SMS Premium

Seguro que conoces a alguien que los haya sufrido. La forma de caer en la engañifa es de lo más variada: desde la treta que requiere enviar el mensaje ALTA para descargar politonos, juegos o cualquier otro contenido diseñado para nuestro móvil hasta concursos de carácter televisivo -aún resuenan las carcajadas que provocaron las muchas sátiras en torno a la salvaje campaña que sostuvo Antena 3 a través de un programa presentado por Carlos Lozano que, literalmente, torpedeó a media España a golpe de SMS fraudulento-.

SMS Premium

Son los llamados SMS Premium, unos mensajes cortos de carácter comercial que han llegado a suponer un molesto y costoso dolor de cabeza. Por culpa de la flexibilidad con que un cliente puede caer en la trampa que tienden este tipo de comunicaciones, una persona puede llegar a ver cómo su factura engorda con 35 euros adicionales, según conocemos a través de elmundo.es. En no pocos casos, la situación ha llegado a la preocupante situación de suponer cientos de euros facturados y, cómo no, reclamados por la operadora de turno.

No obstante, Telefónica, como parte de una estrategia que desde las últimas semanas ha empezado a virar en dirección favorable al cliente, tiene intención de atajar en medida de lo posible este problema. La erradicación de estos servicios comerciales no es una opción, por lo que las actuaciones buscan restringir la facilidad con la que un usuario puede llegar a suscribirse a este tipo de enví­os, que ocasiones se llegan a contratar sin que el usuario haya sido plenamente consciente de ello.

SMS Premium

Los ministerios de Sanidad y de Industria van a tomar cartas en el asunto, con vistas a actualizar la normativa que regula el funcionamiento de este tipo de servicios y clarificar qué casos pueden ser considerados fraudulentos. Pero antes que eso, Telefónica tiene intención de limitar la flexibilidad que hasta ahora caracterizaba a la contratación de estos servicios.

Así­, según se ha conocido, desde esta misma semana la operadora española no permitirá que sus clientes se suscriban a servicios de tarificación adicional mediante SMS si la contratación no va acompañada de la firma expresa del usuario en un documento escrito. Del mismo modo, y como ocurre en la mayorí­a de los productos y servicios que se adquieren por contratación, el cliente deberá adjuntar una fotocopia de su DNI como parte de la documentación obligatoria que deje clara su intención de suscribirse.

En caso de que seas uno de los afectados por este tipo de estrategias comerciales, puedes recurrir a una serie de soluciones. Rubén Vázquez, abogado especializado en Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologí­as nos expone qué podemos hacer. “Conforme al código de conducta para la prestación de los servicios de tarificación adicional (STA) basados en el enví­o de mensajes, una vez planteada la reclamación a la operadora y con ese número de reclamación, el usuario debe interponer reclamación ante la Dirección General de Consumo de tu Comunidad Autónoma o equivalente de los recogidos en el código contra la empresa titular de los STA“. Dicho de otro modo, “primero hay que reclamar a la operadora y pagar la factura menos la parte de los mensajes premium -normalmente aparecen como parte proveedor y oscilan entre 1,05 y 5,75 euros-“, y a continuación “solicitar un número de esa reclamacion, y con esa referencia, poner queja pertinente ante alguna de las entidades de consumo contra la empresa que te envia los SMS”.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...