Samsung Galaxy Trend

Los Nokia Lumia 1020, Samsung Galaxy Note 3, Sony Xperia Z1 o iPhone 5S equipan cámaras de gran calidad con las que es difí­cil obtener malos resultados cuando hacemos fotos y ví­deos. No obstante, la inmensa mayorí­a de usuarios optan por dispositivos con prestaciones más modestas, y los sensores para captar imágenes son uno de los puntos técnicos que hacen caracterí­stico a un terminal de lí­neas inferiores a las premium.

Los dispositivos de gama media suelen equipar cámaras de cinco megapí­xeles, aunque cada vez son más los smartphones que llegan a los ocho megapí­xeles. Habrá quien piense que con un sensor de cinco megapí­xeles los resultados pueden ser especialmente pobres, pero con sólo tener en cuenta una serie de consejos, podrí­amos obtener resultados más que dignos. Echemos un vistazo a cinco claves que nos ayudarán a sacar buenas fotos con un equipo de esta categorí­a.

Huawei Ascend W1

Calibra la resolución

Cuanta mayor sea la resolución, mejor será la calidad total, aunque también aumentará el peso del archivo de imagen de la foto que realicemos. Precisamente por esto último, muchos dispositivos parten de una configuración básica que no activa por defecto el tamaño máximo de captura. Es por ello que conviene acudir al menú de ajustes dentro de la controladora de la cámara para comprobarlo. Por lo general se ofrecerán distintas opciones, que van desde la básica (VGA o 640 x 480 pí­xeles) hasta el tope que nos admita nuestro dispositivo. Tengamos esto en cuenta para poder exprimir al máximo la resolución efectiva del sensor de nuestro smartphone.

Busca el máximo de luz

Las cámaras más modernas que se instalan en los móviles son capaces de recoger más luz con el sensor. Y es que de hecho, esa es una de las claves más importantes para una buena foto, más allá del número de megapí­xeles efectivos que pueda incluir la imagen. Es por ello que siempre conseguiremos mejores resultados en exteriores con generosa luz natural que en interiores. En el peor de los casos, el flash LED que lleve nuestro terminal ””en caso de que lo lleve, eso sí­”” puede echarnos un capote, pero siempre que tengamos opción, es mejor recurrir a luz natural directa sobre la escena.

Nokia Lumia 525

Evita el movimiento

La presencia de buenos estabilizadores ópticos de imagen es una de las asignaturas pendientes de muchos de los terminales vigentes. Es por ello que cuando vayamos a capturar una foto tengamos en cuenta que cuanto mejor sostengamos el móvil en el momento de la captura, más ní­tida será la imagen que obtengamos. Si no tenemos el pulso de acero, es interesante tener en cuenta que contar con algún punto de apoyo cuando hagamos la fotografí­a nos resolverá en gran medida los quebraderos de cabeza por esas imágenes movidas que en ocasiones arruinan el resultado final.

Cuida la lente

Estamos acostumbrados a dejar el móvil sobre la mesa apoyado en la trasera del dispositivo, y eso puede arruinar a la larga nuestras fotografí­as. Al hacer eso, la lente puede verse dañada por arañazos o simplemente ensuciarse. Más que la lente, hablamos de la pantalla que la cubre, pero ello puede ser igualmente nocivo para el resultado de las imágenes que capturemos. Llevar una funda protectora genera un espacio que mantiene alejada la cámara de superficies que la enturbien, pero si no quisiéramos usar una de estas cubiertas, basta con que regularmente limpiemos cuidadosamente el recubrimiento de la lente.

Explora las opciones de la controladora

Los smartphone, incluso los de vocación más económica, disponen de muchas opciones, ya sean personalizables o automatizadas, pensadas para que las imágenes capturadas expriman al máximo las posibilidades de la cámara. Ya son muchos los que incluyen en sus configuraciones la opción HDR, que realizar dos o más capturas en pocos segundos que, al mezclarse, compensan diferencias de luz en la escena. Incluso hay modalidades que se calibran automáticamente en función de si vamos a hacer una foto de retrato, una de paisajes o alguna en movimiento. Conocer estas opciones puede suponer una notable diferencia entre una imagen de buena calidad y otra mediocre, independientemente de su resolución.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.