Samsung Galaxy S5

Dos fenómenos constituyen los pilares clásicos que preceden a la presentación de un nuevo smartphone: la baterí­a de rumores y filtraciones, y la rica imaginación de quienes elucubran cómo será el dispositivo a través de conceptos que recrean cómo deberí­a ser el terminal. Si nos ponemos a hablar del Samsung Galaxy S5, la primera parte ya empieza a estar sobradamente cubierta. En los últimos dí­as nos hemos venido haciendo eco de los datos que empiezan a conocerse y que ya están dando sus primeras puntadas en la composición técnica del posible buque insignia de Samsung para 2014. Y respecto a la segunda parte en la precedencia de toda gran presentación, también se tienen ya muestras relativas al quinto galáctico de la surcoreana.

Samsung Galaxy S5

Ha sido a través de la web temática galaxys5info.com como hemos conocido este atractivo concepto dedicado al Samsung Galaxy S5. Desde luego, la idea es rompedora en relación con la tradición de buques insignia de Samsung, y aunque su acabado nos recuerda a propuestas similares que nunca se llevaron a efecto, sí­ que hace referencia a algunas de las tecnologí­as que la compañí­a ha hecho oficiales, aunque nunca las ha presentado en un dispositivo comercial. Pero vayamos por partes.

Para empezar, este imaginario Samsung Galaxy S5 le da una nueva vuelta de tuerca al formato candybar. El teléfono es rectangular, pero la pantalla no se incrustra en el frontal, sino que se instala de borde a borde. Para ello, este concepto recurre a la tecnologí­a YOUM, consistente en un tipo de pantalla OLED flexible que, por cierto, veremos por primera vez en una edición muy particular del Samsung Galaxy Note 3 el próximo mes de octubre. En este caso, la pantalla YOUM del fantasioso Samsung Galaxy S5 describe en los lí­mites laterales del dispositivo un ángulo que sirve para localizar controles capacitivos para volumen y bloqueo, ahorrando en resortes mecánicos.

Samsung Galaxy S5

En total, esta pantalla tendrí­a 5,3 pulgadas y mostrarí­a una nueva interfaz de la capa TouchWiz de Samsung, debidamente adaptada a las necesidades de Android 4.4 KitKat, la próxima versión del sistema operativo de Google para smartphones que, supuestamente, se presentarí­a con todas sus prestaciones en unas semanas. En su interior, este Samsung Galaxy S5 lleva un procesador de ocho núcleos a dos GHz. Ahí­ es nada. Serí­a el nuevo Exynos, que, recordemos, el fabricante surcoreano asegura que estará basado en arquitectura de 64 bit, igualando el órdago de Apple con la unidad A7 del iPhone 5S.

Otro apartado interesante está en la cámara. Los responsables de esta recreación aseguran que nos encontraremos con un sensor principal de 16 megapí­xeles. No obstante, ayer nos hací­amos eco de la posibilidad de que Samsung recurra a su tecnologí­a ISOCELL, donde se discrimina la resolución total en favor del uso de fotorreceptores de mayor tamaño para obtener mejores resultados en la captación de luz. En cualquier caso, estamos ante un producto de la especulación, y puestos a especular, la posibilidad de que se combine un lienzo amplio en dimensiones con la recurrencia a pí­xeles de 1,12µ o más.

Más allá de eso, este concepto del Samsung Galaxy S5 serí­a resistente al agua, dispondrí­a de cuatro altavoces externos con salida envolvente, cuerpo de alumino, estabilizador óptico y una memoria interna de hasta 128 GB. Porque soñar es gratis.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,