iPod Nano Nokia Lumia 800

La mordacidad de Apple a la hora de demandar a diestro y siniestro a la competencia por el uso de tecnologí­a patentada por ellos mismos o denunciando que se ha plagiado un diseño es ya una vieja conocida del sector. La disputa con Samsung es la referencia más clara al respecto. No obstante, ¿qué ocurre si es Apple la que resulta sospechosa de haberse inspirado más de la cuenta en otro producto de alguno de sus competidores?

Eso es lo que desde varios puntos de la industria se empieza a plantear en cuanto al nuevo iPod Nano. Junto al iPhone 5, los de Cupertino presentaron una serie de dispositivos que también saldrá en los próximos dí­as a la venta. Entre ellos, una nueva generación de los pequeños reproductores de música y ví­deo con pantalla táctil. Esta tacada de mini-equipos han renovado su diseño, y el aspecto que ahora enarbolan como parte de su renovación ha resultado, cuanto menos, familiar.

Nokia Lumia 800

No hay que evocar demasiado a través de la imaginación para hacerse a la idea de que, ya sea por casualidad o inspiración, el iPod Nano guarda más de una concomitancia con el Nokia Lumia 800 ””o más bien, con el Nokia N9, que fue el primer dispositivo de la casa que hizo gala de ese diseño. A pesar de que los tamaños de uno y otro distan ”” el tipo de uso que se les espera a uno y otro es lógicamente distinto””, las lí­neas comunes son más que evidentes.

Para empezar, el iPod Nano lleva cubiertas exteriores multicolor que acaban prácticamente en los bordes laterales del equipo para, a la altura del frontal, pasar a mostrar una envoltura que rodee la pantalla rectangular. A diferencia de los Nokia N9, Lumia 800 y Lumia 900, donde la envoltura es negra, en los iPod Nano este marco es blanco ””excepto en el modelo del pequeño reproductor con carcasa negra, que es igualmente negro.

iPod Nano

La situación se hace más rocambolesca cuando, a la hora de poner sobre la mesa el culebrón judicial de las imitaciones de diseño, recordamos que los propios abogados de la firma de Cupertino llegaron a alegar que es posible competir con el iPhone sin recurrir a copias en el aspecto de los terminales. En este sentido, Apple puso como ejemplo a Nokia, que ha sido capaz de lanzar, a través de la gama Lumia, una serie de teléfonos inteligentes que recurren a su propio diseño, alejado de las propuestas de la multinacional californiana. Ahora, ese argumento se queda en algo menos firme.

Desde Nokia no hay movimientos por el momento. La jugada debe haberles dejado tan estupefactos a ellos como al resto de la industria. No obstante, resultarí­a más que irónico que, en esta ocasión, sean los chicos de Apple quienes tienen que vérselas con las competencia en los tribunales bajo la premisa de haber sido responsables de una copia de diseño en toda regla. Por lo pronto, Samsung y HTC ya preparan una demanda por la presencia de la tecnologí­a LTE en el iPhone 5.

Imagen principal: BGR

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,