7 motivos por los que tu móvil está funcionando más lento de lo que debería

Que un móvil sea rápido o lento dependerá principalmente del procesador que este tenga, así como de la memoria RAM y ROM con la que esté emparejado dicho procesador. Sin embargo, pueden haber diferentes factores, más allá del hardware del dispositivo, que pueden afectar su funcionamiento, disminuyendo así la velocidad con la que se abren las aplicaciones y juegos, y las diferentes funciones del sistema operativo. Si quieres saber cuáles son, échale un vistazo al siguiente listado. En este te decimos 7 motivos por los que tu móvil está funcionando más lento de lo que debería.

A continuación, hablamos sobre las razones principales por las que tu móvil podría estar teniendo problemas de rendimiento y cómo solucionarlos para que vuelva a funcionar con normalidad.

Tienes muchas aplicaciones abiertas en segundo plano

muchas apps en segundo plano

Cuando hay muchas aplicaciones abiertas en segundo plano, la memoria RAM se satura, y esto sucede porque cada app genera una carga sobre esta. Cuando la RAM está muy llena y llega a su límite, el rendimiento del móvil puede reducirse considerablemente. Por ello, se debe mantener lo más vacía posible. Para lograrlo, hay que cerrar las aplicaciones -y juegos- que no se estén usando en el momento, y así lo puedes hacer:

En Android

  1. Hay que abrir el apartado de ventanas recientes. Para ello, hay que deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba.
  2. Luego se deben cerrar las ventanas de las aplicaciones que no se estén usando, bien sea deslizándolas hacia un lado o hacia arriba o abajo.

Algunos móviles cuentan con una herramienta pre-instalada que se encarga de liberar la memoria RAM luego de haber hecho un análisis del sistema. En el caso de los Xiaomi, esta herramienta se llama Limpiador; solo hay que abrirla, para luego esperar a que escanee las aplicaciones y, finalmente, pulsar en el botón de «Limpiar».

En iPhone

Si tienes un iPhone y está funcionando lento, debes hacer lo mismo que en Android, que es acceder al apartado de aplicaciones recientes. Para ello, haz lo siguiente:

  1. Desliza el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba.
  2. Luego cierra las aplicaciones en segundo plano deslizándolas hacia arriba.

La memoria interna está llena… o casi

memoria interna llena del móvil

Al igual que con la memoria RAM, si la memoria interna del móvil está llena, este funcionará más lento de lo que debería. Dicha memoria también es conocida como memoria ROM y debe mantenerse lo más vacía posible, cosa que sabemos que puede resultar algo difícil, en especial si nuestro móvil cuenta con una capacidad de espacio de almacenamiento algo reducida. Lo recomendable es contar con entre un 10% y 20% de espacio libre. Si aún tienes dicho espacio sin ocupar, intenta mantenerlo así. De lo contrario, tendrás que borrar algunos archivos (imágenes, vídeos, canciones, documentos…) y desinstalar algunas aplicaciones (en especial las que son muy pesadas y no usas).

Otra forma de liberar la memoria interna del móvil es mediante la eliminación de la memoria caché de las aplicaciones; para conseguirlo, haz lo siguiente:

En Android

  1. Entra en los ajustes del teléfono. Para ello, accede a Ajustes o Configuración.
  2. Luego dirígete al apartado de Aplicaciones.
  3. Ahora entra en Administrar aplicaciones.
  4. Luego pulsa en las aplicaciones que más usas, para luego presionar en el botón de Limpiar datos o Borrar caché. Los pasos y botones pueden cambiar ligeramente, según la versión de Android y la capa de personalización del móvil en cuestión.

Otra forma de borrar la caché en Android para conseguir más memoria interna es usando alguna herramienta del sistema. En Xiaomi, por ejemplo, existe la app Limpiador. Con solo abrirla, esta realizará una revisión del sistema y determinará cuánta caché se puede limpiar. Si no se tiene alguna app preinstalada como esta en el móvil, se puede conseguir una en la Play Store.

