Android 4.1

La nueva versión de sistema operativo para móviles y tabletas de Google no faltó al evento anual de desarrolladores de la firma californiana, Google I/O. Se trata de Android 4.1 Jelly Bean, una plataforma que supone un nuevo escalón en la competición que mantiene el fabricante con Apple, así­ como con Nokia y Microsoft ””ahora, aliados a través de Windows Phone””. El nuevo sistema, como decimos, está pensado para funcionar en teléfonos táctiles de los llamados inteligentes ””smartphones”” así­ como en tabletas. Desde la última versión comercial, Android 4.0 Ice Cream Sandwich, la plataforma comparte funciones e interfaz en ambos tipos de dispositivos, algo que será habitual en las ediciones posteriores y que queda rubricado con el presente Android 4.1.

Será a mediados del próximo mes de julio cuando empiece a circular Jelly Bean entre los dispositivos compatibles. Los primeros en poder actualizarse con lo más nuevo de la plataforma serán los Samsung Galaxy Nexus y Motorola Xoom, es decir, los que en términos prácticos son los terminales nativos de la casa ””el dispositivo de Motorola no es propiamente nativo, aunque la adquisición de la compañí­a por parte de Google acercó lógicamente a ambas, además de coincidir con el hecho de que todas las presentaciones de las versiones de Android para tabletas se realizaron en ese equipo””. Los desarrolladores ya pueden acceder a la versión de trabajo de Android 4.1.

¿Y que nos encontramos ante este nuevo sistema operativo? Para empezar, mayor fluidez. Desde Google se han esforzado en conseguir que los movimientos de los elementos que veamos en la interfaz no adolezcan ralentizaciones o transiciones abruptas. Al menos, durante las pruebas realizadas en el Google I/O durante su presentación, la suavidad en el funcionamiento era más que palpable. La idea es que todo fluya a una equivalencia de 60 cuadros por segundo, lo cual nos lleva a pensar de qué forma habrán solucionado esa fluidez de cara a dispositivos que ofrezcan un rendimiento por debajo del que surte el Galaxy Nexus.

Android 4.1

Entre las novedades que vemos en el escritorio principal de Android 4.1 destaca una especialmente: la opción de redimensionamiento automático de las ventanas flotantes ””widgets””. La idea es sencilla. Se trata de un sistema que nos permite, al mover ventanas configuradas para acceder a información a tiempo real desde la pantalla principal de Jelly Bean, que los elementos en cada una de las páginas o escritorios se redistribuyan para que, en medida de lo posible, encaje con una nueva configuración. Eso pasará, necesariamente, por la redistribución de los iconos que tenga cada página y un cambio en el tamaño del widget. Lo que habrí­a que comprobar es si todas las ventanas flotantes serán compatibles con esta solución o si los chicos de Mountain View sólo han integrado esta flexibilidad en los widgets dedicados a aplicaciones nativas.

La aplicación gestora de la cámara en Android 4.1 no se queda atrás. Ahora es más rápida, y ofrece una mayor integración con la galerí­a de imágenes. Por ejemplo, desde la propia aplicación accederí­amos al álbum, deslizando las imágenes hacia la izquierda justo tras capturarlas, lo que agiliza la selección de tomas. Precisamente, en la galerí­a se han integrado novedades que hacer más rápida la gestión de imágenes a través de comandos táctiles. Por ejemplo, dentro de la galerí­a, si retiramos una imagen fuera de los lí­mites que estamos viendo, ésta quedarí­a eliminada del álbum, aunque podrí­amos recuperarla si advertimos que la hemos borrado por error. Para dar marcha atrás, tendrí­amos que pulsar rápidamente sobre el panel, y el sistema interpretará que debe rescatar la foto.

Uno de los puntos donde más ha lucido Android 4.1 es en la integración del sistema de búsquedas. Tres son los puntos que vertebran las mejoras en este sentido. Lo primero, han rediseñado la interfaz de uso, haciéndola más sencilla e intuitiva ””mimetizándose además con Google+””. Por otro lado, afinan el sistema de búsquedas por voz. Aquí­ la cosa se pone interesante. Google mira fijamente a los figurados ojos de Siri, y de hecho, las búsquedas que integra están enfocadas para que los resultados se muestren como respuesta única ante consultas muy concretas. Eso sí­: por el momento sólo lo tendremos en inglés. El tercer pilar de su sistema de búsquedas es Google Now.

Google Now es una función que, básicamente, coteja los historiales de navegación y localización con los calendarios y suministra información intuitivamente al usuario. La idea es que Google Now funcione como una especie de agenda inteligente que nos sugiera datos que sean el resultado del análisis de varias fuentes que nosotros previamente hayamos proporcionado. Aparentemente, se trata de un servicio muy útil pensado para hacerle las cosas más fáciles al usuario, aunque no estará exento de interrogantes en lo tocante a la protección de la privacidad.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=pwoxxq8Tbmc[/youtube]

También se ha mejorado la gestión de las notificaciones, que dan un paso más en la integración con las funciones del dispositivo. Uno de los ejemplos que pusieron durante la presentación de Android 4.1 se centró en las llamadas perdidas, de modo que directamente desde la barra de notificaciones podrí­amos devolverlas sin necesidad de pasar por el área dedicada a las funciones telefónicas. Por otro lado, también advertimos que los distintos tipos de notificación ahora admiten una previa de los datos e informaciones que ofrecen sin necesidad de abrir las aplicaciones centradas en su gestión. En general, la idea es apostar por la interactividad inmediata desde este apartado, que se enriquece con un potencial gráfico mucho más cuidado.

Aparte de todo esto, Android 4.1 Jelly Bean incorpora nuevos idiomas, así­ como mejoras en la comunicación entre dispositivos a través de la función NFC que estrenaron en Android 4.0 Ice Cream Sandwich como Android Beam. Uno de los puntos que más destacó, además, se centró en los medios de entrada de texto. Un nuevo teclado virtual hace su aparición con la última versión del sistema, pero lo mejor está en su sistema de dictado sin conexión, que permite anotar textos por voz incluso sin contar con acceso a Internet. Por desgracia, esta opción sólo estará disponible en inglés durante su estreno.

Por último, Google Play también recibe novedades. La más interesante se centra en lo que los chicos de Mountain View han llamado Smart App Update. Se trata de una función que nos permitirá actualizar aplicaciones de una forma más ágil, ya que cada vez que haya una nueva versión de la app, ésta no tendrá que ponerse al dí­a mediante una nueva descarga completa del programa, sino que sólo se añadirán los nuevos bloques que se sumen a la aplicación.

Otras noticias sobre...