LG resultados

LG ha anunciado sus resultados trimestrales con malas noticias. En el tercer trimestre del ejercicio, la surcoreana reportó pérdidas netas por valor de 65 millones de euros, una cifra bastante baja si la comparamos con los 100 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Según ha indicado la propia compañí­a, la reestructuración que han estado llevando a cabo en telefoní­a habrí­a tenido mucho que ver, sobre todo los malos resultados obtenidos con el LG G5, su último buque insignia. Su próxima meta es centrarse en aumentar las ventas del LG V20, su nuevo smartphone, y de las variantes de las gamas K y X. La surcoreana también estarí­a pensando centrarse especí­ficamente en desarrollar un nuevo modelo insignia para el año que viene.

No son buenos tiempos para Samsung, tampoco para LG. Su rival surcoreano acaba de informar de sus resultados económicos correspondientes al tercer trimestre del año con muy malas noticias. LG habrí­a perdido a lo largo de este ejercicio 350 millones de euros, un 3,7% más si comparamos este cifra con la del mismo periodo del 2015. Se trata del sexto trimestre consecutivo que la compañí­a anuncia números rojos, una situación que estarí­a condicionada, sobre todo, por las malas ventas que la asiática habrí­a obtenido con su último teléfono insignia, el LG G5. Y es que, este modelo no está funcionando como se esperaba. En el trimestre anterior, los analistas señalaron que el móvil, que destaca por ser modular, solo logró vender 2,2 millones de unidades, una cantidad que posicionarí­a a LG muy lejos de sus principales rivales.

LG resultados

La caí­da de ventas de smartphones de alta gama le ha supuesto a LG que su división de telefoní­a móvil facturara un 23 % interanual menos que en el mismo periodo del año pasado, hasta los 2.007 millones de euros. Si unimos esto a los costes de reestructuración de esta división, la jugada le ha costado a LG una pérdida operativa de, como decimos, 350 millones de euros para el trimestre. Asimismo, el beneficio bruto de explotación de la firma fue de 38 millones de euros para el periodo de entre julio y septiembre. Además, su beneficio operativo fue de 227 millones de euros, lo que significa un 3,67 % interanual menos. La surcoreana consiguió facturar 10.613 millones de euros, un 5,73 % menos que en el mismo trimestre del año pasado.

Para los próximos trimestres y, sobre todo de cara a la campaña navideña, la empresa quiere aumentar las ventas de su último modelo LG V20, un dispositivo que destaca sobre todo por su doble pantalla. Además, desde LG quieren impulsar las ventas de sus teléfonos de las gamas K y X, así­ como perfeccionar el desarrollo de su próximo nuevo buque insignia, que, a priori, verá la luz el próximo año 2017. Con estos resultados, y si tenemos en cuenta también los de Samsung, está claro que las firmas surcoreanas tienen que ponerse las pilas si no quieren quedarse rezagadas respecto a sus principales rivales.