Nokia PureView 808

En muy pocos años, los móviles han desplazado a las cámaras de fotos dedicadas como instrumentos funcionales para capturar imágenes. Como es lógico, hablamos de los dispositivos compactos de prestaciones medias, un tipo de aparato que, a causa del fulgurante crecimiento en calidad de los sensores y lentes desarrollados para teléfonos inteligentes, han acabado por resultar instrumentos prescindibles para un importante sesgo del mercado. Un ejemplo espectacular lo tenemos en el móvil Nokia 808 PureView de la foto. Un teléfono con cámara capaz de capturar imágenes con una resolución de 41 MPixeles. Algo único en el mundo de la fotografí­a.

La famosa fotógrafa Annie Leibovitz llegó incluso a decir que el iPhone es la cámara compacta de nuestra generación. Dejando aparte las frases marketinianas tí­picamente americanas, hoy nadie duda de que los smartphones son, de facto, los principales inventos que usamos para hacer fotos.

Y es que, en términos prácticos, las cámaras que equipan los móviles más punteros del mercado se han convertido en interesantes aliados de cara a los usuarios más creativos. Pese a que aún cuentan, en general, con carencias visibles ””zoom óptico, por ejemplo, que podemos suplir mediante incómodos accesorios””, este tipo de tecnologí­a ha alcanzado cotas muy reseñables que, para colmo, podrí­an crecer aún más a lo largo de este año y del próximo.

Nokia N8

Sin duda alguna, el móvil que marcó un antes y un después en lo que a cámara de fotos se refiere fue el Nokia N8. Este teléfono, presentado en septiembre de 2010, aún mantiene su vigencia gracias a la nueva actualización Nokia Belle, que ha insuflado vida en un terminal que sigue capitalizando la atención de muchos usuarios precisamente por su sensor. Hablamos de una unidad equipada con óptica Carl Zeiss, la cual combinada con una resolución máxima de doce megapí­xeles permite al usuario capturar imágenes de una calidad sorprendente que no deja a nadie indiferente.

Ofrece además una apertura de diafragma f/2.8 y, a diferencia de la inmensa mayorí­a de los teléfonos del mercado, el flash que acompaña a la cámara es de xenon, con lo que se consiguen mejores resultados que con los flash LED. En lo relativo al ví­deo, la cámara del Nokia N8 se limita a filmaciones en alta definición 720p.

Sony Xperia S

Precisamente 12 megapí­xeles es lo que se gasta otro terminal, aunque en este caso, presentado este mismo año de 2012. Hablamos del Sony Xperia S. Este terminal apuesta por un sensor Exmor-R, del mismo tipo que la firma japonesa emplea en sus cámaras de espejo translúcido de la serie NEX y Alpha más reciente. Obtiene resultados muy ní­tidos y de una calidad más que destacable. La lente ofrece una apertura de f/2,4, y el flash que integra es LED. Por su parte, la función de ví­deo alcanza una resolución máxima FullHD ””1080p””.

Es importante destacar que entre las virtudes de la cámara del Sony Xperia S brillan con luz propia algunas de las funciones adicionales que integra este móvil, como la utilidad 3D Sweep Panorama, con la que podrí­amos capturar fotografí­as en tres dimensiones que luego puedan visualizarse en televisores de la firma nipona. Esta misma función ya estaba presente en el Sony Ericsson Xperia Arc S, uno de los últimos firmados con la marca que compartí­a la compañí­a japonesa con la sueca Ericsson, aunque en aquel caso, hablábamos de un sensor de 8,1 megapí­xeles.

