Sony Xperia Z Ultra

Fue una de las sorpresas del pasado verano. Su nombre es Sony Xperia Z Ultra y cuenta con la peculiaridad de ser el smartphone con la pantalla más grande del mercado. El concepto phablet, o tabletófono, se le queda corto a su panel de 6,4 pulgadas y resolución FullHD, y casi podrí­amos comprenderlo como una tableta de pequeñas dimensiones y disposición 16:9 antes que como un teléfono de amplio formato. Sea como sea como queramos entender la naturaleza de este dispositivo, la realidad es que es un voluminoso caramelo para aquellos usuarios que busquen potencia y rendimiento multimedia en un dispositivo móvil. Y ahora, además, disponible a precios más o menos llevaderos gracias a la operadora de origen británico Vodafone.

Sony Xperia Z Ultra

La compañí­a roja ha anunciado la incorporación a su catálogo del Sony Xperia Z Ultra. Se trata de una exclusiva de la operadora, que será la única en comercializar este dispositivo durante los dos próximos meses. De este modo, quien no esté dispuesto o capacitado para pagar los 740 euros que cuesta el dispositivo en formato libre podrá acceder a alguna de las ofertas que despliega Vodafone. Éstas, como siempre, van ligadas a una serie de condiciones que el cliente tendrá que aceptar para poder llevarse el Sony Xperia Z Ultra, tales como la suscripción de un compromiso de permanencia y la contratación de determinadas tarifas.

Así­, por ejemplo, el Sony Xperia Z Ultra podrí­a ser nuestro sin abonar inicialmente ni un sólo euro, siempre y cuando nos hagamos clientes de las tarifas RED, RED2 o RED3, las cuales permiten disponer de llamadas y mensajes SMS ilimitados, así­ como franquicias para tráfico de datos de entre 1,5 y cinco GB, en función de la que contratemos. Los precios para estas tarifas, eso sí­, oscilarán entre 61,7 y 104 euros al mes ””aunque durante los seis primeros meses se aplicarí­a un descuento del 25 por ciento””.

Sony Xperia Z Ultra

No es la única opción disponible para poder llevarse el Sony Xperia Z Ultra, aunque sí­ la más económica en un primer momento. Si el cliente se decide por una de las tarifas Base, el dispositivo pasará a requerir un pago inicial de 150 euros. No obstante, habrá una compensación en el pago de la factura mensual, ya que las opciones Base son un tanto más llevaderas. Así­, lo que abonarí­amos como mí­nimo mes a mes oscilarí­a entre 30,25 y casi 50 euros, aplicándose asimismo un descuento del 25 por ciento durante el primer semestre tras la contratación. Estas tarifas incluyen una franquicia de un GB para tráfico de datos móviles, un paquete de 1.000 mensajes SMS y facturación de voz que varí­a entre el cobro de 1,21 céntimos el minuto y la disponibilidad de paquetes de 100 y 350 minutos.

En todos los casos, las tarifas son compatibles con la red de datos 4G de Vodafone, que está accesible de forma gratuita para el cliente con el Sony Xperia Z Ultra, teléfono que al disponer de conectividad LTE está preparado para navegar con velocidades que, en términos efectivos, es capaz de alcanzar puntas de descarga de hasta 50 Mbps sobre las infraestructuras de Vodafone.

Otras noticias sobre... ,