Nokia Lumia 800

El Nokia Lumia 800 ha provocado un pequeño huracán de expectación. La firma finlandesa tení­a depositadas en este móvil muchas esperanzas previas a su lanzamiento. No es para menos: el sector no respaldaba desde hací­a años a la compañí­a con sede en Espoo a través del apoyo que da un móvil superventas, y a pesar de estar en lo más alto en el mercado de teléfonos y smartphones, hací­a mucho tiempo que no colocaba un dispositivo entre los terminales más deseados y, por tanto, que mayor confianza destilara en las listas de ventas.

Pero quienes daban por muerta a Nokia han tenido que dar un volantazo al ver que el Nokia Lumia 800 llega a toda velocidad y de frente, situándose en una excelente posición en aquellos paí­ses donde ya se puede conseguir. No es para menos: diseño, prestaciones y sistema se dan la mano en un teléfono que encabeza una familia de terminales que dará mucho que hablar.

Nokia Lumia 800

Hoy, por ejemplo, nos centraremos en su pantalla; un panel AMOLED de 3,7 pulgadas con resolución de 800 x 480 pí­xeles que, lejos de la fragilidad que se le achaca a otros terminales, en el Nokia Lumia 800 ofrece una alta resistencia.

Y para muestra un botón. O mejor, un ví­deo. En concreto, una pieza que desde el sitio griego pestaola.gr comparten sometiendo a prueba la fiabilidad del sistema de protección Gorilla Glass que integra el Nokia Lumia 800.

Echar un vistazo a unos segundos de esta secuencia es lo más cercano al cine gore entendido por los fans a la telefoní­a móvil, dada la tortura a la que somete al panel del primero de la que esperamos sea una gran familia de dispositivos de Nokia con Windows Phone.

http://www.youtube.com/watch?v=uhFfOwgArLM

Así­, en el ví­deo la pantalla del Nokia Lumia 800 está expuesta a la que podrí­a ser probable erosión habitual de llaves y monedas (razonables compañeros de viaje de nuestro teléfono, ya sea en el bolsillo del pantalón o en el fondo de un bolso o mochila), o a las algo más disparatadas rayaduras de una navaja o ¡un sacacorchos!.

Tampoco es que el autor de la prueba se esmere en demasí­a a la hora de castigar el panel del Nokia Lumia 800, aunque, por otro lado, si llegases al punto de pararte a torturar a la pantalla del teléfono a punta de navaja, quizás los posibles daños que sufriese serí­an el menor de tus problemas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...