Samsung Galaxy S7 Edge baterí­a

Las sofisticadas capacidades de los nuevos teléfonos móviles de gama alta están obligando a los fabricantes a incorporar baterí­as mayores y diferentes funciones para ahorrar energí­a. Este año Samsung tiene previsto lanzar un nuevo teléfono con pantalla curva, Galaxy S7 Edge, que se dará a conocer junto a la versión estándar el próximo 21 de febrero en Barcelona. A diferencia del modelo del pasado año, el nuevo Galaxy S7 Edge contarí­a con una baterí­a de nada más y nada menos que 3.600 mAh, una capacidad que lo posicionarí­an muy por delante de otros teléfonos rivales.

La información ha sido descubierta por el medio SamMobile en la página de la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense (FCC). En la captura se puede ver que la baterí­a del Galaxy S7 Edge serí­a de 3.600mAh, un aumento del 38 por ciento de capacidad frente a la que equipaba el Samsung Galaxy S6 Edge el pasado año, que recordemos es de 2.600mAh. Si bien este aumento de capacidad no ha sido aún confirmado por la propia Samsung, no tardarí­a mucho en hacerse oficial, tan sólo trece dí­as. Todo hace indicar, que esta nueva baterí­a, al igual que ocurre con la de su hermano mayor, podrí­a cargarse inalámbricamente. Además, tendrí­a una función de carga extra rápida que permitirá una carga completa en sólo 2 horas y 20 minutos.

Samsung Galaxy S7 Edge baterí­a

La baterí­a de 3.600 mAh no serí­a la única gran novedad que se incluirí­a en el nuevo dispositivo con pantalla curva de Samsung. Este año se espera que llegue con un diseño ligeramente renovado, en el que los bordes se curvarí­an algo más que los de la generación anterior y se añadirí­an otras caracterí­sticas como una nueva función llamada “Always on Display“, que permitirí­a mantener la pantalla encendida sin gastar a penas baterí­a. Por su parte el panel crecerí­a ligeramente hasta las 5,5 pulgadas y la resolución serí­a QHD.

En lo que respecta al procesador, este año Samsung volverí­a a recurrir a Qualcomm y lanzarí­a una versión con el nuevo SoC Snapdragon 820, que ya no se espera que sufra los temibles problemas de sobrecalentamiento del modelo anterior. También habrí­a una versión con el chip de la casa Exynos 8890, más conocido como M1. En ambos casos la memoria RAM se fijarí­a en 4GB, una cifra bastante buena para mover aplicaciones de gráficos pesados o realizar varios procesos de forma simultánea.

Las filtraciones también sugieren que habrí­a cambios en el apartado fotográfico. Tanto el Galaxy S7 Edge como el Galaxy S7 montarí­an una cámara de 12 megapí­xeles de resolución (algo menor que la del año pasado), a la que se habrí­a añadido pí­xeles más grandes para poder capturar imágenes de mayor calidad. Los dos nuevos teléfonos también equiparí­an ranura para tarjetas de tipo MicroSD, que permitirí­a expandir la capacidad de almacenamiento, además de un nuevo puerto USB tipo C, muy útil para pasar archivos y datos de forma más rápida. La suerte está echada y Samsung mostrará sus nuevas creaciones a las puertas del Mobile World Congress el 21 de febrero. Por supuesto nosotros estaremos allí­ para informaros de todas las novedades al instante.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...