Mi_8_Fingerprint_01

Ahora que los nuevos Xiaomi Mi 8 Pro (podéis ver nuestras primeras impresiones en este artículo) y Xiaomi Mi 8 Lite han sido presentados en España de forma oficial, toca preguntarse cuál de los dos terminales merece la pena su compra. Aunque los dos dispositivos de la marca china pertenecen a gamas distintas, lo cierto es que la diferencia de precios si los comparamos con los móviles de otras marcas no es tan grande. En esta ocasión veremos las principales diferencias entre el Xiaomi Mi 8 Pro y Mi 8 Lite y cuál merece más la pena comprar.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El diseño es prácticamente el mismo

Pocas diferencias nos encontramos entre terminales de marcas tanto chinas como surcoreanas. Si en anteriores modelos de Xiaomi apenas nos encontrábamos diferencias en el diseño, en estos no encontramos prácticamente ninguna: los dos smartphones disponen de un diseño similar. En resumen, tanto el Mi 8 Lite como el Mi 8 Pro integran una ceja en la parte superior de la pantalla (algo más grande en el modelo Pro) y un marco inferior bastante reducido. Cabe destacar que la versión Pro cuenta con desbloqueo facial mediante hardware. El Mi 8 Lite, por contra, no dispone de dicha característica por el momento (no se descarta que llegue a España próximamente).

hemos-probado-xiaomi-mi-8-pro-01

Diseño del Xiaomi Mi 8 Pro.

Respecto a la parte trasera de los dos móviles, aquí si que nos encontramos algunas diferencias notables. Más allá de que la disposición de la cámara es vertical en el Mi 8 Pro y horizontal en el Lite, este último dispone de un sensor de huellas dactilares en la parte central. El modelo Pro opta por implementarlo debajo de la pantalla, es decir, en el frontal del dispositivo. Destacable es también que la trasera de este cuenta con un acabado trasparente que permite ver los supuestos componentes.

Pantallas con diferentes tecnologías

La pantalla de estos dos terminales es otro punto diferencial. Aunque las dos disponen de prácticamente del mismo tamaño (6,21 pulgadas en el Xiaomi Mi 8 Pro y 6,26 en el Xiaomi Mi 8 Lite) y la misma resolución (Full HD+), la tecnología es bien diferente. AMOLED fabricado por Samsung es lo que nos encontramos en el modelo más caro.

diseño xiaomi mi 8 lite

Diseño Xiaomi Mi 8 Lite

El de gama media opta por un panel bastante más económico: IPS LCD. A la práctica, el panel del Pro debería ser mejor.

Potencia y rendimiento mejor en el modelo Pro

Por algo el Mi 8 Pro se llama así. Y no es por nada, ya que cuenta con lo último de lo último presentado en 2018: procesador Snapdragon 845, memoria RAM de 6 y 8 GB y almacenamiento interno de 128 GB. Su hermano menor tampoco se queda corto, pues dispone de un procesador Snapdragon 660, 4 y 6 GB de memoria RAM y 64 y 128 GB de almacenamiento expansibles mediante tarjetas microSD. Como era de esperar, el primero es bastante más potente que el segundo, aunque a día de hoy la diferencia en rendimiento tampoco es tan notoria en un sistema como Android.

El último aspecto que cabe destacar del Mi 8 Pro es que dispone de tecnología NFC para pagos y GPS dual. El resto de apartados son idénticos: Bluetooth 5.0, WiFi dual etc.

Autonomía y batería muy parecidas

En este aspecto tampoco encontramos grandes diferencias. En datos técnicos la capacidad es muy parecida: 3.400 mAh en el Mi 8 Pro y 3.350 mAh en el Mi 8 Lite. Esta misma similitud deberíamos encontrárnosla también en la vida real, ya que el tamaño de la pantalla es prácticamente el mismo (la pantalla AMOLED debería contar con un mejor consumo) y el procesador dispone de la misma tecnología de fabricación (el Snapdragon 660 del Mi 8 Lite debería dar mejores consumos).

Donde sí nos encontramos diferencias en en la tecnología de carga rápida: Quick Charge 4.0 del modelo Pro vs Quick Charge 3.0 del modelo Lite.

Las cámaras como principal punto diferencial

Llegamos al apartado de las cámaras. Es en este punto donde nos encontramos las mayores diferencias, al menos en datos técnicos. La cámara del Xiaomi Mi 8 Pro cuenta con dos sensores de 12 megapixeles con apertura focal f/1.8 y f/2.4 con zoom óptico, estabilización óptica de cuatro ejes y pixeles de 1,4 μm. En cuanto a la cámara del Xiaomi Mi 8 Lite, nos encontramos con dos sensores de 12 y 5 megapixeles, apertura focal f/1.9 y f/2.0 y el mismo tamaño de pixeles que la anterior. En la práctica la del Pro debería dar mejores resultado en situaciones de poca luz, así como en modo retrato y escenas lejanas.

hemos-probado-xiaomi-mi-8-pro-16

¿Y qué hay de la cámara frontal? 24 y 20 megapixeles en el Pro y el Lite con apertura focal f/2.0. Aunque pueda parecer mejor la del modelo Lite, los sensores destinados al desbloqueo facial del Pro ayudarán a obtener mejores resultados en términos generales.

Todo depende del precio

Vistas todas sus especificaciones técnicas, toca valorar cuál merece más la pena. Evidentemente, esto depende en buena parte del precio: 269 euros en el modelo base del Xiaomi Mi 8 Lite y 599 euros en el modelo básico del Xiaomi Mi 8 Pro. ¿Justifica las características dicha diferencia de precio? Esto ya depende de lo que busquemos, más de lo que nos podamos permitir. Quizá la diferencia más sustancial viene de la mano de la cámara y el rendimiento. El resto de apartados son muy similares y no deberían significar un gran santo de calidad.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... , ,