iPhone 5

A pesar de contar con un diseño sobresaliente en lo estético ””muy elegante y distinguido””, los iPhone 4 y iPhone 4S adolecen de un grave problema: las cubiertas de cristal no sólo eran susceptibles de desagradables daños en caso de caí­das o golpes accidentes, sino que además son candidatos a presentar arañazos al contacto con vecinos de bolso o bolsillo, a menos que vaya debidamente protegidos con una funda o carcasa.

El cambio por materiales derivados del aluminio en el iPhone 5 invitaba a pensar en la posibilidad de que Apple hubiese aprendido de sus errores, confiriéndole al nuevo teléfono algo más de solidez ante las inclemencias que puedan suscitar los juegos de llaves o cualquier otro objeto que entre en contacto con el terminal. Pero nada de eso: el iPhone 5 sigue estando expuesto, quizás con demasiada facilidad, a la acción de rayones y arañazos.

No pocos usuarios han indicado ya que pocos dí­as después de adquirir su dispositivo ””el iPhone 5 se puso a la venta el pasado viernes 21 de septiembre en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Japón””, el equipo presenta desagradables marcas que evidencian haberse movido desnudos sin ningún tipo de funda ni protección extra. Todo un jarrazo de agua frí­a para quienes, por ejemplo, hayan desembolsado los 900 euros que llega a costar el modelo con 64 GB de memoria interna.

iPhone 5

Ante esto, cabe plantearse una pregunta básica: ¿a través de qué perrerí­as ha de pasar el iPhone 5 para que deje a la vista las cicatrices de un arañazo o un rayón? Desde el sitio iFixit han puesto a prueba la resistencia del dispositivo. Y para ello, han recurrido a la ayuda de uno de los elementos más devastadores y destructivos bajo cuyo influjo puede verse sometido un smartphone: una chiquilla demasiado entusiasmada ante un dispositivo de estos como para plantearse el dineral que puede costar su reparación.

En la prueba, el iPhone 5 se expone a una angelical criatura que, ensalada de llaves en mano, se las ve con el terminal, sometiéndolo a golpes, frotándolas contra la carcasa trasera o, incluso, dejándolo caer levemente contra la mesa de operaciones. El resultado no tarda en ser evidente: un pequeño conjunto de marcas que son especialmente constatables en los márgenes del bisel que hay en los extremos de la carcasa.

iPhone 5

La conclusión parece que es similar a la que se dedujo de los iPhone 4 y iPhone 4S: el uso de una carcasa protectora es más que recomendable, con vistas a evitar que nuestro terminal, que cuesta entre 680 y 900 euros en formato libre, no presente desperfectos que reste distinción al conjunto.

El iPhone 5 se pondrá a la venta en nuestro paí­s, así­ como en otros 27 paí­ses, el próximo viernes, 28 de septiembre. Las cuatro compañí­as telefónicas de nuestro paí­s ya han anunciado que dispondrán del nuevo móvil de Apple en sus catálogo, aunque todaví­a no han anunciado cuáles serán los precios y tarifas que han configurado para que los clientes puedan conseguir el iPhone 5 por un precio más económico de lo que supone hacerse con él sin anclaje de operador.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,