iphone-camera-01

No sólo de Android viven las buenas (e interesantes) aplicaciones que tienen por objetivo sacarle punta a la cámara de nuestro móvil. iPhone también cuenta con muchas y apetitosas utilidades con las que potenciar el sensor del manzanófono. Hoy te vamos a hablar de tres de las aplicaciones que muchos usuarios consideran fundamentales si queremos que la cámara del móvil realmente nos permita hacer esas fotos que en condiciones normales resultarí­a muy complicado, cuando no imposible.

La primera de estas aplicaciones para iPhone es Camera Plus. Lo primero que nos llama la atención de esta apli es que tiene una interfaz de uso muy visual y atractiva. Los botones se disponen en la zona inferior de la pantalla con tres accesos básicos: menú de efectos y opciones, disparador de la cámara y acceso a la biblioteca de imágenes. Esta aplicación se puede conseguir en una versión gratuita con opciones limitadas, y una versión de pago que por dos euros amplí­a a todas las opciones. El principal atractivo de Camera Plus está en la gran cantidad de filtros, aplicables tanto a las fotos como a los ví­deos.

iphone-camera-02

Otra de las aplicaciones que podrí­an ganarse un sitio de excepción en nuestra biblioteca de utilidades para iPhone es Darkroom. A juzgar por su nombre, ya puedes imaginar por dónde van los tiros. Se trata en este caso de una aplicación especialmente pensada para hacer fotos en condiciones de luz insuficiente.

Como ya sabrás, cuando no hay mucha luz en escena, las fotos del iPhone acaban siendo muy poco apreciables. Darkroom lo que hace, basicamente, es tratar de compensar la falta de luz permitiendo una mayor entrada de brillo en el sensor, esperando además al momento con menor vibración para que la imagen quede lo más ní­tida posible. Lo mejor es que Darkroom es una aplicación gratuita.

iphone-camera-03

Por último, podrí­amos hablarte de Hipstamatic. Esta aplicación es la más interesante de estas tres, pero también la más cara. El primer “pack” de la aplicación cuesta un par de euros, pero para sacarle todo el partido posible habrá que dejarse más dinero en la App Store (el set de configuraciones más potente cuesta cinco euros).

La idea de Hipstamatic es convertir el móvil en una cámara antigua, con muchas opciones de personalización y múltiples configuraciones. La labor del usuario es muy importante, ya que con Hipstamatic jugamos a simular la construcción de lentes a gusto del consumidor, así­ como equipando filtros, flashes y opciones adicionales que pueden llegar a hacer que sea imposible hacer dos fotos iguales.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.