moviles historia 2

Tras conocer cinco móviles que tuvieron algo de historia, pasamos a recordar cinco terminales más que se hicieron famosos en el mercado de consumo por algunas de sus caracterí­sticas. En la lista que tenemos preparada hoy, encontramos varios modelos de la finlandesa Nokia, siendo dos de ellos protagonistas en pelí­culas de cine, además de mostrar dos de los móviles más pequeños del mercado durante la década de los 90. Los responsables fueron Motorola y Ericsson. Y, por último, también comentaremos sobre el primer móvil avanzado de Nokia que hizo revolucionar el mercado de la telefoní­a móvil , tanto por su capacidad de personalización como por la posibilidad de instalación masiva de aplicaciones.

nokia 6600

Nokia 6600

Sale a la venta en el año 2.003. Su chasis es peculiar y se puede manejar con el joystik central del teclado. Se trata del Nokia 6600. Este móvil estaba basado en la plataforma móvil Symbian S60 y permití­a instalar cantidad de aplicaciones de terceros. Aunque este dato no era nuevo y ya se podí­a hacer en sus antecesores como Nokia 3650 o Nokia 7650. Además, junto a este terminal se presentaba la versión 2.0 de la plataforma S60, que se instalaba en los móviles avanzados de la compañí­a de aquella época.

Otra de las caracterí­sticas de este Nokia 6600 es que su pantalla era más brillante y conseguí­a mostrar más colores en el panel. Se llegó a la cifra de 65.000 colores. Además, su memoria interna se aumentaba hasta los seis MegaBytes y las tarjetas MMC –precursoras de las SD– podí­an llegar a ser de hasta 128 MB. De esta manera se daba más facilidad al usuario para instalar aplicaciones.

Por último, y como nota anecdí­tica, Nokia 6600 daba posibilidades de personalización. Nada que ver con las posibilidad que hay hoy dí­a en cambiar todos los elementos de un móvil avanzado, pero sí­ que se podí­an cambiar los temas usados. Es más, desde Internet se podí­an descargar multitud de ellos que cambiaban el fondo de pantalla y, los iconos de los menús, iban acordes al nuevo aspecto.

 

Móviles de cine: Nokia 9000 Communicator y Nokia 8110

Los móviles también han sido protagonistas en cine. El primer ejemplo –y que seguramente todo el mundo recuerde–, es el Nokia 8110. Este móvil aparece en la obra escrita y dirigida por los Hermanos Wachowski: Matrix. En ella se puede ver a Neo –interpretado por el actor Keanu Reeves— en su puesto de trabajo recibiendo una carta de manos de un mensajero, en cuyo interior se encuentra un móvil. De repente recibe una llamada y la tapa que esconde el teclado, se desliza automáticamente. La llamada era de Morpheo –interpretado por el actor Laurence Fishburne— avisando de la inminente llegada del agente Smith.

nokia 8110 matrix

Pues bien, este móvil es el Nokia 8110 aunque con una pequeña modificación. En el modelo original, la tapa no se desliza pulsando un botón, sino que es el propio usuario el que tiene que deslizar –manualmente– la tapa para dejar al descubierto todas las teclas. Sin embargo, poco tiempo después, este mecanismo de apertura es integrado en el Nokia 7110; un móvil muy parecido pero con menos tamaño y un aspecto más moderno.

nokia 9000 communicator

Por otro lado, en la pelí­cula de El Santo, el actor Val Kilmer daba vida a Simon Templar, uno de los ladrones más conocidos de la literatura y de la pequeña pantalla. En la pelí­cula [año 1.997], el actor hací­a uso en la pelí­cula de un móvil que se convertí­a en un pequeño ordenador portátil muy manejable con el que enviaba y recibí­a correos electrónicos, navegaba por Internet e, incluso, conseguí­a piratear bases de datos.

El móvil que usa Simon Templar era un Nokia 9000 Communicator que se lanzaba al mercado en el año 1.996. Este terminal –que nada tení­a que ver con los móviles de la época– tení­a dos pantalla y dos teclados. En la parte externa presentaba un teclado alfanumérico y una pequeña pantalla donde se podí­a consultar información básica referente a las llamadas. Además, como nota curiosa, su auricular no estaba en la parte frontal del chasis, sino que el usuario tení­a que dar la vuelta al terminal para poder escuchar a la otra persona.

nokia 9000 communicator el santo

Mientras, y como buena herramienta para profesionales, este móvil se podí­a convertir en un perfecto ordenador portátil de la época. Se abrí­a por la mitad y dejaba al descubierto una gran pantalla de 4,5 pulgadas en diagonal, además de un completo teclado QWERTY. Su sistema operativo no era Symbian; la plataforma usada en aquel entonces era GEOS 3.0. Un sistema operativo que era reemplazado por Nokia en el año 2.001 con la presentación del smartphone Nokia 9210 Communicator y su sistema operativo Symbian.

ericsson t28

Móviles pequeños: Motorola V50 y Ericsson T28

En los año 1.999 y 2.000 se presentaban dos de los móviles más pequeños del mercado: Motorola V50 y Ericsson T28. A diferencia de la tendencia de hoy dí­a, en la que tener una gran pantalla táctil para poder navegar y ver contenido multimedia de la mejor manera posible, durante aquella época tener un móvil de reducidas dimensiones aportaba un toque de distinción.

Dos compañí­as se poní­an las pilas y presentaban dos móviles que fueron la sensación del momento y artí­culos de deseo por parte de muchos usuarios. El primero que aparecí­a en escena pertenecí­a a la empresa sueca Ericsson y el modelo en concreto era el Ericsson T28. Este móvil –que de avanzado no tení­a nada– se caracterizaba por ser uno de los terminales más delgados del momento, además de ser de los más compactos del mercado. Además, y siguiendo con las tapas automáticas, en uno de sus laterales tení­a un pequeño botón que, al presionarlo, hací­a saltar la tapa y dejaba al descubierto el teclado del móvil para poder operar con él. Otra de sus caracterí­sticas, era la desproporcionada antena que tení­a en comparación con el cuerpo de este Ericsson T28.

motorola v50

Por último, y un año después, la norteamericana Motorola presentaba otro de los hitos del momento: Motorola V50. Este pequeño móvil con forma de concha, dejaba en una de sus parte el auricular y la pantalla, mientras que en el otro lado, solamente se encontraba el teclado. Su peso, aunque algo mayor que el Ericsson T28, no llegaba a los 90 gramos –eran 88 gramos para ser exactos–. Por lo tanto, poder estar comunicado en cualquier momento y llevar un móvil que no se notase –ni en peso ni en tamaño– en el bolsillo del pantalón, fueron suficiente reclamo para que se popularizara este modelo.

Imagen Motorola V50: GSMSpain

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,