LTE 4G, ¿qué significan las categorías de LTE y en qué afecta a mi móvil?

A la hora de buscar un móvil, tendemos a fijarnos en su potencia. Qué procesador usa, cuantos gigabytes de memoria RAM tiene o qué cámara incluye. Sin embargo, es bastante común que dejemos en un segundo plano la conectividad del móvil. No obstante, si nos fijamos, las siglas LTE aparecen en la mayoría de dispositivos modernos. Pero, ¿qué significan?

Hoy nos hemos propuesto explicar de la manera más sencilla posible el significado de LTE. Además, haremos repaso sobre las categorías de este término, y que repercusiones puede tener en uso cotidiano de nuestro dispositivo móvil.

4G, LTE y sus categorías

Las siglas LTE hacen referencia al término Long Term Evolution, que en español significa Evolución a Largo Plazo. Se trata básicamente de una tecnología de transmisión de datos, que permite la subida y bajada de archivos a gran velocidad. A grandes rasgos, esta tecnología es el siguiente paso en la evolución del 3G. Sin embargo, la velocidad del LTE puro es menor que la del 4G, según los estándares definidos.

Aun así, muchas compañías usan estas siglas junto a 4G, en parte como una estrategia de marketing. Dicho de otra forma, el 4G LTE que venden algunas empresas equivaldría a un ‘3.9G’. Y es que el LTE es realmente más usado que el 4G puro. Esto es así por su bajo coste de desarrollo en comparación con el 4G, además de la velocidad que ofrece, y el ancho de banda adaptativo; que le permite trabajar en distintas bandas de forma aislada o simultáneamente.

No obstante, la tecnología LTE no se ha quedado estancada, sino que sigue en constante desarrollo. Por ello, y para evitar confusiones, los distintos tipos de esta tecnología se dividen en categorías. Dichas categorías marcan tanto la velocidad de subida y de bajada máximas permitidas. De esta forma, existen actualmente unas 13 categorías útiles, además de varias en desarrollo.

Tabla de categorías LTE
De todas formas, de poco sirve tener la categoría LTE más potente si no podemos sacarle provecho. Y es que la velocidad de subida y bajada de nuestro teléfono depende directamente de dos factores: la categoría LTE de nuestro terminal y la velocidad máxima compatible de nuestra operadora. Sea como fuere, por poner un ejemplo si en las características técnicas de nuestro móvil encontramos que tiene LTE Cat.7 significaría que a nivel teórico es capaz de alcanzar hasta 300 Mbps de descarga y 150 Mpbs de subida cuando estemos usando los datos móviles. La categoría de LTE no influye en la velocidad que se pueda conseguir conectado a la WiFi.

La tecnología LTE en España actualmente

La tecnología LTE en España actualmente

En nuestro país, las grandes compañías telefónicas no suelen dar cobertura LTE a ninguna ciudad con menos de 70000 habitantes aproximadamente. Esto supone que únicamente alrededor de 100 poblaciones de España cuentan con esta clase de redes. Además, las grandes compañías de nuestro país poseen una red de 400 Mbps de descarga, pero con alcance limitado a una pequeña lista de poblaciones. Puedes consultar la cobertura y la velocidad máxima de tu zona a través de los siguientes enlaces, tanto para Movistar, como para Vodafone y Orange.

Por otra parte, entre las grandes compañías y las operadoras virtuales existe en muchos casos una diferencia notable en velocidades. Se especula que dicha diferencia se deba a una limitación de la red por parte de las grandes operadoras, con el fin de evitar la competencia. Por ello, operadoras virtuales como Lowi o Pepephone cuentan con 150 y 40 Mbps de descarga máximos. Una velocidad limitada en comparación con otras grandes compañías.

¿Qué supone todo esto para mi móvil?

¿Qué supone todo esto para mi móvil?

En resumidas cuentas, podemos decir que, si un teléfono dispone de una buena categoría LTE, es solo cuestión de tiempo que el usuario pueda sacarle provecho. Cada vez son más lo terminales que cuentan con tecnología LTE 4G de categoría 9. Es decir, con velocidades máximas de 450 Mbps de bajada y 150 Mbps de subida. También es de esperar que, con el tiempo, la velocidad de las operadoras mejore. Dicho de otra forma, poco a poco, esta tecnología seguirá mejorando, y proveyendo a sus usuarios de mejores velocidades en sus terminales.

Por tanto, comprobar siempre la categoría de nuestro dispositivo es importante, ya que este dato nos permitirá saber si podemos aprovechar toda la velocidad que nuestra operadora nos ofrece. O, si por el contrario, nuestro terminal es capaz de navegar a mayor velocidad de la que disponemos.

Otras noticias sobre... ,