No habrá más actualizaciones para los Samsung Galaxy A3 2016, Galaxy J1 y Galaxy J3

Según Sammobile, blog especializado en la marca coreana Samsung, la empresa de productos electrónicos ha publicado en su web un listado de terminales que podrían no disponer, a partir de ahora, de más actualizaciones de seguridad. Estos terminales son el Samsung Galaxy A3 de 2016, el Samsung Galaxy J1 y el Samsung Galaxy J3. Si tienes alguno de ellos, va siendo hora de que pienses en renovar tu teléfono.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Las actualizaciones de seguridad son el principal problema del ecosistema Android. Los fabricantes ajenos a Google van a su propio ritmo, teniendo que adaptar dichas actualizaciones a su propia capa de personalización. Por lo general, la gama superior de Samsung recibe 3 años de actualizaciones de seguridad, mientras que la gama media, por cuestiones de presupuesto, se queda solo en un par de ellos.

Actualizaciones de seguridad en Android y obsolescencia

Como decimos, en su página de actualizaciones de seguridad, Samsung ha acabado eliminando definitivamente estos tres terminales. Asimismo, ha añadido a esta misma página cuatro nuevos dispositivos: Samsung Galaxy A8 (2018), Samsung Galaxy A8+ (2018), Samsung Galaxy J2 (2018) y la tablet Samsung Galaxy Tab Active2.

Recientemente, Samsung ha lanzado su nuevo Samsung Galaxy A8 Enterprise Edition, prometiendo para este terminal 3 años de actualizaciones de seguridad mensuales. La única diferencia entre la Enterprise Edition y la que ya conocemos es que este nuevo terminal incorpora doble SIM, por lo que es un terminal muy adecuado para aquellas personas que siempre tienen que disponer de móvil de trabajo, además del personal.

Una mala noticia para todos los poseedores de estos terminales que ven como la obsolescencia les obliga a tener que renovar sus terminales móviles. Algo en lo que tenemos que pensar, sin duda al comprar un teléfono móvil es en las futuras actualizaciones de seguridad. No tener un teléfono debidamente actualizado puede pasarnos factura pues está mucho más expuesto a ciberdelincuentes y a posibles robos de datos personales. Es por ello que al adquirir un terminal debamos decantarnos por uno del año en curso, evitando modelos de años anteriores.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...