Samsung Galaxy S2

Precisamente en los ocho megapí­xeles se sitúan las cámaras de otros tres móviles que no podemos dejar de sacar a la palestra. Para empezar, hablaremos del Samsung Galaxy S2, el primero de todos los que estamos exponiendo en este artí­culo que salió a la venta integrando una cámara de ocho megapí­xeles con función de grabación de ví­deo en alta definición 1080p. La apertura de diafragma es de f/2,2. Dispone del reglamentario flash LED, y la aplicación controladora de la cámara ofrece multitud de opciones de personalización en el uso, de modo que dispondrí­amos de una gran variedad de parámetros para conseguir los mejores resultados que tengamos en mente. Su funcionamiento es además muy veloz, tanto en el arranque de la aplicación como en la captura entre foto y foto.

iPhone 4S

Por otro lado, también hay que hablar de la cámara del iPhone 4S. De nuevo, hablamos de una calidad de captura máxima de ocho megapí­xeles. Aunque lo más interesante de esta cámara no está ahí­, sino en el sensor. Tiene el mismo tamaño que el de las cámaras de los dos móviles anteriores. Pero en este caso, toca hablar de nuevo del Exmor-R de Sony, equipando además un interesante sistema de retroiluminación pensado para amortiguar momentos en que las escenas a capturar sean demasiado oscuras, algo en lo que también presta su ayuda una apertura f/2,4. También se ha integrado un filtro infrarrojo que mejora la experiencia en la captación de color respecto a los modelos anteriores. Y, al igual que en los casos ya descritos, podremos capturar ví­deo en calidad FullHD.

Por último, para cerrar con la trí­ada de últimos lanzamientos equipados con cámaras de ocho megapí­xeles, hay que hablar del HTC One X. Este móvil es, hoy, uno de los más interesantes que ofrece la firma taiwanesa. Su apuesta en el apartado de la foto y el ví­deo es una cámara que insiste en la tecnologí­a BSI, instalada en los últimos dispositivos vistos en el portafolio del fabricante asiático en 2011, y que está pensado para ganar en entrada de luz, incluso en situaciones donde la luminosidad, irónicamente, brille por su ausencia.

HTC One X

Otro de los puntos destacables de la cámara del HTC One X es la presencia de un estabilizador de imagen, que resultará útil en caso de que no tengamos un pulso todo lo firme que nos gustarí­a a la hora de capturar fotos. La apertura de esta cámara es de f/2.0, y entre las prestaciones de la aplicación controladora llama la atención la función de registro de fotografí­as durante grabación de ví­deo ””con resolución máxima FullHD””.

LG Optimus 3D

Cerraremos este repaso con dos teléfonos que, cada uno en su terreno, han resultado enormemente atractivos en lo tocante a sus cámaras. Para empezar, el LG Optimus 3D, que fue el primer móvil capaz de capturar fotos y ví­deo en tres dimensiones, con resultados que pueden visualizarse en la pantalla del propio terminal sin necesidad de accesorios ni gafas especiales. En el caso de las imágenes estáticas, este dispositivo permite registrar con una calidad máxima de cinco megapí­xeles ””que es el tope de resolución de su lente bifocal””; para la filmación de ví­deos, la calidad de captura máxima oscila entre 720p y 1080p, en función de si grabamos en 3D o en 2D, respectivamente.

Nokia 808 PureView

Y para poner el broche, no podemos dejar de hablar del Nokia 808 PureView, el teléfono con el que la firma finlandesa asestó un golpe en la mesa durante el pasado Mobile World Congress 2012 presentando un terminal con cámara de nada menos que 41 megapí­xeles. El sensor que instala este móvil es el más grande visto hasta la fecha en un teléfono, integrando además la óptica Carl Zeiss con apertura f/2,4 con la que el fabricante ya ha hecho hábito. En términos efectivos, el Nokia 808 PureView permite capturas de hasta 38,4 megapí­xeles, y en ví­deo alcanza una resolución máxima de alta definición 1080p. Como puedes comprobar son argumentos más que sólidos para pensar que este Nokia 808 PureView es, por derecho propio, el heredero de aquel dispositivo con el que comenzábamos este repaso, el Nokia N8.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp