LG G Flex 00

Por ahora solo hay en el mercado dos teléfonos inteligentes equipados con una pantalla curvada. Por un lado está el Samsung Galaxy Round, un dispositivo con poca prospección comercial; y por otro, el LG G Flex, un dispositivo que desde su lanzamiento es noticia de nuevo, pero no precisamente por algo bueno. Un informe publicado en Korea Times revela que la pantalla del LG G Flex no está resistiendo todo lo bien que deberí­a. Al parecer, los materiales con los que está fabricado este panel de seis pulgadas permiten que el dispositivo pueda doblarse fácilmente y recuperar su forma inicial. Pues bien, este documento indica que el terminal no estarí­a cumpliendo con lo esperado. La imagen publicada (la tienes en la parte inferior) muestra la formación repentina de un par de protuberancias. Han aparecido después de doblar el dispositivo. Al parecer, la instantánea ha sido capturada en una tienda minorista en Seúl. Su responsable ha indicado que todos los LG G Flex que han regresado a sus manos presentan esas pequeñas marcas sospechosas…

LG G Flex 01La problemática ha adquirido todaví­a más relevancia después de conocer la opinión de uno de los responsables de este proyecto en LG. Por lo visto, algunos directivos presentaron reticencias a la hora de sacar a relucir este dispositivo al mercado. Sabí­an, según parece, que el LG G Flex presentaba algunos problemas que el equipo de LG no notificó a los consumidores antes de entregarles el producto.

El caso es que al saltar la noticia, LG ha declarado que los componentes clave de este equipo (la cubierta de cristal, la pantalla OLED, la baterí­a o incluso el marco de la pieza) pueden sufrir daños estéticos tras aplicarse una fuerza excesiva y repetida sobre el equipo. Y aunque estos daños no se relacionan con el rendimiento del dispositivo, no parece lógico que un teléfono recién estrenado presente problemas de estas caracterí­sticas. ¿Será que tras el lanzamiento del Samsung Galaxy Round de su rival surcoreana, LG quiso ir demasiado deprisa?

En estas declaraciones, la compañí­a LG también ha indicado que estas pequeñas protuberancias desaparecerán con el tiempo. No obstante, aquellos usuarios que no quieran esperar para mantener su terminal intacto pueden deshacerse de estas marcas presionando con los dedos sobre cada uno de los puntos de la cubierta de vidrio. Tras unos instantes, deberí­an desaparecer. En pruebas realizadas por algunos expertos sobre el LG G Flex este fallo no fue detectado, aunque también es posible que estas marcas solo aparezcan tras un uso repetido.

Por el momento, el LG G Flex solo se comercializa en Corea. Desde noviembre de 2013, la compañí­a ha conseguido comercializar más de 13.000 unidades de este smartphone, aunque esta cifra podrí­a aumentar considerablemente en breve. Y es que, si los pronósticos no se tuercen, la firma LG tiene previsto dar a conocer el LG G Flex en Estados Unidos a través de las operadoras AT&T, Sprint y T-Mobile. Por ahora no hay noticias sobre un lanzamiento en España.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.