antena

El 3G tiene los dí­as contados, al menos en Europa. Eso es algo que los operadores dan por hecho y el primero en anunciar el apagón ha sido Vodafone, que ha marcado en el calendario el año 2020 como fecha tope para la desconexión de su red 3G.

Según fuentes de la compañí­a, la caducidad de la red de telefoní­a se irá produciendo progresivamente, según se vaya retirando la tecnologí­a antigua y vayan apareciendo novedades. Precisamente Vodafone tiene previsto lanzar el servicio de 5G en Europa, una red por la que apuestan el resto de las compañí­as y que, aunque actualmente se está estudiando, es probable que llegue en menos de 4 años.

Por el momento y mientras se desarrolla la tecnologí­a 5G las miradas están puestas en el 4G. Las compañí­as saben que para poder culminar el proceso de sustitución del 3G, la cobertura de cuarta generación debe ser total en todo el territorio. Y esa desconexión de la tercera generación permitirí­a reforzar la red 4G con las frecuencias ya inutilizadas. Según Vodafone, gracias a la extensión de esta tecnologí­a durante el último año, el 91% de sus clientes en España se benefician del 4G (un tercio de ellos, 5 millones de clientes además lo usan diariamente), un crecimiento del 16% respecto a las cifras del pasado año. Estos números superan la media europea, donde la cobertura de esta tecnologí­a llega al 87% de clientes de la compañí­a.

Teniendo en cuenta que la progresión se mantenga en las próximas fechas, se puede pensar que en pocos meses todo el territorio quede bajo la cobertura 4G, algo indispensable para dar el siguiente paso. Vodafone planea mantener este ritmo en sus redes 4G y 4G+. Además prevén que el 95% de las poblaciones con más de 100.000 habitantes se conecten a través de fibra óptica antes de 2020.

4G+ vodafone

5G: hacia una nueva era en las comunicaciones móviles

La hoja de ruta para las compañí­as de telecomunicaciones está más que clara: la red 5G es el próximo escalón.

Se trata de una tecnologí­a que aumentarí­a notablemente la velocidad de navegación, pero la quinta generación supone mucho más. Gracias al nuevo tipo de conexión, que todaví­a se está probando, se establecen conexiones de calidad, y entre las mejoras, destaca especialmente la reducción de latencia.

Esta caracterí­stica supone reducir el retardo entre las conexiones, algo que vendrí­a a mejorar las videollamadas con una comunicación prácticamente instantánea. Pero no solo la reducción de latencia beneficiará las videoconferencias, sino que las aplicaciones son numerosas, por ejemplo, para los amantes de los videojuegos, quienes experimentarán partidas con retardos mí­nimos cuando jueguen online.

Sin embargo, y aunque la tecnologí­a 5G está ya muy avanzada, quedan varias cuestiones por resolver. Por ejemplo, qué ancho de banda ocupará. Y en este sentido los paí­ses deberán ponerse de acuerdo, ya que se tiene que habilitar un espacio del espectro común a todos los territorios.

De cualquier modo, ya tenemos fecha. 2020 es el año señalado por Vodafone, tanto para la desaparición de la red 3G como para el inicio de la nueva era, el 5G.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,