7 trucos para mejorar la baterí­a del Samsung Galaxy S8 y S8+

Los flamantes Samsung Galaxy S8 y Samsung Galaxy S8+ ya están llegando a los diferentes mercados. Sin ir más lejos, aquellos que lo deseen ya pueden hacerse con las primeras unidades en España.

Los nuevos dispositivos mejoran a sus antecesores en todos los sentidos, apostando por unas pantallas todaví­a más grandes, capaces de curvarse hacia los dos lados. Pero esto no es todo. Porque los equipos llegan dotados con el famoso sensor de iris. El mismo que ya probamos a bordo del Samsung Galaxy Note 7.

En el apartado de la baterí­a, las mejoras también son evidentes. Ambos cuentan con sistemas de carga rápida e inalámbrica. El primero, el Samsung Galaxy S8, disfruta de una baterí­a de iones de litio con 3.000 miliamperios de capacidad y puede ofrecernos un rendimiento de 8 horas y 22 minutos de autonomí­a. El Samsung Galaxy S8+, por su parte, se supera con 3.500 miliamperios y puede llegar a ofrecer 8 horas de energí­a a todo tren.

Pero, ¿qué podemos hacer para que la baterí­a del Samsung Galaxy S8 y S8+ nos dure más? Aquí­ tienes 7 trucos que pueden sacarte de más de un apuro.

samsung galaxy s8 baterí­a

7 trucos para mejorar la baterí­a del Samsung Galaxy S8 y S8+

Mejorar la baterí­a del Samsung Galaxy S8 y S8+ no es tan difí­cil. Empecemos por el principio.

1. Usa un fondo de pantalla oscuro. Ya sabes que ambos equipos cuentan con una pantalla Súper AMOLED. Esto significa que para conseguir los blancos, el panel tiene que trabajar (y gastar) más. En cambio, los colores negros ya están hechos por defecto. Si quieres ahorrar baterí­a, elige un fondo de pantalla oscuro.

2. Reduce el brillo de la pantalla. Es uno de los factores cruciales: el del brillo de la pantalla. Samsung suele reducir el brillo por defecto, cuando el teléfono tiene poca baterí­a. Sin embargo, durante su uso normal el nivel de brillo siempre dependerá de ti. Redúcelo hasta que sea aceptable.

3. Desactiva el rastreador de Bluetooth y WiFi. Ya sabes que no hace falta andar buscando redes WiFi y conexiones Bluetooth compatibles cuando no lo necesitas. Si ya tienes una conexión o, sencillamente, no tienes la menor intención de acceder a ninguna de estas redes, puedes desactivar el rastreador puntualmente o activarlo solo cuando lo necesites.

4. Haz que la pantalla se apague antes. No hace falta que la pantalla de tu Samsung Galaxy S8 permanezca encendida demasiado rato, si decides aparcar el teléfono sobre la mesa unos instantes. De hecho, puedes reducir este tiempo para seguir ahorrando baterí­a que se consume de manera innecesaria.

samsung galaxy s8 autonomí­a

5. Aprovecha la función Always On Display. Ya la conocemos. Se trata de una herramienta que nos permite ver notificaciones pendientes sin necesidad de desbloquear el teléfono. Ahora, además, esta pantalla es personalizable. Incluso con fotos propias y colores favoritos.

6. Revisa el monitor de baterí­a de las aplicaciones. Esto te ayudará a tener siempre presente qué aplicaciones gastan más energí­a y qué otras no tanto. Este indicador te orientará sobre la manera de usar tu teléfono, pero también te dará pistas sobre qué apps deberí­as instalar: primero porque no las usas; segundo porque gastan demasiado.

7. Baja la resolución de pantalla. Cuanta más resolución tenga la pantalla, más energí­a consumirá. Si cuando no ves contenidos multimedia o juegas quieres bajarla, tu baterí­a lo agradecerá. Las opciones que tienes son las siguientes: HD+ (1480 x 720), FHD+ (2220 x 1080) y WQHD+ (2960 x 1440). En cuanto la reduzcas, notarás un menor consumo.

Tags: