nanoSIM

Otro de los rumores que acabó por confirmarse en el iPhone 5 es el uso de las nuevas tarjetas nanoSIM como método de identificación de la lí­nea del usuario. Así­, ya son tres los tipos de unidad empleados en alguna de las ediciones del teléfono de Apple, y dos las que los de Cupertino han impuesto al mercado. Este nuevo estándar viene a reducir en un 40 por ciento sus dimensiones respecto a la tarjeta microSIM que se empleó en los iPhone 4 y iPhone 4S, ajustando el tamaño al chip identificativo sin, sin apenas marco de plástico sobre el que instalarse. En total, las dimensiones de la tarjeta son de 12,3 x 8,8 x 0,67 milí­metros. No obstante, ¿por qué un nuevo cambio de modelo en tan poco tiempo?

nanoSIM

Durante el pasado primer trimestre, el organismo encargado de decidir el nuevo estándar, la ETSI, recepcionó las propuestas de los distintos fabricantes que habí­an diseñado posibles opciones para la tarjeta que vendrí­a a sustituir a la microSIM. Apple, Nokia y RIM pusieron sobre la mesa lo que entendí­an que debí­a continuar a la serie iniciada con la SIM. Las propuestas de la finlandesa y la canadiense vení­an a aproximarse al diseño de las tarjetas de memoria microSD, mientras que el trabajo de la californiana suponí­a recortar al mí­nimo el estándar anterior, lo cual permitirí­a compatibilizar las actuales tarjetas con el nuevo modelo, pero dificultarí­a, según Nokia, ajustar los costes de fabricación de las bandejas en las que se alojaran para instalarlas en los teléfonos.

iPhone 5

Finalmente, a principios de verano, la ETSI daba luz verde a la propuesta de Apple, adoptando la nanoSIM como el nuevo estándar ””el de mayor tamaño de las tres ideas que optaron a la decisión””. Ante esto, el iPhone 5 ya estaba supuestamente preparado para ser el primer equipo que se valiese de este tipo de unidades ””quizás el hecho de que se presentara en septiembre vení­a determinado por la necesidad de esperar a que la ETSI confirmara oficialmente la elección””, y empujando al resto de fabricantes a adoptar este estándar. No obstante, entre los últimos teléfonos presentados no se ha asomado la presencia de la nanoSIM, por lo que el iPhone 5 trabajarí­a en solitario en este sentido, al menos, por ahora.

Las consecuencias directas que trae consigo la llegada de la nanoSIM son evidentes. En primer lugar, a menos que sepamos cómo adaptar nuestra SIM o microSIM a este estándar ””algo que te contaremos estos dí­as””, tendremos que renovar la tarjeta. En vistas de respaldar las ventas del iPhone 5, las principales operadoras se han ido abasteciendo en las últimas semanas para dar respuesta a la que se prevee que sea una importante demada por parte del público que quiera hacerse con el último teléfono de Apple. Ante esto, por escaso que sea el margen, los beneficios que se arrojarán a favor de las compañí­as serán más sustanciosos.

¿Supone esto a su vez una nueva canalización de ingresos para Apple? Supuestamente, no. Los de Cupertino no contarí­an con una licencia para la explotación de las nanoSIM, o dicho de otro modo, contarí­a con ella, pero la cederí­a gratuitamente a los fabricantes, contraviniendo su polí­tica habitual y blindada.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,