámara súper lenta, que permite crear clips realmente curiosos. Menos entusiasmo nos han despertado los animojis, a los que todavía les queda un importante camino por recorrer (probablemente lleguen nuevas actualizaciones a lo largo de los próximos meses).

Poco que decir de la potencia. El Samsung Galaxy S9+ es uno de los más potentes del mercado actual y sus 6 GB de RAM nunca se quedan cortos. Y todo ello coronado por su nuevo color morado Lilac Purple, muy espectacular y atractivo. Me atrevo a pronosticar que será el color del año.

 

Lo mejor del Samsung Galaxy S9+

Los excepcionales resultados de la cámara en escenas con poca luz

Pantalla SuperAMOLED de 6,2 pulgadas

Tiene 6 GB de RAM y uno de los procesadores más potentes del mercado

Su escáner de iris tiene un rendimiento sorprendente

Nos encanta el nuevo color morado

Podrí­a mejorar…

La batería es algo justa

Hemos echado en falta más opciones para la súper cámara lenta

Les falta mucho recorrido a los animojis

 

Otras noticias sobre... , ,