presentacion apple

¿Qué le pasa a Apple? Es la pregunta que no paran de hacerse en la compañí­a de Cupertino, y es que los beneficios de la marca cotizada más grande del mundo han caí­do por primera vez en más de una década.

En el primer trimestre de este año, la compañí­a de la manzana mordida ha obtenido un beneficio de 10.500 millones de dólares procedentes de las ventas de sus productos electrónicos, lo que se traduce en un 13% menos de ganancias que en los tres primeros meses del ejercicio anterior. En cuanto a ingresos Apple obtuvo en 2015 58.000 millones de dólares, un 23% más que en 2016. Y para más inri, el iPhone, protagonista absoluto de la marca ha visto cómo sus ventas han descendido por primera vez en sus nueve años de historia.

Estos datos preocupan. Especialmente si se tiene en cuenta que la última vez que Apple vio reducir las ventas en el primer trimestre fue allá por 2003, cuando aún no habí­an sacado al mercado aquel teléfono que cambiarí­a por completo el mercado de los smartphones. Ese año las ventas de la compañí­a electrónica descendieron aunque no con tanta fuerza como ahora, y para encontrar datos parecidos debemos retrotraernos hasta el año 2001.

Desde Apple ya se contaba con estos números

Hace unos meses Tim Cook, el mayor responsable de la marca, ya adelantó que las ventas del iPhone caerí­an por primera vez en su historia. Y ahora, el consejero delegado se reafirma en que “el dato es consistente con las expectativas” y ha añadido que “el mercado de teléfonos se encuentra estancado”.

SHANGHAI IPHONE 6S

No hay que olvidar que es precisamente el iPhone el que le reporta la mayor parte de sus beneficios. En el cómputo global de esta caí­da ha influido que las ventas de su producto estrella han descendido sustancialmente. Durante los tres primeros meses de este año Apple vendió 51,1 millones de terminales móviles frente a los 61,2 millones del primer trimestre de 2015.

Sin embargo, los seguidores de esta marca prefieren quitar hierro al asunto y aseguran que este es un patrón que se repite cí­clicamente. Atendiendo a los datos vistos anteriormente, y siempre según este criterio, los 10 millones de teléfonos vendidos de más entre enero y marzo de 2015 vendrí­an de usuarios que estarí­an esperando la salida al mercado de un nuevo modelo (en este caso el iPhone 6 y especialmente el iPhone 6 Plus por tratarse de una novedad). Por ello, afirman que el esperado iPhone 7 vendrá a normalizar la situación, a lo que se ha sumado Cook, quien asegura que “es un momento transitorio”.

Un frenazo que no compensan los nuevos productos

La caí­da en las ventas de iPhone, en este caso no se han minimizado con la diversificación de la marca, como ocurre en las grandes compañí­as, y como habrí­a que esperar de una empresa como Apple. La aparición de nuevas familias de dispositivos no ha sido sinónimo de crecimiento y la única buena noticia en este caso es que la venta de servicios sí­ se mantiene en buena forma. En este apartado, los ingresos han aumentado un 20% y la plataforma musical Apple Music cuenta ya con 13 millones de suscriptores.

Sin embargo, el resto de productos continúan en caí­da, al igual que iPhone. El peor parado es sin duda el iPad, que encadena ya 8 trimestres de caí­das. En los tres primeros meses de este año Apple colocó en el mercado 10,3 millones de sus tabletas frente a los 12,6 millones del año anterior.

La decepción continúa cuando hablamos de Mac. El ordenador de la marca tampoco sale bien parado en este caso y pierde 600.000 clientes respecto al ejercicio anterior cuando vendió 4,6 millones de aparatos.

De todo esto es consciente tanto Tim Cook como el resto de la cúpula de Apple. Los más de 1.000 millones de dispositivos que han conseguido colocar en el mercado tienen que ser el colchón sobre el que descanse la confianza de la compañí­a. De ahí­ que se haga hincapié en mejorar sus servicios como Apple Pay, iCloud o Apple Music, que como hemos comentado han crecido un 20% en el último ejercicio y de los que se espera que el beneficio se doble en los próximos 5 años.

Cede respecto a sus competidores

Lo cierto es que en lo que respecta a teléfonos móviles Samsung duplica en ventas a Apple, que no ha tenido suerte con el lanzamiento del nuevo iPhone SE, un terminal que pretendí­a arañar cuota de mercado a Samsung, su principal rival, y que cuenta también con una mayor gama de teléfonos. Además la salida del SE pretendí­a mejorar las ventas en un periodo (los primeros meses del año), tradicionalmente difí­ciles para Apple, cuya fuerza se intensifica de septiembre a diciembre coincidiendo con los lanzamientos de los nuevos modelos.

Pero además hay que tener en cuenta un nuevo factor que hasta ahora habí­a pasado prácticamente inadvertido. Las compañí­as asiáticas están trabajando seriamente en teléfonos de calidad capaces de competir directamente con el iPhone 6S y el Samsung S7.

huawei mate 8

Es el caso de marcas como Huawei, que con el Mate 8 ha sido capaz de llamar la atención del público más exigente. Para ello la marca china ha desarrollado un terminal con una baterí­a capaz de aguantar 2 dí­as, y que es una de las mejores del mercado. Esto no es casualidad, simplemente, Huawei ha hecho frente a uno de los principales problemas de los usuarios de teléfonos móviles, la duración de su baterí­a. Algo que se incrementa en el iPhone, cuyos usuarios se quejan habitualmente de este punto débil, pues no son pocos los que afirman que necesitan cargar dos veces al dí­a sus terminales. Claro que no todos los móviles de Huawei mantienen la misma tónica. Sin ir más lejos, pese a ser un equipo con un extraordinario conjunto fotográfico, el Huawei P9 que saldrá en apenas unos dí­as al mercado deja bastante que desear en el apartado de la baterí­a.

Sea como fuere, sin tener en cuenta a Samsung, que ya lideraba el mercado de smartphones, el principal dolor de cabeza para Apple seguramente será Huawei, que poco a poco se está reivindicando como un competidor a tener en cuenta, incluso en el mercado de los teléfonos de gama alta.

Son datos sin duda que preocupan en el seno de la compañí­a pero que también justifican con una congelación del mercado de teléfonos móviles y especialmente con que se trata de meses tradicionalmente difí­ciles para Apple, cuyas ventas siempre han sido mejores en los últimos meses del año. Habrá que esperar hasta entonces si se trata de algo transitorio o si por el contrario se mantiene la tendencia de descenso. Habrá que ver cómo transcurren los siguientes meses, en uno de los años más difí­ciles para Apple desde hace más de una década. Todos los ojos están puestos en el próximo lanzamiento del iPhone, que podrí­a llegar durante el próximo mes de septiembre (como viene siendo habitual con los lanzamientos de la firma).

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,