Windows Phone 8

Hace tres años Microsoft se estrenaba en el mercado de sistemas operativos para móviles con Windows Phone 7, una plataforma que pretendí­a ser convergente respecto a la oferta de escritorio y que, en cierto modo, ha condicionado la agenda para que las evoluciones de las versiones para ordenador se aproximen a su experiencia de usuario. Windows Phone partí­a con el lastre de llegar tarde, cuando iOS y Android capitalizaban, como lo siguen haciendo, la atención del sector, y centrándose por tanto en batir a BlackBerry y Symbian. El objetivo, en cierto modo, se ha culminado con éxito: Windows Phone es, en todas sus versiones, el tercer ecosistema del mercado. Symbian ha pasado a mejor vida, y BlackBerry OS boquea como pez fuera del agua. Mientras tanto, Microsoft sigue tomando impulso.

La tasa de crecimiento de Windows Phone es francamente buena. Sobre todo en Europa donde según datos de Kantar Worldpanel ComTech, la plataforma de Microsoft casi ha doblado su presencia en el mercado entre agosto de 2012 y el mismo mes del presente año. Si bien durante la temporada estival del año pasado los móviles con Windows Phone representaban un 5,1 por ciento de todo el parque de dispositivos que poblaban el mercado, en agosto de 2013 el porcentaje ha crecido hasta suponer el 9,2 por ciento.

Windows Phone 8

En este sentido, como decí­amos, BlackBerry OS se estimaba como el objetivo a rebasar, y así­ ha sido: el año pasado un 5,8 por ciento de los teléfonos inteligentes que habí­a en Europa equipaban el sistema de la multinacional canadiense. Hoy dí­a, en los cinco paí­ses que centran las ventas de terminales de este fabricante (Francia, Reino Unido, España, Alemania e Italia), la presencia de BlackBerry OS se reduce al 2,4 por ciento.

Hace un par de años, la consultora Gartner pronosticaba que en 2015 Windows Phone serí­a la segunda plataforma del mercado, sólo superada por Android. Y lo cierto es que las distancias entre el ecosistema de Microsoft y iOS ya no son tan amplias como hace un año. Al menos en Europa. El entorno de Apple para móviles y tabletas representa en estos momentos un 16,1 por ciento, y de aquí­ a dos años los de Redmond ya no sólo dispondrán de su plataforma con una experiencia a las espaldas, sino además el control absoluto sobre la lí­nea de dispositivos que lidera su presencia en el mercado (los Lumia). Ello podrí­a impulsar una aproximación a Android que llegue incluso a superar a iOS, cosa que hace un par de años era impensable y que hoy es capaz de encajar en los pronósticos.

Lo que parece más que seguro es que no podrá adelantar por la derecha al sistema de Google. Los de Mountain View han desarrollado un sistema que se hizo en agosto de este año con un 70,1 por ciento del negocio de plataformas para móviles en Europa. Este porcentaje es la confirmación de un liderazgo incontestable que, recordemos, Nokia rechazó para su supervivencia y que, irónicamente, será en cierto modo el epitafio de su historia como fabricante, dado que llegó a desarrollar un prototipo con Android que a dí­a de hoy es una realidad en Foxconn.

Imagen: Engadget

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...