Nokia

El matrimonio que la finlandesa Nokia sostiene con las destacables tecnologí­as aplicadas a las cámaras de fotos integradas en sus móviles ha contado con no pocos aniversarios a reseñar. El último es el que ha venido dado por el sistema que ellos mismos han bautizado como PureView y que se ha instalado en el Nokia 808 ””próximamente parece que lo veremos en los Nokia Lumia con Windows Phone 8””, pero antes ya conocimos el potente sensor de 12,1 megapí­xeles del Nokia N8, y de hecho, desde el Nokia N95, con su atractiva lente Carl Zeiss, ya vienen demostrando la importancia que para la finesa tiene este apartado en el cuadro de prestaciones de sus móviles.

Ante esto, ¿cuáles serán las siguientes etapas en este idilio? Según conocemos a través de Unwired View, parece que el futuro de la tecnologí­a que se empleará en las cámaras de los móviles de Nokia pasa por el grafeno. El grafeno es un material procedente del carbono que cuenta con una serie de propiedades que lo hacen muy atractivo de cara a su aplicación en elementos fundamentales en electrónica.

Nokia cámaras con sensor de grafeno

Es un gran conductor, permite la elaboración de compuestos muy delgados y microscópicos, altamente resistentes, y puede llegar a ser casi transparente. Por otro lado, la producción de este compuesto es bastante económica. Por todas estas razones, el grafeno ya se ha considerado el heredero del silicio, y la investigación que en los últimos años se ha vertido en torno a este material ya invita al entusiasmo al respecto de su implantación en el futuro inmediato de la electrónica y la informática.

Nokia, por su parte, ya piensa en el grafeno para el desarrollo de sus futuros sensores. Precisamente una de las cualidades que hemos descrito de este compuesto, su alta transparencia, sitúan el grafeno como un material muy interesante a la hora de emplearlo para construir cámaras para móviles. Y es que la capacidad de absorción de luz de este compuesto lo sitúa como un excelente candidato para fabricar unidades que, además, puedan ser notablemente más delgadas que las que actualmente se desarrollan basándose en sensores CMOS.

Grafeno

Pensemos, así­, en unidades como la del citado Nokia 808 PureView, aunque evitando la joroba que describe este móvil a causa de la cámara que instala a la espalda del terminal. Además, como decimos, el abaratamiento en los costes que van ligados al grafeno permitirí­an, entre otras cosas, la producción de sensores basados en esta tecnologí­a con una inversión bastante menor.

Por desgracia, por el momento no se conoce cuándo este tipo de cámaras serán una realidad más allá del camino que ha iniciado por la ví­a de la investigación, por lo que habrá que ser pacientes de cara a ver el primer móvil de Nokia que lleve un sensor basado en grafeno. Es más que probable que antes de que llegue ese momento, este material ya se deje ver en procesadores hiperveloces o en pantallas flexibles dotadas de una importante resistencia a roturas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...