En iPhone

Para borrar la memoria caché en iPhone, hay que, sí o sí, desinstalar las aplicaciones. Esto se debe a que iOS no da la opción de borrar la caché de las apps tal y como lo hace Android. Luego se deben instalar las aplicaciones eliminadas nuevamente. Eso sí, no basta con desinstalar las aplicaciones a través de la pantalla de inicio; esto se debe hacer mediante los ajustes del teléfono de la siguiente manera:

  1. Entra en Ajustes.
  2. Luego dirígete al apartado de General.
  3. Posteriormente, accede en Almacenamiento del iPhone.
  4. Ahora elige la aplicación a la cual le quieres borrar la caché, para luego pulsar en el botón de Eliminar app (no en el de Desinstalar), con el fin de borrarla completamente del móvil junto con sus datos y caché almacenados a lo largo del tiempo.
  5. Finalmente, vuelve a instalar la aplicación desinstalada a través de la App Store. Si esta era de pago, no te preocupes; podrás instalarla sin coste nuevamente.

Por otro lado, para borrar la caché de Safari, el navegador pre-determinado del iPhone y una aplicación que suele acumular mucha caché con el uso, se debe acceder a Ajustes. Una vez allí, hay que buscar la aplicación de Safari, para luego pulsar en esta y presionar en el botón de Borrar historial y datos de sitio web. Eso sí, ten en cuenta que, luego de pulsar en tal botón, no solo se eliminará la caché del navegador, sino también otros datos como el historial de navegación, por ejemplo.

El software del móvil está desactualizado

actualizar el móvil

Mantener el móvil actualizado es necesario para que el sistema en general funcione correctamente y sin ningún tipo de bugs, ni problemas de ralentización, ya que, por lo general, las actualizaciones vienen con correcciones de errores y numerosas mejoras de rendimiento. Sin embargo, si el teléfono en cuestión es muy antiguo, es probable que ya no cuente con alguna actualización reciente para descargar. Si este no el caso y quieres saber si el dispositivo tiene alguna actualización pendiente, debes hacer lo siguiente:

En Android

  1. Entra en los ajustes del móvil. Para ello, accede a Configuración.
  2. Luego pulsa en la entrada de Acerca del teléfono o Información del teléfono.
  3. Después debes presionar en Versión de software. En algunos móviles, esta sección puede aparecer como Actualización, Sistema operativo o con cualquier otro nombre similar que haga alusión al firmware del dispositivo.
  4. Luego el móvil buscará de forma automática alguna actualización disponible -si la hay-. En caso de que haya una, hay que pulsar en el botón de Descargar a instalar o simplemente Instalar.
  5. Finalmente, se debe esperar a que el proceso termine. Esto puede tomar algunos minutos u horas, dependiendo del tamaño de la actualización. Asimismo, es posible que no puedas utilizar el móvil durante el proceso de descarga e instalación de la nueva actualización.

En iPhone

  1. Primero hay que entrar en Ajustes.
  2. Después debes pulsar en la casilla de General.
  3. Ahora presiona en Actualización de software. Automáticamente, el móvil buscará alguna actualización pendiente por descargar.
  4. Si hay una actualización disponible, se debe proceder a pulsar en el botón de Descargar e instalar. Lo mismo que con Android, el proceso puede tardar unos minutos u horas, dependiendo del tamaño de la actualización.

Finalmente, tanto en Android como en iPhone, se recomienda contar con un nivel de batería mayor al 20% al momento del actualizar el software.

