samsung-SPH-W9600-1

La moda de la imagen tridimensional va mucho más allá de los cines. La industria pretende llenar cada uno de los salones con un televisor 3D y con un reproductor Blu-ray igualmente compatible con tres dimensiones. Sin embargo, tanto el cine 3D como la televisión 3D presentan un inconveniente por el que muchos usuarios no están dispuestos a pasar: las gafas 3D.

A muchas personas no les gustan las dichosas gafas 3D o, sencillamente, no pueden llevarlas porque les dan dolores de cabeza. Tampoco resulta fácil para aquellos que deben llevar gafas graduadas en su vida diaria. Ahora bien, ese problema no existe en los dispositivos móviles 3D. Como generalmente son de uso individual, es posible moverlo y colocarlo en el ángulo adecuado para poder percibir el efecto tridimensional sin necesidad de ningún otro artilugio.

samsung-w960-2

Esa gran ventaja los dispositivos móviles a la hora de disfrutar del 3D puede convertirlos en la ví­a más rápida para que las imágenes tridimensionales alcancen al gran público. Además en muchos casos no es necesario desarrollar contenidos especí­ficos para su visualización en tres dimensiones. Precisamente ése es el enfoque de algunos smartphones que han llegado al mercado: incluir un software que convierta en tiempo real los contenidos desde dos dimensiones a 3D.

Es la solución adoptada por el Samsung W960, lanzado el pasado mes de marzo en el mercado coreano. Este teléfono móvil, dotado de una pantalla AMOLED, tiene un botón para activar la función tridimensional, y viene precargado con contenidos de ví­deo en 3D realizados por Dynamic Digital Depth, que pueden verse sin unas gafas especiales. Actualmente, uno de los principales campos de aplicación de los contenidos 3D para dispositivos móviles son los videojuegos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.