iPhone 5C

El iPhone barato hizo su aparición. Y no es barato. Nada menos que 600 euros podrí­a costar la renovación del iPhone 5, un movimiento con el que Apple ha roto todas las previsiones. Y es que el iPhone 5C pasa a sustituir al iPhone 5 en el catálogo de la compañí­a, limitándose a recortar la calidad de los materiales e incorporando una sola mejora sustancial: una mayor compatibilidad en bandas destinadas a redes de cuarta generación LTE. Más allá de eso, el iPhone 5C se limita a cambiar el aplaudido aluminio de su predecesor para apostar por plástico de policarbonato, un material que por cierto era objeto de las mofas y crí­ticas de los defensores del teléfono de la manzana.

Una de las ligeras mejoras, quizás la única que detectarí­an los usuarios en nuestro paí­s, está en la autonomí­a. Para ilustrar esto, basta acudir a los í­ndices oficiales señalados por el fabricante. El iPhone 5C lograrí­a una duración en uso 3G de diez horas frente a las ocho horas del iPhone 5. Igualmente, en reposo el nuevo teléfono logra 250 horas de autonomí­a, 25 más que el que está llamado a ser oficialmente descatalogado. En navegación web y reproducción multimedia, persisten los mismos valores.

iPhone 5C

Las diferencias entre los dos continúan, pero en detrimento del iPhone 5C. El nuevo smartphone de Apple aumenta en dimensiones y peso, registrando un grosor de nueve milí­metros, frente a los envidiables 7,6 milí­metros del iPhone 5. Igualmente, el iPhone 5C pesa más, marcando 132 gramos en la báscula, 20 gramos más que su predecesor. La culpa del grosor está sin duda en la nueva cubierta. Y quizás este detalle también está involucrado en el peso, aunque la presencia de una baterí­a sensiblemente más potente también es un sospechoso en este sentido.

Las distancias se marcan igualmente en las versiones disponibles. Aunque según carcasa el iPhone 5C amplí­a la oferta ””por los colores blanco, rosa, amarillo, azul y verde, frente a los dos iPhone en negro y plateado””, en lo relativo a las ediciones por memoria se presenta un recorte. Quizás menor. O no. Porque los usuarios que quisieran un iPhone 5 de 64 GB podí­an optar a esta posibilidad, cosa que queda radicalmente suprimida con el iPhone 5C, que sólo está disponible en 16 y 32 GB de almacenamiento integrado.

iPhone 5C

Y hasta aquí­ los elementos que distinguen a uno y otro. Por lo demás, como ya hemos adelantado, todo igual. La misma pantalla de cuatro pulgadas con resolución Retina (1.136 x 640 pí­xeles), la misma cámara de ocho megapí­xeles con opción de captura de ví­deo con calidad máxima FullHD y el mismo perfil de conexiones ””con la excepción de la aludida ampliación en las bandas LTE””, con lo que nos topamos con compatibilidad Wi-Fi, 3G, Bluetooth, GPS y el conector nativo Lightning. El procesador tampoco cambia: es la misma unidad A6 de doble núcleo, que mantienen distancias con el nuevo A7 de 64 bit que encontramos en el iPhone 5S.

Un último detalle: el iPhone 5C es más barato que el iPhone 5. O al menos, más barato de lo es ahora este equipo. Una diferencia de apenas 100 euros por un equipo cuya relación-calidad precio se aleja muy notablemente de lo que se considera un smartphone de gama media.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,