Samsung Galaxy W2019, así es el móvil tipo concha con Snapdragon 845 y dos pantallas

Parece que Samsung está acaparando la mayor parte de las noticias tecnológicas en el día de hoy. Minutos atrás os hablábamos de que la compañía ha lanzado, en colaboración con Microsoft, un nuevo sistema que permitiría jugar a juegos de Xbox One en móviles Samsung. Anterior a esta noticia salía a la luz que la misma empresa está trabajando en la actualización de Android 9 Pie para el Samsung Galaxy Note 8. Ahora el fabricante presenta, después de varios meses de rumores y filtraciones, el Samsung W2019, el móvil tipo concha con hardware de gama alta que pretender romper el mercado el próximo año.

Doble pantalla en un diseño tipo concha

El diseño del Samsung W2019 es, junto con el hardware, el aspecto que más destaca de este terminal. Como podéis ver en las imágenes, el citado teléfono móvil cuenta con el ya clásico diseño tipo concha que nos permite abrir y cerrar el dispositivo como si de un libro se tratase.

Pero más alla de su diseño, donde realmente brilla el W2019 es en su pantalla, o mejor dicho, pantallas. En concreto, nos encontramos con dos paneles situados en la parte interior y exterior del dispositivo con idéntico tamaño, tecnología y resolución: 4,2 pulgadas, resolución Full HD y tecnología AMOLED.

Samsung-W2019-official-1

También cuentan con protección Corning Gorilla Glass, y ambas pueden ser usadas tanto con el móvil cerrado como con el móvil abierto. De hecho el sistema basado en Android Oreo 8.1 bajo la capa de Samsung Experience UI admite el uso completo de sus funciones tanto en la pantalla “de dentro” como en la “de fuera”.

Hardware idéntico al del Samsung Galaxy Note 9

Si por algo destaca este Samsung W2019, más allá de por su diseño, es por su hardware interno. Si bien pudiera parecer que se trata de un móvil orientado al publico general, el nuevo lanzamiento de Samsung cuenta con lo último de lo último en tecnología móvil. De hecho su hardware es casi calcado al Galaxy Note 9.

Samsung-W2019-official-3

En resumen, nos encontramos on un procesador Snapdragon 845 acompañado de 6 GB de memoria RAM y 128 y 256 GB de almacenamiento interno, el cual puede ser ampliable mediante tarjetas microSD. En lo que respecta a la batería, cuenta con un módulo de nada más y nada menos que 3.070 mAh, nada mal para un móvil con semejante tamaño de pantalla. Desde Samsung aseguran que cuenta con 85 horas en reposo y 280 horas de llamada activa. Habrá que ver como se comporta con el uso de las dos pantallas.

Tampoco el resto de especificaciones se quedan cortas frente a su hardware interno. Dispone de todo tipo de tecnología inalámbrica: 4G, NFC, WiFi Dual, Bluetooth 4.2. Por si esto no fuera poco, dispone de jack para los auriculares, algo que cada vez empieza a ser menos común.

La mejor cámara de Samsung

¿Pensabais que el apartado fotográfico iba a quedarse corto? Nada más lejos de la realidad. Si el hardware está a la altura del Galaxy Note 9 y el Galaxy S9, las cámaras no iban a ser menos. Tal es así que nos encontramos con la misma configuración de cámara que en el Galaxy Note 9.

Doble cámara de 12 megapixeles y apertura focal variable de f/1.5 a f/2.4 y fija de f/2.4 y es lo que nos encontramos en su parte trasera. Ambos sensores pueden grabar a 4K 60 FPS y a cámara lenta 960 FPS. Por desgracia, la parte delantera no cuenta con cámara alguna (al menos Samsung no lo ha confirmado).

Precio y disponibilidad en España

Como suele ocurrir con este tipo de dispositivos, su llegada al mercado europeo es toda una incógnita en el momento de salida. Samsung no ha confirmado que llegue a otros mercados más allá del chino, pero no es descartable que acaba expandiéndose internacionalmente.

En lo referente al precio, la compañía confirma que saldrá por un valor superior a los 10.000 yuanes. En moneda europea esto se traduce en más de 1200 euros. Habrá que ver si llega a este mismo precio en España, si es que acaba llegando.

Otras noticias sobre... , ,