Cómo evitar que el móvil se recaliente en exceso

Cada verano el mismo problema, el calor no solo se apodera de nosotros, también de nuestro móvil. Hasta el punto de que al tocarlo lo notamos tan caliente que tememos que le pueda ocurrir algo. El miedo aumenta si además vemos que va más lento, hay apps que se quedan sin funcionar, o parece que no responde en muchas ocasiones cuando escribimos por WhatsApp o publicamos en Instagram. La gran pregunta es: ¿se puede hacer algo para evitarlo? La respuesta es sí. Te dejamos algunos consejos.

Evita ponerlo al sol

Este consejo es uno de los más básicos, pero a muchos se les puede pasar por alto. Cuando vayas a la playa, piscina, tomes algo en alguna terraza o, incluso, estés dentro del coche, evita por todos los medios dejar tu teléfono a pleno sol. Ten en cuenta que exponerlo a temperaturas de más de 35 grados puede ser bastante perjudicial, sobre todo si se te olvida y el tiempo va pasando. Tenlo siempre guardado en la mochila, bolso o guantera del coche para que de este modo no se sobrecaliente en exceso. Si viajas a menudo, lo usas de navegador y es inevitable que le vaya dando el sol durante el trayecto, colócalo en una zona que esté cerca de la salida de aire acondicionado.

sol calor

No uses el móvil mientras se carga

Uno de los momentos en los que el móvil más se calienta es cuando está en proceso de carga. Por lo tanto, intenta no utilizarlo en ese tiempo. Sobre todo, procura no usar aplicaciones que consumen muchos recursos, como algunos juegos y herramientas, o tener muchas ventanas de navegación abiertas. Igualmente, si tu dispositivo cuenta con sistema de carga rápida, evita recurrir a ella en los días de intenso calor o cuando notes que la temperatura del lugar es más alta de la que te gustaría. Lo mejor, déjalo cargando en un lugar tranquilo, con sombra, y ten un poco de paciencia.

carga movil

Tenlo en mínimos

Hay días y lugares de España en los que el termómetro en verano supera los 40 grados a la sombra. Imagina lo que sufre tu terminal si te pones a exigirle demasiado en esos momentos. Es posible que si lo haces te encuentres con reinicios inesperados, una carga lenta o problemas a la hora de escribir mensajes. Eso sin contar lo caliente que lo notarás al tocarlo, algo que impone demasiado. ¿Qué es lo mejor en estos casos? Básicamente, en los momentos de mucho calor no tengas muchas apps abiertas en segundo plano. Ve hasta los ajustes y pon el brillo de pantalla al mínimo. En definitiva, espera a que estés en un lugar con aire acondicionado y no le pidas más a tu móvil de lo que puede ofrecerte.

Reinícialo

Si pese a poner todo esto en práctica hay momentos del día en los que realmente lo notas excesivamente caliente, lo más recomendable es que lo apagues y lo mantengas un rato así. Espera unos 20 minutos o hasta que lo notes con una mejor temperatura. Después reinícialo, y si aún te encuentras en sitios con mucho calor no lo utilices demasiado como te venimos diciendo.

calor movil

Acércalo a un lugar fresco

Si no tienes más remedio que usar el móvil continuamente, ya sea por trabajo o por temas personales, te aconsejamos que cuando empieces a notar que se sobrecalienta lo acerques un rato a una fuente de frío. Ponlo cerca de un ventilador o aparato de aíre acondicionado. Que siempre sea una fuente de frío seca. Nunca intentes meterlo en el frigorífico o congelador, puesto que esto podría dañar sus componentes internos y que finalmente sea peor el remedio que la enfermedad.

Quítale la funda

Si ves que la cosa se pone muy fea, tu móvil está excesivamente caliente, incluso después de haberlo reiniciado y puesto un rato debajo del ventilador, el próximo paso es desnudarlo. Esto no significa que lo desmontes, ni mucho menos, solo que le quites la funda o carcasa protectora si es que lleva una. Durante los meses de calor lo más recomendable es dejarlo lo más despejado posible, sin fundas aparatosas que lo cubran en exceso. Puedes durante estos meses echar mano de una protección que solo cubra los marcos laterales. Si tienes miedo por la pantalla, siempre puedes recurrir a una lámina de cristal templado para protegerla.

funda

Instala una app

Hay aplicaciones para todo, también para evitar que el móvil se caliente en exceso. Una de ellas es Cooler, disponible para Android. Su funcionamiento es muy simple e intuitivo. Lo que hace básicamente es controlar y vigilar la temperatura de tu equipo en todo momento. Hasta el punto que en cuanto detecta que se sobrecalienta, se permite el lujo de cerrar aquellas apps que consumen muchos recursos. Con Cooler podrás supervisar y registrar la temperatura de tu teléfono en tiempo real, observando en cualquier momento las curvas con los cambios producidos.

En la Play Store también puedes encontrar otras como Phone CooleEnfriador de teléfono. Todas trabajan de manera similar, por lo que realmente da igual instalar una que otra.

Compra un móvil especial

Si vives en lugares en los que el calor no es cosa de dos meses o semanas, si no que está presente todo el año. En estos casos, lo mejor es que tengas en cuenta adquirir un dispositivo que soporte bien las altas temperaturas. Por ejemplo, terminales especialmente fabricados para jugones, como es el caso del Razer Phone. Entre los componentes de este dispositivo se encuentra una lámina de cobre que ayuda a disipar el calor. Del mismo modo, otro modelo al que puedes echarle un vistazo es al Sony Xperia XZ5. Este incluye unos tubos de calor para que los componentes del móvil trabajen correctamente y no sufran con las altas temperaturas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.