Así podría ser la pantalla del próximo iPhone

Tras los rumores que aseguran que el iPhone X no se estaría vendiendo tan bien como se esperaba, todas las miradas están puestas ahora en los próximos movimientos de Apple. La compañía estaría trabajando actualmente en sus nuevos dispositivos que, de seguir con la tradición, serían anunciados en septiembre. Por lo que se conoce, volvería a lanzar tres nuevos teléfonos con algunas diferencias marcadas entre si.

La versión estándar, que se conoce como iPhone 9 (aunque finalmente puede que no sea llamada así) emplearía una tecnología táctil diferente en su pantalla LCD de 6,1 pulgadas. El objetivo de esto es que el teléfono sea más ligero y duradero, aunque también podría suponer el fin del 3D Touch. Esta característica debutó en el iPhone 6s con bastante éxito, ya que desde esa generación permite que podamos acceder a diferentes funciones de forma más rápida ejerciendo una leve presión en varios puntos del panel.

Se espera que el nuevo iPhone haga uso de una nueva tecnología de sensor de vidrio (CGS), que traería al dispositivo ventajas e inconvenientes a partes iguales. Como decimos, se volvería menos pesado y más resistente, pero, eso sí, ligeramente más grueso. Además, se dice que el cambio de diseño aumentaría los costes de fabricación del panel un 15% (pasaría de 23 a 26 euros). No obstante, al parecer Apple habría considerado que valdría la pena. Ahora bien, ¿por qué sería el fin del 3D Touch? Los rumores aseguran que la compañía probablemente eliminaría la funcionalidad para no subir el precio del terminal. Según parece, esta tecnología podría acabar usándose en todos los iPhones a partir de 2019, dejando atrás para siempre el 3D Touch.

iPhone 9

Apple podría renombrar toda su gama

Según el analista de Guggenheim, Robert Cihra, Apple renombraría toda la próxima generación de iPhone, suprimiéndole el número definitivamente. El iPhone estándar, con pantalla de 6,1 pulgadas y tecnología LCD, del que se dice conservaría el diseño del iPhone X, se llamaría “iPhone” a secas. Por su parte, los iPhone de gama alta, con pantallas OLED de 5,8 y 6,5 pulgadas, se seguirían denominando iPhone X.

Este cambio tendría bastante sentido. De hecho, estaría muy relacionado con la política adoptada con sus nuevos iPad. Actualmente están los iPad Pro en lo alto de la gama y los iPad a secas para la gama media. No obstante, aún faltan bastantes meses para conocer qué nos tienen preparado los de Cupertino, por lo que toda esta información podría ir variando. Os seguiremos informando.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,