samsung_galaxy_s6_edge_plus_hemos_probado_06

Entramos en la recta final del compás de espera por los nuevos Samsung Galaxy S7 y Samsung Galaxy S7 edge. Y se nota. Los rumores son cada vez más constantes, y nos permiten comenzar a dibujar un esbozo sobre cómo serán los nuevos terminales estrella de Samsung. Una nueva filtración ha dejado al descubierto algunas de las caracterí­sticas principales con las que llegarí­an estos modelos. Por ejemplo, se espera que las nuevas cámaras pierdan algo de resolución pero ganen en calidad de imagen. Y también podrí­amos asistir a una mejora considerable en la baterí­a de los nuevos Galaxy, que podrí­a llevar el tiempo de uso a cifras más competitivas. Te contamos los detalles sobre estos rumores que llegan desde China.

Lo primero que hay que notar serí­a un cambio de tamaño en el modelo con la pantalla curvada a los lados. Según esta filtración, el Samsung Galaxy S7 mantendrí­a el tamaño del año pasado con un formato de 5,1 pulgadas, mientras que el Samsung Galaxy S7 edge subirí­a su panel hasta las 5,5 pulgadas, en un formato que estarí­a a medio camino entre el Samsung Galaxy S6 y el Samsung Galaxy S6 edge+. Como siempre, con todos estos rumores hay que tener mucha prudencia, ya que muchos de ellos podrí­an no cumplirse. Samsung volverí­a a repetir el uso de una pantalla de tipo Super AMOLED para los dos modelos con una resolución QHD de 2.560 x 1.440 pí­xeles. En el caso del Samsung Galaxy S7, eso nos darí­a una densidad de 576 puntos por pulgada, mientras que el Samsung Galaxy S7 edge marcarí­a 534 ppp. En lo dos casos, estamos hablando de un nivel de detalle muy alto para disfrutar de todo tipo de contenidos en el móvil.

samsung_galaxy_s6_edge_plus_hemos_probado_17

Otro de los rumores que cada vez está cogiendo más fuerza es el que se refiere a las cámaras de los terminales. Desde varias fuentes se ha filtrado que Samsung apostará en su nueva generación por cámaras traseras con menor resolución (estos objetivos se situarí­an en los 12 megapí­xeles, frente a los 16 megapí­xeles del año anterior). Pero por contra, contaremos con sensores más grandes capaces de captar mayor información y tomar fotos de mayor calidad. Estos sensores tendrí­an una excelente apertura de f/1.7, lo cual nos darí­a muy buen rendimiento en condiciones de poca luz.

Pero quizás la caracterí­stica que más agradecerán los usuarios de cumplirse es la mejora notable que experimentarí­an los equipos estrella de la compañí­a. La baterí­a del Samsung Galaxy S7 se situarí­a en los 3.000 miliamperios (frente a los 2.550 miliamperios del Galaxy S6). El Samsung Galaxy S7 edge+ llegarí­a hasta los 3.600 miliamperios, una cantidad que está incluso por encima del Sony Xperia Z5 Premium, uno de los phablets de gama alta con mayor capacidad de baterí­a del mercado (aunque eso no se haya traducido en una gran autonomí­a). Es de esperar que con las mejoras de eficiencia que introduzca la firma podamos usar sin problemas estos equipos más allá de los dos dí­as sin necesidad de carga.

En cuanto a los procesadores, se baraja con la opción de que se utilice un procesador propio de la marca o un chip de Qualcomm Snapdragon 820. En cualquiera de los dos casos, el procesador vendrí­a acompañado de una excelente memoria RAM de 4 GB. También contarí­amos con configuraciones de 32 GB o 64 GB de capacidad. Y en este punto llegarí­a otra de las sorpresas positivas de estos modelos, ya que volverí­an a ofrecer una ranura para tarjetas MicroSD de hasta 200 GB. Sea como fuere, todaví­a nos tocará esperar unas semanas para ver si estos rumores cristalizan en los equipos definitivos. Su lanzamiento se podrí­a producir en febrero o a principios del mes de marzo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...