Nokia Lumia 920

El grado de personalización de un teléfono móvil es, para muchos usuarios, un factor a tener en cuenta. Quizás no es de los más importantes, pero desde luego puede llegar a formar parte de la ecuación que resuelva la decisión de hacerse con uno u otro equipo en función de su sistema operativo. En el caso de Windows Phone 8, podrí­a parece que la interfaz Metro estrangula las posibilidades del propietario del equipo en este sentido, pero nada de eso. Y basta con echar un vistazo cómo, en pocos pasos y configurando escasos parámetros, podemos darle un punto muy personal a uno de los equipos de referencia de este ecosistema, el Nokia Lumia 920.

Nokia Lumia 920

Para empezar, podemos comprobar que las teselas que componen los diferentes botones animados de la vista principal se marcan en un color predominante ””con la excepción de algunos cuadrados concretos, como los de Spotify, Office o Xbox””. Si quisiéramos modificar esto, bastarí­a con indicarlo en un lugar muy concreto. Para ello, nos dirigimos al apartado de Configuración. Una vez ahí­, en el listado de Sistema pulsamos sobre Tema. Llegaremos así­ a un submenú donde podremos establecer dos criterios de personalización.

Por un lado, tendremos a nuestro alcance la definición del fondo de pantalla entre oscuro y claro. La vista con fondo claro es más cómoda en la lectura y visionado de menús, pero la que se vale del fondo oscuro es más eficiente si queremos dilatar la autonomí­a. Por otro lado, demos seleccionar lo que el sistema denomina color de énfasis. No se trata, ni más ni menos, que de la tonalidad con que se mostrarán las teselas y textos destacados. Ni qué decir tiene que la combinación entre ambos parámetros debe hacerse de forma más o menos coordinada. Por ejemplo, la elección del amarillo para el énfasis será más apropiada con el fondo oscuro cuando se trate de resaltar textos.

Nokia Lumia 920

Eso en lo que respecta al color. Pero también podemos meterle mano a las teselas en sí­. Una de las modificaciones que ofrece Windows Phone 8 respecto a la anterior versión está precisamente en un mayor margen de configuración con los botones y ventanas animadas de la pantalla principal, siendo igual de fácil que en Windows Phone 7 y Windows Phone 7.5. Así­, los cambios que podemos introducir se definen en dos parámetros: tamaño y ubicación. Tanto para realizar una modificación en uno u otro sentido, lo primero que haremos es dejar el dedo pulsado sobre el recuadro que queramos intervenir.

Tras un par de segundos, éste quedará resaltado y permanecerá flotando sobre la interfaz, apareciendo un par de iconos en las esquinas inferior y superior derechas. Si tocamos sobre el inferior, iremos comprobando las tres configuraciones por tamaño y forma: dos de ellas mantienen el recuadro con distintas dimensiones, y el tercero y más amplio lo convierte en un rectángulo que ocupa todo el ancho de la interfaz. Por otro lado, si pulsamos sobre el icono de la esquina inferior, podremos anclar la tesela en cualquier otro lugar de la pantalla, para lo cual previamente hemos de haberlo trasladado a la posición que más nos interese. La combinatoria por tamaños y ubicación de todas las teselas, sumado al color de botones y fondo hará que la pantalla de nuestro Nokia Lumia 920 sea mucho más personal.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...