Vodafone

Los fabricantes cada vez renuevan con mayor celeridad sus catálogos de dispositivos. La japonesa Sony ha puesto en circulación tres terminales premium en lo que llevamos de 2013. Samsung ha hecho lo propio con los Samsung Galaxy S4 y Samsung Galaxy Note 3. Y Nokia está a punto de mostrar su tabletófono. Visto así­, es normal que los usuarios que sean especialmente proclives a tener lo último de lo último se las vean duras para poder estar al dí­a con lo más puntero del mercado. No obstante, la operadora de origen británico Vodafone quiere ponérselo más fácil a quienes quieran estrenar smartphone cada año, y lo hace con un nuevo servicio llamado «Nuevo cada año».

«Nuevo cada año» está pensado para poder saltarse el compromiso de permanencia que une al cliente con la compañí­a a través del smartphone que haya obtenido el año antes. Lo entendemos así­ como una tasa que, por una cuota de entre ocho y diez euros al mes, permite resolver dicho compromiso para acceder a las ofertas generales que la operadora tenga en su catálogo en el momento de poner en práctica el servicio. Pero no sólo eso: «Nuevo cada año» también es un seguro que funciona ante hurtos y robos, e incluso ante daños accidentales sufridos en el terminal, cubriendo incidencias en la pantalla (de las más habituales) o averí­as por agua.

Vodafone Premium

Decimos que este servicio implica un gasto mensual de ocho o diez euros. La diferencia en la cuota depende del smartphone y la gama en la que esté inscrita. Vodafone distingue ambas como Top cinco estrellas o Premium cinco estrellas. En la primera categorí­a entrarí­an terminales de primer nivel de cuantos hay en su catálogo en este momento, como los iPhone 5, Samsung Galaxy Note 3, Sony Xperia Z Ultra y Nokia Lumia 1020. Respecto a la segunda, los equipos que se incluyen en ésta serí­an los HTC One, Samsung Galaxy S4, Sony Xperia Z1, Nokia Lumia 925, LG G2 y BlackBerry Q10.

Desde mañana, martes 22 de octubre, los clientes de Vodafone que deseen apuntarse a este servicio podrán hacerlo en las condiciones mencionadas. No obstante, no será hasta dentro de un año cuando puedan beneficiarse de las ventajas que llevan a poder cambiar el terminal saltándose el compromiso de permanencia, ya que como señalan desde la operadora la renovación del smartphone sólo «se puede realizar desde el duodécimo mes en adelante». Además, añaden, «para poder adquirir el nuevo terminal a precio de oferta general, el cliente debe entregar el teléfono con el que se dio de alta doce meses antes». Una vez hecho eso, se ampliará el compromiso de permanencia con la compañí­a durante otros 24 meses, siendo de 18 meses en la tarifa contratada, que deberá ajustarse a las llamadas tarifas RED.

La clave ante este servicio estará en el precio de los terminales de cara a los suscriptores de «Nuevo cada año». Vodafone se ha limitado a apuntar que la cuota, además del seguro, lleva implí­cita la opción de renovar el teléfono año a año, pero no si habrá precios especiales que compensen el pago de anual aplazado de entre 96 y 120 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.