LG G2

A la surcoreana LG no le está yendo tan bien como esperaba con su LG G2. Las expectativas, como decí­amos ayer, no están correspondiéndose con las ventas, y aunque la diferencia no es demasiado pronunciada, le vale al fabricante para ampliar la distancia frente a sus competidores. Pese a todo, el despliegue de este smartphone no para. En nuestro paí­s puede conseguirse en formato libre y a través de varias operadoras desde octubre. Estos dí­as, además, ha llegado al catálogo de la compañí­a de origen francés Orange. Y lo hace con un escalado de precios que reparte el pago del dispositivo entre abonos al contado y financiación a plazos. Veamos qué tal queda el escenario.

Llevarse el LG G2 con Orange es posible siempre y cuando suscribamos una de las cinco tarifas que asocia esta operadora al terminal: las Ardilla 7, Delfí­n 16, Delfí­n 25, Ballena 23 o Ballena 35. Además, tendremos que suscribir un compromiso de permanencia de 24 meses que se será extensible a la tarifa contratada, de modo que no podremos cambiar a menos que solicitemos una de mayor cuantí­a mensual fija en cada factura.

Una vez sabido esto, los precios del LG G2 variarán en función de la tarifa seleccionada y el itinerario elegido para engrosar la clientela de Orange. La combinación que más nos dolerá en el bolsillo es la que se identifica con las nuevas altas. Si solicitamos un nuevo número, tendremos que pagar, de entrada, 390 euros por el LG G2. Además, cada mes asumiremos en la factura 4,84 euros más en concepto de desembolso a plazos que, a la finalización de los 24 meses a lo largo de los cuales se extiende el periodo de financiación, sumarí­an otros 116,16 euros. En total, acabarí­amos pagando 505,16 euros por el LG G2, y ello con independencia de la tarifa que asociemos a la compra.

LG G2

El reparto se hace un poco más llevadero si solicitamos una migración (siendo ya parte de la cartera de clientes de Orange) o portabilidad de prepago a contrato. En este sentido, si contratamos la tarifa Ardilla 7, tendrí­amos que pagar por el teléfono 546,52 euros. Esta cantidad, como vemos, es mayor que la que se corresponde con el escenario anterior. ¿Por qué entenderí­amos que es, como hemos dicho, más llevadero este itinerario? Básicamente, por la flexibilidad en el pago. El abono inicial baja hasta los 170 euros, reservándose los 377,52 euros restantes a su pago aplazado en cuotas de 15,73 euros al mes durante dos años. Si en lugar de la Ardilla 7 contratásemos cualquiera de las otras cuatro tarifas que mencionamos anteriormente, el pago al contado del LG G2 pasarí­a a sr de 110 euros, manteniéndose estas mismas condiciones e importe para la parte financiada, con lo que el terminal nos costarí­a 486,52 euros en total.

Por último, cuando planteemos una portabilidad de contrato a contrato para llevarnos el LG G2 con Orange comprobaremos que se bifurca el ramal de precios. Las opciones menos económicas van de a mano de las tarifas Ardilla 7 y Delfí­n 16. Ambas mantienen las condiciones que hemos descrito para migraciones y portabilidades de prepago a contrato, al menos, parcialmente. Y es que con la Delfí­n 16 conseguimos una pequeña mejora en total a pagar, que serí­a de 456,52 euros, dado que pagarí­amos al contado 80 euros y no 110 euros. La Ardilla 7 sí­ que permanece igual.

Respecto a la Delfí­n 25 y a la Ballena 23, entregarí­amos de entrada 70 euros, repartiendo en cuotas de 13,31 euros al mes otros casi 320 euros, de modo que acabarí­amos pagando un poco menos de 390 euros por el LG G2. Por último, si seleccionamos la tarifa Ballena 35 el pago total por el teléfono llegará casi 340 euros. Aproximadamente 20 de éstos los abonarí­amos en el momento de la compra, dedicando el resto del dinero a una financiación igual a la descrita con las tarifas Delfí­n 25 y Ballena 23.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.