Tienes aplicaciones que siempre se ejecutan en segundo plano

apps en segundo plano hacen que el móvil funcione más lento

Existen unas que otras aplicaciones que siempre se ejecutan en segundo plano, incluso si no las has abierto recientemente. WhatsApp, Facebook e Instagram son tan solo algunos ejemplos de apps que están funcionando en todo momento, principalmente cuando se está conectado a una red Wi-Fi o datos móviles. A su vez, aplicaciones de dudosa procedencia (archivos APK para Android descargados mediante sitios web no verificados) pueden estarse ejecutando siempre en tu móvil sin que te des cuenta, bien sea para recopilar datos de usuario porque están diseñadas de tal manera. En consecuencia, el rendimiento del móvil se ve afectado, ya que estas generan una carga para el procesador y utilizan parte de la memoria RAM. Por ello, se debe evitar a toda costa instalar apps APK de poca o nula confianza.

Las aplicaciones están desactualizadas

No solo hay que mantener el software del móvil actualizado, sino también las aplicaciones, ya que, de lo contrario, estas pueden funcionar más lento y de forma incorrecta, lo cual hace que el teléfono también vaya más lento e, incluso, se descargue más rápido. Y es que, por lo general, las actualizaciones de las apps corrigen errores, bugs y problemas de rendimiento que estas puedan presentar.

Para actualizar las apps en Android, se debe entrar en la Play Store, para después pulsar en el icono de la cuenta (foto de perfil que aparece en la esquina superior derecha de la pantalla) y, finalmente, en Administrar apps y dispositivos; allí se podrán encontrar todas las apps que ya cuentan con una actualización disponible.

En iPhone, hay que entrar en la App Store y pulsar en el botón de perfil de la esquina superior derecha de la interfaz . Luego hay que actualizar todas las apps que aparecen en el listado que allí se muestra.

El sobrecalentamiento

cómo evitar el sobrecalentamiento del móvil calor

El calor es uno de los peores enemigos del rendimiento de todo móvil, ya que hace que el procesador disminuya su potencia de forma prolongada hasta que el móvil vuelva a coger su temperatura de funcionamiento normal o, en su defecto, esta disminuya. A esto se le conoce como throttling y, en resumidas cuentas, hace que el teléfono vaya más lento de lo que debería. Sin embargo, en algunos móviles, dependiendo del procesador que tenga, el throttling puede ser más o menos agresivo.

De igual forma, sin importar esto, se debe evitar que el dispositivo se caliente para que el procesador no sufra de throttling y funcione sin ningún tipo de ralentizaciones. Para ello, hay que evitar usar el teléfono bajo la luz del sol, en sitios calurosos y poco o nada ventilados, con fundas muy gruesas que atrapen el calor y no lo dejen salir, y de forma muy prolongada con juegos exigentes o la cámara en funcionamiento.

La batería está dañada

la bateria del movil esta dañada

Si la batería del móvil está en mal estado, es posible que los componentes internos del mismo, como el procesador, reciban menos energía de la que necesitan y, por ende, funcionen con una potencia menor, afectando así el rendimiento del teléfono en cuestión. Asimismo, una batería dañada puede ser sinónimo de sobrecalentamientos más frecuentes debido a su estado, y, como bien destacamos en el punto anterior, el calor excesivo reduce la velocidad del móvil.

Para cuidar la batería lo más posible, se debe mantener un nivel de carga entre el 20% y 80%. A su vez, es recomendable realizar cargas parciales; es decir, por ejemplo, se puede cargar un 20%, luego un 30% más, y así sucesivamente, con el fin de que esta no se sobrecaliente en el proceso y sufra de menos estrés con la carga. También se debe evitar usar el móvil mientras se carga.

Por otro lado, para conocer el estado de la batería en Android, se debe abrir el teclado de Teléfono y marcar este código: *#*#4636#*#*. Luego se debe buscar el apartado de batería o salud de la batería, para ver cuál es su rendimiento actual. En iPhone, solo hace falta entrar en Ajustes, para luego ir a Batería y, finalmente, pulsar en Salud y carga de la batería.

Si la batería del teléfono está defectuosa, se debe reemplazar. Para ello, hay que llevar el móvil a garantía (solo si aplica) o un centro de servicio técnico especializado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.