Samsung Galaxy Young

La operadora de origen francés Orange ofrece a sus clientes el Samsung Galaxy Young. Este smartphone sencillo está pensado para todos los bolsillos, ya que en formato libre cuesta aproximadamente 100 euros. No obstante, quienes no quieran desembolsar esa cantidad de una vez, o quieran acceder a algún tipo de oferta que reduzca su precio, siempre pueden optar por las soluciones que brinda la mencionada telefónica.

En este sentido, es posible hacerse con el Samsung Galaxy Young pagando unos 3,6 euros al mes durante 24 meses, con lo que acabarí­amos abonando casi 87 euros en total. Para poder acceder a esta oferta habrí­a que realizar una portabilidad o una migración y contratar una tarifa de entre las Delfí­n 16, Delfí­n 25, Ballena 23 o Ballena 35. A partir de aquí­, tendrí­amos que empezar a realizar abonos adicionales en concepto de pago inicial por el Samsung Galaxy Young. Así­, tendrí­amos que desembolsar 30 euros por el teléfono si, a pesar de cursar una portabilidad o una migración de tarjeta a contrato, suscribimos la tarifa Ardilla 7. Y de hecho, independientemente de la tarifa que elijamos de entre estas cinco, tendremos que pagar 40 euros por el Samsung Galaxy Young si lo que realizamos es una nueva alta.

Samsung Galaxy Young

Otro itinerario posible nos lleva a pagar 70 euros por el dispositivo si nos hacemos con una tarifa Delfí­n 20, Delfí­n 30 o Ballena 42 si cursásemos una nueva alta, pudiéndonos llevar el Samsung Galaxy Young sin soltar un euro contratando alguna de esas opciones, pero procediendo con una portabilidad. E incluso, desde Orange permiten que los clientes que lo deseen puedan conseguir este dispositivo para usarlo en modo prepago (o tarjeta).

En ese caso, el Samsung Galaxy Young nos va a costar 110 euros, aunque podrí­amos acceder a una promoción que la operadora dispone para aquellos usuarios que durante el proceso de compra compren también una recarga de 30 euros. Así­, el teléfono acabarí­a costando 80 euros, de modo que esos 30 euros de recarga se descontarí­an del precio final del Samsung Galaxy Young. En la práctica, acabarí­amos pagando los mismos 110 euros, aunque con 30 euros de saldo inicial.

Como hemos visto, con muchas las combinaciones posibles a la hora de cruzar tarifas, itinerarios de contratación y fórmulas de pago para poder hacernos con el Samsung Galaxy Young según distintos precios. El resultado es que, si acabásemos por llevarnos este terminal, tendrí­amos un dispositivo con pantalla de 3,27 pulgadas y cámara de tres megapí­xeles. Funciona con el sistema operativo Android 4.1 Jelly Bean y dispone de una conectividad muy completa que contempla Wi-Fi, 3G, Bluetooth, GPS y microUSB, entre otras cosas.

La potencia del Samsung Galaxy Young viene surtida por un procesador mononúcleo de un GHz y una memoria RAM de 512 MB. El almacenamiento se ciñe a cuatro GB de memoria interna, ampliable con hasta 64 GB adicionales, siempre que instalemos la correspondiente tarjeta microSD. El peso que registra en la báscula este Samsung Galaxy Young es de 112 gramos, y soporta entre seis y diez horas en uso constante y la baterí­a a tope de carga, en función de si conectamos o no el sensor de redes de Internet móvil.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,